Archivo de la Categoría ‘Política Monetaria’

5
abr

Esta semana hemos conocido la balanza de pagos de España de enero de este año, los precios de los productos exportados y los datos de mercado de trabajo del mes pasado.

afiliadosssSon datos que certifican que en 2014 el crecimiento de la economía española será mayor que lo que preveían los expertos. Entre los datos de la balanza de pagos destaca especialmente la balanza comercial, gracias al aumento de las exportaciones a pesar de las complicaciones que atraviesan los mercados emergentes.

Aumentan las exportaciones

Según el Banco de España, el déficit comercial en enero de este año se redujo en un 29,5% con respecto a enero de 2013, y alcanzó los 2.057 millones de euros. Las importaciones aumentaron muy ligeramente (0,05%) y sumaron 20.938 millones de euros y las exportaciones crecieron un 4,8% hasta alcanzar los 18.882 millones de euros. Una tendencia que se mantuvo en febrero. Según, el “Informe de ventas, empleo y salarios en las grandes empresas” publicado este jueves por la Agencia Tributaria, las exportaciones crecieron también en febrero, aumentando el 3,6% (dos puntos superiores al dato observado en 2013).

En los dos primeros meses de 2014 el patrón comercial según el destino geográfico sigue siendo similar al del final del año 2013: subidas significativas de las exportaciones a los países de la Unión Europea (+8.2%) y una ligera caída de las exportaciones a países no comunitarios (-0.6%).

Por su parte la balanza de servicios sigue teniendo un comportamiento extraordinario. En enero arrojó un saldo positivo de 2.659 millones de euros, un 18,3% más que en el mismo mes del año pasado. El componente de ingresos por turismo y viajes (que supone el 34,5% del total de los ingresos por servicios) anotó un crecimiento del 7,6% con respecto a enero del año pasado. A este positivo comienzo del año se une el buen resultado del 2013. Según el Instituto de Estudios Turísticos el año pasado llegaron a España más de 60 millones de turistas extranjeros, un 5,6% más que el año anterior. Durante 2014 la tendencia creciente se mantiene y en el mes de enero nos visitaron 3 millones de turistas extranjeros, un 12% más que en el mismo mes del año 2013.

Por su parte, las exportaciones de servicios no turísticos, que son el 65,5% restante del total de los ingresos por servicios, experimentaron un crecimiento anual del 8,2% en enero de 2014. Por tanto, el conjunto de las exportaciones de bienes y servicios sigue aumentando rápidamente (5,8%). El incremento de estas exportaciones se debe a la mejora de la competitividad de nuestras empresas. La mayor competitividad queda reflejada en que, según publicó ayer el INE, la tasa anual del Índice de Precios de Exportación en el mes de febrero fue del -4,4%, nueve décimas inferior a la registrada en enero y la mayor disminución en los precios de los bienes que exportamos en toda la serie histórica. Una caída brutal que está permitiendo una mayor internacionalización de la economía española y que ha venido a quedarse, al menos en el medio plazo, por lo que prevemos que el aumento de las exportaciones proseguirá a lo largo del 2014 y también en el 2015.

Mejora el mercado laboral

Los buenos datos del sector exportador van de la mano de la mejora en el mercado laboral. El Ministerio de Empleo informó esta semana que en el mes de marzo la afiliación a la seguridad Social aumentó en 83.984 trabajadores, el mayor incremento mensual en un mes de marzo desde el año 2006. En términos desestacionalizados la afiliación aumentó en marzo por séptimo mes consecutivo y lo hizo en 25.475 trabajadores. Por su parte el paro registrado descendió en el mes de marzo de 2014 en 16.620 parados y hay que remontarse a 2006 para encontrar un mes de marzo más favorable. En términos desestacionalizados ya son ocho meses consecutivos de reducciones en el paro registrado.

Con esta información podemos sumar los datos del primer trimestre de este año. El resultado es un aumento del paro de 33.000 personas. Pero si se corrigen los efectos estacionales y de calendario, en vez de aumentar, el paro disminuye en 86.000; una reducción que es mayor que la del cuarto trimestre de 2013 en el que el paro se redujo en 23.017.

En cuanto a la afiliación, en el primer trimestre pasa algo parecido: se pierden 110.000 afiliados. Sin embargo, si se corrigen los efectos estacionales y de calendario, el panorama para el primer trimestre fue muy positivo: un aumento del empleo de 95.000 personas, lo que supone una mejora en relación con el crecimiento de 52.000 afiliados en el cuarto trimestre del año pasado.

Es bien sabido que los datos del mercado laboral del primer trimestre suelen ser malos por razones estacionales. Habrá que esperar al 29 de este mes para conocer la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2014 que es la mejor radiografía del mercado de trabajo. Pero cabe esperar que la EPA, que se presenta sin desestacionalizar, vaya en la misma dirección que los datos brutos de afiliación y paro registrado.

Teniendo en cuenta la información de esta semana es de esperar que durante el primer trimestre del año la economía española haya crecido un 0,4%, una décima más de lo que prevé el consenso de los analistas. Además, para el conjunto del año 2014 el crecimiento económico se aproximará al 1,5% (tal como preveíamos en estas mismas páginas el 18 de diciembre de 2013) y el mercado de trabajo tendrá una mejora sensible: se reducirán la población activa, el número de parados, la tasa de paro y la población que vive en España, sobre todo la extranjera. Y aumentará el empleo. Con la caída del paro disminuirá también el número de beneficiarios de las prestaciones por desempleo. La buena noticia es que menores prestaciones facilitarán la reducción del gasto público y por tanto del déficit y de los tipos de interés.

Bajan los tipos de interés

Precisamente el jueves, los tipos de interés de la deuda pública siguieron cayendo, como viene siendo habitual desde hace más de un año. El Tesoro vendió este jueves bonos a 5 años a unos costes de financiación históricamente bajos. Esta caída de los tipos está permitiendo que se retorne a una situación de normalización de los mercados monetarios y es una señal de que sigue aumentando la confianza en la economía española. Un dato: siguen creciendo a gran velocidad (18,5% anual) las compras de deuda pública por parte de los inversores internacionales. Los extranjeros poseen 251.900 millones de euros en deuda pública española, que es casi el 40% del saldo en circulación de bonos y obligaciones del Tesoro.

A estas muestras de confianza en la economía española se une la buena disposición del Banco Central Europeo (BCE) de introducir un programa de compra de deuda pública. Esto significa  una posible mayor demanda de bonos españoles provocada por las potenciales compras del BCE lo que otorga otro aumento de las cotizaciones de la deuda o, lo que es lo mismo, una bajada de los tipos de interés. Efectivamente los mercados reaccionaron ayer muy positivamente. El interés del bono a diez años bajó del 3,2% por primera vez desde el año 2005, y la prima de riesgo alcanzó los niveles más bajos de los últimos cuatro años, por debajo de los 160 puntos.

En resumen, los datos del mercado de trabajo del mes pasado fueron los mejores en un mes de marzo desde el año 2006. Este buen comportamiento del mercado laboral es coherente con un crecimiento de la economía española mayor del que preveían los expertos. El sector exterior sigue siendo el principal motor de ese crecimiento y parece muy probable que mantenga esta contribución positiva durante los próximos trimestres. Ya nadie duda de que las exportaciones son las grandes protagonistas de la salida de la crisis. Lo que se está traduciendo en un mayor crecimiento económico y del empleo, que es lo que deseamos todos.

Fuente: Rafael Pampillón Olmedo. “La recuperación está siendo más rápida de lo previsto”. Expansión. Sábado 5 de abril de 2014, página 47.

3
abr

Algo se mueve en el BCE

Escrito el 3 abril 2014 por José Ramón Diez Guijarro en Política Monetaria, Unión Europea

Poco a poco y, por tanto, con menos rapidez de lo deseable, el BCE se va adaptando a un contexto económico y financiero muy diferente al del momento de su creación. Ni los problemas son parecidos después de una crisis económica que ha provocado cambios estructurales en el funcionamiento de los mecanismos de transmisión de la política monetaria, ni los objetivos y la estrategia del BCE tendrán nada que ver a partir de ahora con los de las última décadas. Desde el inicio de la crisis, la autoridad monetaria europea ha tenido que afrontar una ampliación de sus objetivos, incluyendo ahora la estabilidad financiera, lo que implica asumir nuevas funciones, la más importante de las cuales ha sido el mecanismo de supervisión de las grandes entidades financieras.

Es un proceso nada sencillo, especialmente por el inmovilismo tradicional que han mantenido en materia de política monetaria los países centrales de Europa, liderados por un Bundesbank todavía impregnado por la filosofía del “marco fuerte”. Sin embargo, la aparición del riesgo de deflación en el escenario y las respuestas mucho más rápidas, flexibles y exitosas de los bancos centrales anglosajones al nuevo entorno financiero (de hecho ya se están planteando posibles subidas de tipos de interés), parece que están acelerando los cambios en el BCE. Por tanto, en el lento proceso “adaptativo” del BCE, en las últimas semanas se empiezan a vislumbrar cambios importantes. Por ejemplo, el presidente del Bundesbank reconoció hace unos días que no se debe descartar la utilización de herramientas no convencionales en caso de necesidad.

Algo que también se ha percibido en la reunión del Consejo del BCE celebrada esta tarde. Aunque considera que el riesgo de deflación es reducido y no ha aumentado, valoración en la que coincidimos, el BCE ha dado claras muestras de estar dispuesto a adoptar nuevas medidas, tanto convencionales como no convencionales, es decir, poner en marcha un programa de compra de activos.

El efecto Semana Santa, dado el presumible impacto que ha tenido en forma de un descenso de la inflación en el mes de marzo, aumenta la relevancia del dato de IPC de abril: si no se produce una corrección de dicho efecto, la probabilidad de que el BCE adopte nuevas medidas ya en su próxima reunión sería muy elevada. En cualquier caso, consideramos que los datos de inflación de los próximos 3 meses van a ser cruciales para la definición de la orientación futura de la política monetaria de la UEM.

Hasta ahora el BCE ha reflejado un comportamiento asimétrico con las desviaciones respecto a su objetivo de inflación, mostrándose más benevolente cuando cae a niveles muy bajos. Sin embargo, todo parece indicar que esto podría empezar a cambiar, habiéndose construido un consenso para el uso de medidas no convencionales.

También se detecta un cambio en la preocupación del BCE por el tipo de cambio, dado su efecto sobre las condiciones monetarias y, por tanto, sobre el escenario económico. Aunque, la instrumentación de la política monetaria de la Fed (actualmente, es más probable que se adelanten las perspectivas de subidas de tipos que se retrasen) debería favorecer una depreciación del euro frente al dólar, sin que el BCE tuviese que adoptar medidas adicionales.

En definitiva, algo se mueve en el BCE, aunque hoy no lo hayan hecho los tipos oficiales. Ello no implica que con toda seguridad vayamos a ver tipos de interés negativos o compras de deuda, todo dependerá de la evolución de la inflación en la zona euro en los próximos meses y del comportamiento del tipo de cambio. Pero lo que sí parece es que poco a poco se está produciendo un cambio de filosofía en el BCE.

2
abr

BCE: en busca del mal menor

Escrito el 2 abril 2014 por Antonio Zamora en Política Monetaria, Unión Europea

La reunión de política monetaria de mañana ofrece al Consejo de Gobierno del BCE una nueva oportunidad para una acción expansiva que el mercado esperaba en marzo y que ahora duda en anticipar, por más que empiece a pedirse con insistencia desde instancias políticas. Si bien niveles de tipos más bajos en el mercado monetario son perfectamente justificables desde un punto de vista teórico, el BCE puede volver a considerar que dejar las cosas como están es aún el menor de los males. Seguir leyendo…

21
mar

Como hemos comentado en este blog, la economía de Argentina no evoluciona positivamente; pero hay algunos indicadores que podrían señalar una cierta mejora de su política económica.

Un cambio muy destacado ha sido la nueva estimación de la inflación que realizó en enero el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).argentijna 33

Seguir leyendo…

20
feb

Los bancos centrales (BC) llevan tiempo inyectando ingentes cantidades de liquidez - aumentos brutales de Base Monetaria (BM) – en sus economías. Como puedes ver en el gráfico 1 la BM de todos estos BC sigue creciendo. Los distintos BC están inyectando liquidez al sistema, es decir, aumentando la BM por todas las vías posibles: dando crédito a los bancos comerciales y comprando títulos públicos y privados en el mercado (operaciones de mercado abierto). Pero mientras la FED ha hinchado su balance comprando bonos del Tesoro estadounidense (ver gráfico 2),  el BCE, en cambio, ha optado por los créditos al sistema bancario. Seguir leyendo…

20
feb

Base mONETARIA

En el primer cuadro se puede observar la impresionante creación de Base Monetaria  por parte de los Bancos Centrales y la espectacular caída de la velcidad de circulación del dinero (raya amarilla).

Seguir leyendo…

16
feb

La desinflación en España

El INE publicó ayer el comportamiento del Índice de Precios de Consumo (IPC) del mes de enero. En España el crecimiento de los precios en los doce últimos meses (febrero de 2013 a enero de 2014) fue solo del 0,2%, una décima menos que el mes anterior y la tasa más baja registrada por el IPC en un mes de enero. Se encadenan así cinco meses seguidos con tasas interanuales muy bajas: inferiores al 0,4%.

Esta situación de estancamiento de los precios, que parece, además, que continuará durante este año, viene favorecida por varios motivos:

a) Un crecimiento todavía muy débil en la demanda de bienes de consumo. En ese entorno muy competitivo en que se desenvuelven nuestras empresas una de las maneras que tienen para conseguir más ventas es mantener o reducir los precios. Y es preciso para ello reducir costes, también los energéticos y los laborales. Desde el año 2010, año tras año, los costes laborales por unidad de producto han ido cayendo hasta acumular una caída del 8,5%.

b) La caída de los precios del petróleo que afecta directamente a los precios del transporte a través del descenso de los precios de carburantes y lubricantes.

c) Los menores precios de los bienes de consumo importados (-1,5% a lo largo de 2013). Tendencia que se mantendrá todavía más en el futuro como consecuencia de las depreciaciones que se están produciendo en las divisas de muchos países emergentes a los que compramos, lo que significa importar a precios más bajos.

Foto: Impresora fabricando billetes de 5 euros

fABRICACION EUROS

Seguir leyendo…

3
feb

Estados Unidos: desempleo y política monetaria

Escrito el 3 febrero 2014 por Rafael Pampillón en Economía de EEUU, Política Monetaria

En sus tres años como segunda de a bordo en la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen se preocupó constantemente por el alto desempleo del país y defendió políticas para tratar de reducirlo. Después de que asuma hoy la presidencia del banco central (FED), una nueva pregunta acaparará su agenda casi de inmediato:

¿Por qué está cayendo el desempleo con tanta velocidad y qué debería hacer, o no hacer, la FED al respecto?

La tasa de desempleo en EEUU fue de 6,7% en diciembre y el Departamento de Trabajo publicará el viernes las cifras de enero. La FED ha dicho desde diciembre de 2012 que no consideraría elevar las tasas de interés a corto plazo (que están cerca de cero) hasta que el desempleo caiga a por lo menos 6,5%.

Seguir leyendo…

10
ene

1 de enero: Letonia se ha incorporado al euro

Escrito el 10 enero 2014 por Rafael Pampillón en Política Monetaria, Unión Europea

En el primer día de este nuevo año 2014, 2,3 millones de personas más han comenzado a utilizar el euro: Letonia se ha incorporado a la Unión Económica y Monetaria europea (UEM).

De ese modo, es ya la cuarta república ex soviética de la UE que adopta la moneda única; después de Estonia hace 3 años, Eslovaquia en el 2009 y Eslovenia, la primera de todas ellas en el año 2007.

Este proceso comenzó el pasado 5 de marzo con la presentación ante la Comisión Europea de la solicitud formal de adhesión al euro que estuvo acompañada por los buenos resultados derivados de un importante progreso de su situación macroeconómica. Seguir leyendo…

9
ene

El BCE inicia el año sin cambios

Escrito el 9 enero 2014 por José Ramón Diez Guijarro en Política Monetaria, Unión Europea

El BCE ha mantenido sin cambios el tipo repo en el mínimo histórico del 0,25%. Igualmente, deja en el 0% el tipo de las facilidades de depósito y en el 0,75% el tipo de las facilidades de crédito. Del comunicado y rueda de prensa posterior de Draghi lo más destacable ha sido lo siguiente.

- Inflación. Las expectativas están firmemente ancladas y las presiones sobre los precios se mantienen contenidas. La UEM afronta un periodo prolongado de baja inflación (al menos dos años) y, posteriormente, una aproximación hacia el objetivo del 2%.
- Crecimiento. Los últimos indicadores muestran una mejora, pero el ritmo de crecimiento va a ser lento. Señala que la economía de la UEM se podría beneficiar de la mejora de las exportaciones. En todo caso, insiste, los riesgos son a la baja. También se ha mostrado muy cauteloso en afirmar que la crisis de la eurozona haya acabado.
- Tono de la política monetaria. Enfatiza que se mantendrá acomodaticia tanto tiempo como sea necesario.
- Medidas alternativas. Recalca que siguen considerando y discutiendo todas las herramientas disponibles y las utilizarán sin son necesarias. Señala dos circunstancias que les impulsarían a actuar: i) una subida no justificada de los tipos monetarios, y ii) un deterioro en las perspectivas de inflación.
- Nivel de tipos de interés. Se mantienen vigilantes respecto a las condiciones del mercado monetario. Comenta que es difícil establecer una relación clara entre el nivel de exceso de liquidez y el tipo de interés Eonia.
- Crédito. Su evolución refleja las débiles condiciones económicas, el riesgo de solvencia y la tendencia hacia el desapalancamiento.
- Fragmentación de mercados. Aún debe reducirse el grado de fragmentación.

Por tanto, hemos asistido a una reunión de trámite del BCE. No ha habido cambios, como se esperaba, pero tampoco ha aportado nuevos elementos al análisis. A pesar de ello, creemos que el mensaje y el tono del discurso de Draghi refuerzan el tono acomodaticio de su política monetaria. Por otra parte, observamos un deseo del BCE de transmitir una imagen de activismo, en el sentido de que tiene margen de actuación y que está dispuesto a utilizarlo si es necesario. También trata de dar mayor protagonismo a su forward guidance. Con ello demuestra que va a hacer de ésta una herramienta importante en la gestión de la política monetaria para mantener bajo control la curva de tipos. Pero teniendo en cuenta los resultados de las subastas de bonos de los periféricos esta semana (Irlanda, España) y las consecuencias que pueden tener en una reducción de la fragmentación en la eurozona y, por tanto, en la estabilidad financiera, de momento, el BCE se dedicará los próximos meses a “esperar y ver”.

8
ene

Mañana se reúne el Consejo de Gobierno del BCE y no parece probable que se anuncien por el momento nuevas medidas de política monetaria. El último recorte de tipos (noviembre) está aún muy próximo y los datos de actividad conocidos desde entonces han sido coherentes con la hipótesis de una suave reactivación de la región y, en particular, con la posibilidad de que un crecimiento real cercano al 0,3% en el tercer trimestre del año desde el 0,1% del trimestre anterior. Seguir leyendo…

1 2 3 22