Archivo de la Categoría ‘Economía Global’

19
oct

En los últimos días se han producido turbulencias importantes en los mercados financieros internacionales que presagiaban que la economía europea podría entrar de nuevo en una recesión. Sería la tercera desde que comenzó la crisis. De ahí que el martes de esta semana se reuniera el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la Unión Europea (ECOFIN) para buscar soluciones que permitieran mejorar el crecimiento económico europeo. Además, los últimos datos de Alemania son inquietantes: la producción industrial cayó considerablemente en el mes de agosto y en octubre la confianza de los inversores se volvió a deteriorar.

Por su parte, Francia está reclamando a la Unión Europea (UE) una mayor flexibilidad para incrementar su gasto público, sobre todo en inversiones en infraestructuras, como medio para generar crecimiento económico. Algo que podría también aplicar la economía italiana que también tiene serias dificultades en su crecimiento. Efectivamente, en los últimos trimestres se observaba que la economía de la zona del euro seguía una tendencia de crecimiento positivo impulsado por sus cuatro grandes países Alemania, Francia, Italia y España. Ahora el problema es que en el segundo trimestre de este año Alemania va para atrás (-0,2% de crecimiento del PIB), Francia se ha estancado (0%) e Italia sigue cayendo (-0,2%, la segunda caída trimestral). Sólo España ha mejorado su producción con un crecimiento del PIB del 0,6%.

barco 3A pesar de los problemas que sufre Europa, la economía mundial sigue avanzando. Los países emergentes continúan teniendo previsiones de crecimiento cada vez mayores, como indicó la semana pasada el FMI, a la vez que Estados Unidos se está fortaleciendo con rapidez principalmente por el buen comportamiento del sector energético y manufacturero. Hay pocas dudas sobre la solidez de los cimientos de la recuperación económica global. Sin embargo, la UE, una vez más, se está quedando rezagada del resto del Mundo. Lo que viene certificado, por ejemplo, por los datos de producción industrial.

Efectivamente, esta semana hemos conocido los datos de producción industrial de la UE y de EEUU, que muestran como, desde 1980, la economía estadounidense no da síntomas de agotamiento y continúa liderando la industria mundial. La producción industrial de EEUU creció un 1% en septiembre lo que supone un crecimiento del 3,2% anual en el tercer trimestre. En cambio la producción de las fábricas de la zona del euro cayó en agosto un 1,8% desestacionalizado y acumula una caída anual del 1,9%. Estos datos, junto a otros indicadores de coyuntura, muestran que mientras Europa no es capaza de crear empleo, se desindustrializa y su sector industrial pierde peso en el PIB, EEUU se reindustrializa, genera empleo y su industria gana participación en su PIB.

El peligro de la deflación

Este enfriamiento de la economía europea procede en buena medida de la contracción de la demanda interna lo que está afectando negativamente a la evolución de los precios. En septiembre la inflación de la zona del euro continuó disminuyendo hasta alcanzar el 0,3% anual, el menor valor desde octubre de 2009 y una señal preocupante de estar muy cerca de la deflación. Las empresas europeas deberían aprovechar más este estancamiento de los precios para ganar en competitividad y aumentar su producción industrial, las exportaciones y el empleo. Los gobiernos, por su parte, deberían incrementar la inversión pública. De no seguir este camino la demanda interna seguirá sin recuperarse, las expectativas de crecimiento económico se deteriorarán y los precios seguirán sin aumentar, con el riesgo de que la deflación se materialice.

La deflación no sólo iría acompañada por la menor demanda interna, sino también por un aumento en el nivel de desempleo. Algo que a la zona del euro con un 11,5% de paro no le conviene y mucho menos a España con un desempleo 24,5%. En el caso de que la Eurozona entrase en deflación (se espera que la inflación sea inferior al 1% en el año 2015), se desencadenaría un círculo vicioso en el que se desplomarían los precios y se reduciría el beneficio empresarial mientras que los costes, que son más rígidos a la baja, no lo harían. La consecuencia es una caída de la inversión y del empleo. A su vez un menor empleo también contrae la masa salarial y la demanda de consumo, es decir, las ventas disminuyen más todavía y con ellas, las inversiones. Y el ciclo vuelve a empezar. Además, los consumidores posponen sus compras en espera de que los precios bajen más todavía y, por el mismo motivo, las empresas continúan reduciendo sus inversiones. Esto es lo que puede comenzar a suceder en la eurozona: menor demanda, menor inversión, elevado nivel de desempleo y una tendencia a la baja en el nivel de precios.

Alemania frente a Francia

Parece, por tanto, necesario dinamizar la economía; el ECOFIN ha recomendado aumentar la inversión pública (y también privada). Una iniciativa en la línea propuesta por el FMI sobre la renovación de infraestructuras europeas. Esta nueva orientación de la política fiscal es muy necesaria ya que favorece la necesaria modernización del capital social que es un paso fundamental para mejorar la competitividad de la zona del euro.

Sin embargo, la canciller alemana, Ángela Merkel, no ha tardado en manifestar su profundo descontento con esta medida expansiva de la demanda agregada. Durante los últimos años la economía alemana ha sido el motor de crecimiento de la zona del euro y un referente en las propuestas de austeridad durante la crisis. Pero ahora Alemania también está asustada. En agosto los datos de su industria no fueron buenos. La producción industrial del mes cayó un 4,3% y las previsiones futuras, es decir, los pedidos del sector industrial, disminuyeron  un 5,7%. Y el índice de confianza empresarial ZEW retrocedía hasta su nivel más bajo desde junio de 2010. Como consecuencia de estos síntomas de debilidada se ha hecho una revisión a la baja del crecimiento económico para el año 2015: un 1,3% (frente al estimado inicialmente de un 2%).

A pesar de estos  malos datos de coyuntura Alemania sigue siendo el líder y el motor de la economía europea. En julio su tasa de paro fue solo del 4,9%, las exportaciones alcanzaron en julio un nuevo máximo histórico, un incremento del 8,5% y se espera un crecimiento del consumo de las familias del 1% trimestral en el tercer trimestre

No obstante, Merkel, aún previendo un superávit por cuenta corriente del 7% para este año, se opone tajantemente a ningún tipo de flexibilidad para ampliar el gasto público. Algo que no sólo le permitiría renovar sus deterioradas infraestructuras, sino que también ayudaría a Francia y al resto de la zona del euro a salir del estancamiento.

Situación que vuelve a poner de manifiesto la necesidad de una mayor unidad de la política fiscal europea. De momento no todos estamos “remando” en la misma dirección sino que cada gobierno aplica su propia política fiscal, la que cree que le reportará mayores beneficios. Así, ante el planteamiento inflexible de Alemania, Francia ha decidido no cumplir el objetivo de déficit (el 3%) hasta el año 2017, dos años más tarde de lo pactado. Asimismo, Italia continuará aumentando el gasto público e incentivará su actividad económica recortando impuestos. El objetivo de Francia e Italia está claro, aumentar la demanda interna y evitar la deflación que como hemos visto podría desencadenar una nueva recesión en Europa. En este sentido, los anuncios de cambios en la política económica de Francia e Italia deberían abonar el terreno para un cambio de postura en Alemania.

Política monetaria

En medio de esta lucha a dos bandos entre la austeridad de Alemania y la mayor flexibilidad de Francia se encuentra el Banco Central Europeo (BCE) que, habiendo agotado las medidas clásicas de activación económica, sólo le queda aplicar políticas más heterodoxas, la expansión cuantitativa (QE por sus siglas en inglés) de su balance a través de la compra de deuda pública en el mercado secundario. El BCE, mientras piensa si dispara o no este último cartucho (QE), sigue tomando medidas para asegurar la liquidez, solidez y estabilidad del sistema financiero. Ha reducido sistemáticamente los tipos de interés y ha comenzado un ambicioso programa crédito al sistema bancario para que éste facilite el acceso a la financiación de las PYMES. Sin embargo, parece que estas medidas no son suficientes. Por tanto, la única opción que le queda es comenzar un proceso de flexibilización cuantitativa (QE) para inyectar todavía más liquidez al sistema también para elevar la inflación hasta situarle cerca del 2%. Incluso Alemania está de acuerdo en alcanzar ese objetivo.

Como afecta a España

Toda esta situación genera consecuencias negativas para la economía española. Nuestro país ha llevado a cabo importantes reformas y ahora se encuentra en el camino de la recuperación. La demanda interna se está consolidando y la subasta del Tesoro de esta semana ha hecho frente a la coyuntura europea con éxito. España ya ha cubierto el 83% de sus necesidades de financiación de este año y lo ha hecho a menores costes que el año pasado.

Seguimos adelante, pero nuestras exportaciones y la producción industrial acusan el debilitamiento de nuestros socios. Al fin y al cabo nuestro primer cliente comercial es Francia y el segundo Alemania. Durante el mes de agosto las exportaciones descendieron al mayor ritmo de los últimos cinco años (un 5,1% anual), mientras que las importaciones aumentaron muy poco (0,5%).

En definitiva, Europa y España necesitan “poner toda la carne en el asador” para seguir en el camino de la recuperación económica. El BCE está contribuyendo a ello y el mes que viene se pone en marcha el Mecanismo Único de Supervisión bancaria (MUS) por el que el BCE vigilará el buen funcionamiento del sistema financiero. En la medida en que este instrumento supervisor mejore la eficacia y la solvencia de las entidades de crédito aumentará la confianza de los inversores y de los ahorradores en la banca de Unión Económica y Monetaria.

La situación que hemos vivido esta semana nos recuerda a la que vivimos un poco antes de los años más graves de la crisis. De ahí que para que la “sangre no llegue al río” se precisa continuar realizando importantes reformas estructurales. Es decir, las medidas no sólo tienen que venir de fuera sino que los propios países del euro tienen que resolver con políticas propias los problemas de fondo. Probablemente el principal problema a solucionar sea el deterioro del mercado laboral. Aumentando la flexibilidad del mercado de trabajo, tal como ha hecho España, aumentaría el empleo, la demanda interna, el crecimiento económico y se dejaría atrás el riesgo de deflación.

Por su parte, los incentivos a la inversión en infraestructuras ayudarán a renovar el proceso productivo y mejorarán la competitividad de los productos europeos. Finalmente, el sector público debe continuar realizando ajustes para conseguir que su tamaño no exceda a las necesidades reales de los ciudadanos. Si se ponen en marcha las reformas estructurales pendientes y las políticas fiscales adecuadas podemos esperar que Europa supere este bache y continúe saliendo de una crisis que ya ha durado demasiado.

Fuente: Rafael Pampillón y Cristina Mª de Haro “Vientos de recesión en la vieja Europa“. Expansión. 18 de octubre de 2014; páginas 30 y 31.

18
oct

¿Qué pasa con Francia?

Escrito el 18 octubre 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

El PIB francés ha pasado del 2.1 del 2011, al 0,4 de los dos años siguientes, con un crecimiento esperado el año en curso del 0,7% y en el 2015 del 0,8%.  Es decir, cuatro años con un crecimiento por debajo del 1%.  Están alarmados por el alto nivel de desempleo, superior al 10%, muy similar al del 2013.  Las primeras  alarmas se encendieron tras el primer trimestre del 2014 cuando el consumo privado, que hasta entonces había demostrado ser sostenido por estabilizadores como la actualización de los salarios, registro la mayor caída en dos años.  La inversión empresarial se mantiene en niveles  débiles, a pesar de contar con condiciones de crédito sensiblemente más ventajosos que en otros muchos países de la eurozona, la austeridad fiscal no impulsa la actividad económica y la deuda pública se acerca al 100% del PIB con un déficit gubernamental del 4% y finalmente las exportaciones se encuentran afectadas negativamente por la falta de competitividad.   Es decir, analizando los cuatro componentes del PIB vemos que es muy difícil esperar que alguno de ellos sirva de arrastre en el corto plazo1367860185716hollandedn

La realidad es que mientras el resto de los países del resto de Europa han pasado por ajustes de los costes laborales y saneamiento del sector bancario, Francia, no hizo nada.  ¿Por qué?  Quizás porque aparentemente no hacia ninguna falta.  Si frente a la situación de España, Portugal e Italia, tienes ante ti, un país con grupos industriales internacionales, una población preparada, con una demografía muy dinámica, alto nivel de ahorro, bajo nivel de deuda de las familias, un sector bancario fuerte y uno de los principales destinos turísticos mundiales, la pregunta a hacerse en el 2009 -2010 fue ¿Por qué apretarse el cinturón si nuestra liga es la de Alemania y no la de los países del Sur de Europa?

Cuatro años después, la situación es que España, Portugal o Italia han logrado incrementar sus exportaciones, sensiblemente, al ganar competitividad mediante el ajuste de una devaluación interna y Francia ve como sus ventas exteriores pierden cuota al no haber realizado ningún ajuste.  El enorme peso del Gasto Público (57% de PIB) supone una alta y constante carga impositiva que se traduce en descontento popular.  ¿Sigue buscando el partido socialista francés motivos de la victoria del Frente Nacional en las últimas elecciones europeas?

Los próximos 12 meses serán muy importantes para ver si las medidas del gobierno de Hollande cambian la tendencia actual , frenan la caída de votos de su partido, dan estabilidad a su gobierno , simplifican el complejo regimen fiscal del país y  demuestran que además de la reducción del gasto público puede logar el crecimiento

12
oct

Este fin de semana, como es habitual por estas fechas el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial están teniendo su reunión anual, esta vez en Washington, para estudiar el comportamiento de la economía mundial. Coincidiendo con la reunión, el FMI publicó esta semana la edición de octubre del informe “World Economic Outlook” en la que desgraciadamente ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento económico mundial que hizo en el mes de julio. Para este año 2014 el crecimiento económico global se estima en un 3,3% anual, el mismo que el año pasado. Sin embargo, el crecimiento económico mundial aumentará y en el próximo año 2015 se espera un crecimiento del PIB mundial del 3,8%. Será el resultado del crecimiento del 2,3% de los países avanzados y del 5% en los países emergentes.

A pesar de este mayor crecimiento la directora del FMI, Christine Lagarde, ha señalado que Europa puede caer en una “era de la mediocridad”. Ello se debe a que el crecimiento europeo se está debilitando y tiene importantes amenazas como son el alto nivel de endeudamiento, el grave deterioro del mercado laboral y la falta de crédito para las empresas.

Por el contrario, otros países compensan la difícil situación europea. Este es el caso de Estados Unidos, donde se espera un aumento del PIB del 3,1% en el año 2015, o el de México (3,5%). Por regiones, Asia es la que más avanzará. Así, el grupo asiático ASEAN (Filipinas, Indonesia, Malasia, Tailandia y Vietnam) espera uno de los crecimientos económicos más destacados del mundo junto con India y China.

Los BRICS

Dentro del grupo de los países emergentes, los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) avanzan, aunque lo hacen de forma desigual. Así, Rusia y Brasil crecerán más moderadamente en 2015 (0,5% y 1,4% respectivamente), Sudáfrica superará a ambos (2,3%) y China continuará creciendo como lo lleva haciendo en los últimos años, aunque en esta ocasión disminuirá ligeramente su velocidad (7,1% previsto en 2015 frente al 7,4% de 2014). En esta ocasión la sorpresa es India, que crecerá más rápidamente y acelerará el proceso de convergencia con China: el FMI prevé que la economía india crezca un 6,4% en 2015.

América Latina

Para América Latina y el Caribe el FMI espera que se produzca un aumento del PIB del 2,2% en 2015, pero este crecimiento no será homogéneo. Algunos países tendrán importantes crecimientos económicos, como podrá suceder en Panamá (6,4%), Perú (5,1%), Colombia (4,5%), México (3,5%) o Chile (3,3%), mientras que otros continuarán con crecimientos económicos negativos: es el caso de Argentina (-1,5%) y Venezuela (-1%).

Esta dualidad de comportamiento en América Latina nos muestra, una vez más, que las economías se benefician cuando existe un buen nivel de seguridad jurídica y se siguen políticas económicas ortodoxas. No debemos olvidar que las buenas políticas y la mejora de las instituciones son factores diferenciales a la hora de atraer capital extranjero y alcanzar así tasas de crecimiento más altas. Además el aumento de la inversión, tanto extranjera como nacional, favorece el avance de la tecnología y aporta nuevas habilidades organizativas que impulsan una mayor eficiencia económica.

Por el contrario, en los países en los que los gobiernos hacen malas políticas y hay inseguridad jurídica la inversión empresarial se retrae y la competitividad sufre pérdidas significativas. No es casualidad que en el Informe de Competitividad Mundial para el año 2015 del World Economic Forum, Venezuela y Argentina ocupen las posiciones 131 y 104 respectivamente de un total de 144 países, es decir, su competitividad es muy baja. Otros países latinoamericanos con una gestión de las políticas públicas más adecuada han tenido mejores resultados en la clasificación como, por ejemplo, Chile en la posición 33, México en la 61 o Perú en el puesto 66.

Estados Unidos

Durante el próximo año la economía estadounidense volverá a ser uno de los motores del crecimiento económico mundial. Desde el año 2010 la economía de EEUU ha alcanzado tasas de crecimientos cada vez más altas. Y es, además, una de las pocas economías, junto con la española, en las que el FMI ha revisada al alza su tasa de crecimiento. El FMI, considera que EEUU crecerá un 2,2% este año (un 0,5% más que lo anunciado en verano) y un 3,1% en 2015. Este excelente comportamiento está permitiendo que el mercado laboral estadounidense sea en la actualidad uno los que tiene mejor comportamiento, con una tasa de paro del 5,9% en el mes de septiembre (frente al 11,5% de la zona del euro).

Europa

El FMI señala a la zona del euro como la única región del mundo con un 30% de probabilidad de entrar en deflación: lleva demasiado tiempo con un crecimiento de sus precios excesivamente bajo. Otro escenario que se está planteando es la posibilidad de que la salida de la crisis no haya llegado todavía. Ante esto el FMI expresa su preocupación sobre la entrada en una nueva recesión: le da una probabilidad del 38%. Si fuera así la zona del euro volvería a tener tasas de crecimiento del PIB negativas durante un periodo prolongado de tiempo. En definitiva, en esta ocasión las perspectivas para la zona del euro no son muy halagüeñas y la convierten en la región del mundo con un mayor riesgo de deflación y de recesión.

Esta situación vendría agravada porque las malas previsiones económicas tienen el riesgo de que se autocumplan. Como bien ha dicho Christine Lagarde, si las empresas esperan un crecimiento económico muy bajo tendrán menos incentivos para aumentar su actividad, especialmente las inversiones. Esto provocaría que las empresas no renovasen su aparato productivo y perdiesen competitividad.

Renovación de infraestructuras

La solución que da el FMI a este problema es el aumento de la inversión pública. Para el Fondo este es un buen momento para que Europa aumente el gasto en infraestructuras. La institución considera que el sector público debe aprovechar el momento para invertir, ya que 1) los tipos de interés son muy reducidos, por lo que la financiación es barata, 2) se fortalecería la demanda interna lo que impulsaría la producción y el empleo, y 3) se solucionarían los problemas de oferta causados por infraestructuras deficientes; es decir, el mayor gasto en carreteras, autopistas de peaje, infraestructuras hidráulicas y ferrocarriles mejoraría la productividad.

En Alemania, la primera economía europea y la cuarta del mundo, la producción industrial ha entrado en tasas de crecimiento negativas y, dado el mal estado de sus infraestructuras, necesitaría realizar obras públicas para mejorar su competitividad. Alemania no tiene problemas de financiación, tiene una deuda muy baja y los tipos de interés a los que se financia su sector público son prácticamente nulos. Esa política de mejora de las infraestructuras daría más confianza a los inversores y mostraría que se avanza en el camino de la construcción de una Europa más fuerte.

Este mayor gasto también dinamizaría el crecimiento económico por el efecto de los multiplicadores. El FMI ha estimado que un aumento del 1% del gasto público en inversión pública podría aumentar el PIB entre un 0,4% y un 1,5% en sólo cuatro años, siendo su impacto mayor en aquellas economías que se encuentren más lejos de su tasa de crecimiento potencial.

En conclusión, según las previsiones del FMI la economía mundial crecerá más el año que viene que este año, lo que puede favorecer y animar la actual fase de recuperación de la economía española. Existen, sin embargo, riesgos. El más importante es el enfriamiento de la economía europea: durante el segundo trimestre de este año el crecimiento económico de la zona del euro fue nulo. Los indicadores económicos de Europa para el tercer trimestre son también decepcionantes.

Para poder reactivar la economía europea harían falta, junto con políticas monetarias y fiscales acertadas, como podría ser la mejora de las infraestructuras, reformas estructurales (mercado laboral, pensiones y redimensionamiento del sector público) especialmente en Francia e Italia. Para poder crecer es preciso que la eurozona siga reduciendo los costes laborales, sociales, financieros y fiscales que soportan sus empresas y que las hace ser menos competitivas en los mercados internacionales. De ahí que Europa deba seguir promocionando la cultura de la competencia.Sin reformas estructurales la zona del euro puede seguir estancada durante años.

Fuente: Rafael Pampillón y Cristina Mª de Haro “PERSPECTIVAS ECONÓMICAS PARA EL AÑO 2015″. Expansión. 11 de octubre de 2014; página 42.

11
oct

Cómo varía el crecimiento económico mundial

Escrito el 11 octubre 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

Si hubiese que poner algún adjetivo a la crisis económica que comenzó en agosto del 2007 en Estados Unidos sería quizás Global. A lo largo del 2008 la crisis financiera se expandió por todo el globo que llevó al nefasto 2009, en el que, por primera y última vez en décadas el PIB mundial se redujo. Es decir la situación afecto con especial virulencia a las economías occidentales pero a nivel mundial la mayor parte de los países se vieron afectados

A partir del 2011 escuchamos con insistencia el término “decoupling” para identificar el desdoblamiento entre el escaso crecimiento económico de los países de renta per cápita alta y el fuerte crecimiento de las economías emergentes lideradas por países como China, India o México.

A escasas semanas para el fin del año, se observa como para el 2015 sigue en marcha una recuperación mundial desigual. Las economías desarrolladas siguen arrastrando los efectos de la crisis de hace seis años, que se refleja principalmente en un alto nivel de endeudamiento privado y público y los mercados emergentes se están ajustando a tasas de crecimiento económico más bajas que las alcanzadas durante los años previos a la crisis y la recuperación de los años posteriores. Se puede comprobar como a nivel general, el ritmo de recuperación varía cada vez más según el país: Brasil y Rusia se ralentizan, lo mismo que Japón o Francia, Los Emiratos Árabes se consolidan y crecen , igual que Estados Unidos o Alemania.Crecimiento Economico

En las economías avanzadas, se necesita el respaldo continuo de la política monetaria y en los mercados emergentes el margen para respaldar el crecimiento es limitado en los países con vulnerabilidades externas como los déficits de cuenta corriente, cada vez más frecuentes en países como Brasil, India o China.  Sin perder de vista la agudización de los riesgos geopolíticos que incluyen la tensión internacionale entre Ucrania y Rusia ola agitación en Oriente Medio

En definitiva nos espera un periodo de crecimiento más heterogéneo, caso a caso en el que sólo aquellos países que hagan frente a reformas estructurales, lograrán afianzar un crecimiento sostenible

 

16
ago

Qué podemos aprender de Japón

Escrito el 16 agosto 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

Tras un 2013 con un robusto crecimiento del consumo (+1,6%) y un incremento de las exportaciones que condujo al PIB al 1,5%; el Primer Ministro Shinzo Abe se marcó como objetivo combatir la deflación y la apreciación del yen.

Tras 7 primeros ministros en 7 años, Shinzo Abe llego al cargo por segunda vez a finales del 2012.  Su política económica ha dado incluso lugar al acrónimo, ABECONOMICS.

¿Cuál es el resultado?  Si bien los dos puntos señalados, lograr inflación y depreciar la moneda local, se han logrado, el país tiene ahora mismo la mayor deuda pública del mundo (a finales del 2014 se espera una cifra en torno al 245,3% del PIB).  La única razón por la que esta situación se mantiene es porque el 90% de esta enorme deuda se mantiene en manos de inversores nacionales.  Las Abeconomics se sustentaban en una política monetaria y de gasto expansiva y la ejecución de reformas estructurales.  Este último objetivo, igual que en otras economías europeas, sigue pendiente de ponerse en marcha.JAPON

Para los que abogan por la devaluación de la moneda local para incrementar las exportaciones, hay que señalar que la inflación lograda por Japón (primera subida en tres lustros) no se basa en un crecimiento sólido sino en un encarecimiento de las importaciones.  Los datos del segundo trimestre del 2014 muestran la mayor caída de la economía desde el seísmo del 2011.  Y la principal razón ha sido la caída en el consumo tras la subida del IVA del 5 al 8% el pasado mes de Abril.

En definitiva, cuando una economía trata de salir de una crisis con aumento del gasto público y endeudamiento, subiendo impuestos y no atajando los problemas estructurales, el resultado es poco sorprendente: tras un periodo breve de crecimiento motivado por el incremento de obras y gasto público vuelve el estancamiento. Si Japón no tuviese una basa tan amplia de inversores nacionales y un concepto tan sólido de país, hace tiempo que tendría serios problemas con su deuda

23
jul

Atentos a la Reserva Federal

Escrito el 23 julio 2014 por José Ramón Diez Guijarro en Economía de EEUU, Economía Global, Política Monetaria

Los problemas del Banco Espirito Santo en Portugal y el aumento de la inestabilidad geopolítica han provocado en las últimas semanas un aumento de la volatilidad en los mercados financieros y una búsqueda de activos refugio que ha vuelto a beneficiar especialmente a los bonos de EEUU y de los países centrales de la zona euro.

En un mercado con baja volatilidad, valoraciones ajustadas e importantes plusvalías latentes es normal que, ante el mínimo shock, se produzcan correcciones en los precios, teniendo en cuenta además que los volúmenes en esta época del año son bajos. También es verdad que la mayoría de grandes cambios de tendencia en los mercados financieros suelen tener su origen en pequeños shocks que terminan creciendo y convirtiéndose en perturbaciones globales. Esto suele ocurrir (por ejemplo, en el caso de las subprimes en 2007) cuando el shock inicial es la punta del iceberg de un problema económico o financiero global. No parece este el caso, aunque siempre es difícil valorar las consecuencias económicas y financieras de un aumento del riesgo político.Yellen

De cara al siempre complicado período veraniego, quizás la atención habrá que centrarla más en EEUU que en Europa. Un par de datos más muy positivos en el mercado de trabajo americano van a hacer imposible que la FED impida un importante aumento en las expectativas de tipos de interés (el forward guidance tiene sus límites) y eso sí que puede tener una incidencia importante en el comportamiento de los mercados en los últimos meses del año. Un adelanto en las subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EEUU podría conllevar también una corrección más o menos severa en los mercados de riesgo (los emergentes serían potencialmente los más vulnerables, como quedó patente durante el pasado verano), al menos en el corto plazo.

Existen dos motivos por los que podría concretarse este escenario. En primer lugar, el más negativo sería por un aumento de la inflación hasta niveles significativamente superiores al objetivo. No obstante, para que la Fed reaccionase de esta forma, la mayor inflación tendría que venir acompañada de sólidos datos de crecimiento y de empleo. Por tanto, se trataría de un escenario no ideal, pero, en cualquier caso positivo, y lo más probable es que los ajustes potenciales en los mercados de riesgo fuesen temporales. En segundo lugar, la Fed podría subir los tipos antes de lo esperado si el crecimiento del PIB y del empleo superase las expectativas. Pero se trataría de un escenario benigno de medio plazo (de hecho, el escenario que se busca), difícilmente compatible con un deterioro en la tendencia positiva de medio plazo de las bolsas.

El perdedor en este contexto, cualquiera que sea la causa de las subidas de tipos, más inflación y/o más crecimiento, serían los bonos: se mire como se mire, si la expansión se afianza y recuperamos la normalidad, las tires deben entrar en una tendencia alcista, más o menos gradual. De esta forma, los activos financieros ganadores de las últimas semanas, podrían tener un final de año complicado. Por tanto, el principal condicionante para la evolución del escenario en las próximas semanas continuará siendo el devenir de la economía estadounidense y su política monetaria y, por tanto, hay que seguir muy de cerca el comportamiento del crecimiento, del mercado laboral y de la inflación de su economía.

13
jul

Un país sin gobierno: El caso Belga

Escrito el 13 julio 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

En el corazón del contiene y dónde residen las instituciones de la Unión Europea, se encuentra un pequeño país de 11M de habitantes que ha demostrado en los últimos años una cuestión sorprendente: Se puede estar 540 días con un gobierno provisional y el país puede seguir funcionando.  Este año y medio son un record no sólo europeo sino mundial. Es un caso insólito y único. ¿Cuál fue el motivo?.  Bélgica, señalado su tamaño, es un país complejo en el que conviven un 60% de su población que habla neerlandés (que no holandés), principalmente en la región de Flandes; un 35% que habla francés , Valonia y Bruselas capital y finalmente la comunidad germanófoba del este .  Es por ello que el gobierno actual del país, cuyo primer ministro es Elio di Rupo –socialista del partido francófono- está formado actualmente por seis partidos.  Esto sí que es un ejemplo de cohabitación, aunque quizás forzada por los acontecimientosactividadescuriosasparahacerenbelgica

La coalición está integrada por los partidos socialistas, democristianos y liberales de las dos principales comunidades, la neerlandesa y la francesa.  El objetivo que se han marcado  es la reforma constitucional del Estado transfiriendo más competencias a los entes federales y ampliar la autonomía fiscal de las regiones

Bélgica se encuentra ante unos años decisivos para abordar su sistema económico mientras lidia con las tensiones políticas ya señaladas.  Su cuenta corriente entro en datos negativos en el 2011 como reflejo de una pérdida de competitividad  industrial, en uno de los principales exportadores mundiales,  mientras se producía una escalada constante de la deuda pública que ya alcanza el 100% del PIB.

Los datos de exportación de Bélgica, siempre sorprendentes por su volumen están ligados a las frenética actividad de los puertos de Amberes (Antwerp), segundo más largo de Europa y Brujas que son un punto clave del comercio en el continente y en el mundo.  Por otra parte, el país goza de una alta tasa de ahorro, 15% de la renta disponible, y una baja deuda de las familias (55% del PIB).  Utilizando de palanca una fuerza laboral altamente cualificada y su posición externa netamente acreedora , Bélgica puede enseñar al resto del continente como con un gobierno de concentración se pueden eliminar las disputas internas que tanto perjudicaron a su economía unos años atrás.

28
jun

Irak

Escrito el 28 junio 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

Hubo una vez un aliado occidental entre los países musulmanes, a quien se proveía de armamento para combatir a su vecino Irán. Fue una década de enfrentamientos en la que , el país denostado por occidente era este último ya que durante 444 días , desde Noviembre de 1979 a Enero de 1981 habían mantenido prisioneros a 52 funcionaros norteamericanos en Teherán. Pero dentro de semanas se cumplirán 24 años de la invasión de Kuwait por Irak. Esto llevo a una primera guerra del Golfo, finalizada en Enero de 1991 y tras una década de miseria para la población, a una segunda guerra en el 2003. Posteriormente una ocupación militar de fuerzas occidentales hasta el 2011 en el que se produjo la retirada total de las tropas. Es fácil ver que los casi 35 millones de ciudadanos del país llevan 25 años de sufrimiento inestabilidad que se ha visto incrementada por el incremento de atentados en los tres últimos años y la interminable guerra de su vecina Siria. La tensión ha dejado de estar en el exterior y se ha incrementado entre las diferencias ancestrales entre las tres comunidades del país: Chiíes en el Sudeste, Sunies en el Oeste y los Kurdos. El grupo armado suni denominado ISIS (Islamic State of Iraq and Greater Syria) está arrasando el norte de Irak , que no dejan de demostrar su descontento con el primer ministro chiì, Nouri Al-Maliki.bagdad01

Una vez más mirando al pasado vemos cómo tras la muerte de 241 soldados norteamericanos en un atentado en Beirut, organizado por grupos chiíes en 1983, occidente formo y equipo a miles de jóvenes yihadistas sunies . 31 años después nos sorprendemos de las fotos colgadas en Internet por ISIS sobre matanzas de soldados iraquíes .

Un país que tiene enormes reservas de gas y petroleo, con una vasta historia y cultura milenaria sigue envuelta en una guerra que no cesa. Repasando la historia vemos que Occidente ha cambiado de aliados en la zona varias veces…. Por quien se apuesta ahora en Irán y Siria será fundamental para la estabilidad de esa zona del mundo

15
jun

Entre la India y Turquia

Escrito el 15 junio 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

La semana pasada comentaba en este blog la situación actual de Turquía.  Vuelvo sobre el país ya que en los últimos días he podido leer varias comparaciones entre, el nuevo primer ministro de la India, Modi y Erdogán, que mantiene ese mismo puesto en la república turca desde Marzo del 2003.  Los dos han conseguido con partidos no tradicionales (El BJP y el AKP) canalizar los deseos de cambio de una amplia mayoría de ciudadanos.  Al mismo tiempo que abanderan el cambio son líderes indiscutibles en sus respectivos partidos, sin ningún tipo de oposición lo que conlleva acusaciones por parte de sus críticos de ciertos excesos.

Importante señalar que son tantas las similitudes como las diferencias.  Ya que aunque Modi gobierne el BJP tendrá que negociar con los representantes de los múltiples estados que conforman la India, mientras que el poder de Erdogan parece ilimitado lo que ha producido imágenes como las del parque Taksim Gezi, en Estambul, en las que la represión de los manifestantes dio la vuelta al mundo.Narendra Modi2

Modi busca aumentar el peso internacional de la India sin hacer especial hincapié en cuestiones religiosas mientras que el carácter cada vez más sorprendente de Erdogan ha dinamitado muchos puentes internacionales para Turquía  y llevado políticas internas para fortalecer el carácter musulmán de una amplia mayoría de ciudadanos.  El antiguo alcalde de Estambul ha tenido ya 11 años para mantener su poder en el país, recibiendo cerca del 45% de los votos en las elecciones locales del 30 de marzo del 2014, mientras que, como un recién llegado, el antiguo jefe del estado indio de Gujarat tendrá que seguir haciendo gala de su reconocido pragmatismo y moderación.

7
jun

El eterno aspirante :Turquia

Escrito el 7 junio 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

Turquía lleva décadas siendo el único país musulmán de la OTAN y un eterno aspirante a entpiscinas_pamukkale_turquiarar en la Unión Europea.  Sus casi ochenta millones de ciudadanos, con una cualificación laboral y su privilegiada situación entre Occidente y Oriente hacen del país Otomano un referente en la zona. Seguir leyendo…

17
may

Conversaciones en Viena:El futuro de Irán

Escrito el 17 mayo 2014 por Miguel Aguirre en Economía Global

Esta semana se han producido unas amigables conversaciones, en Viena,  entre Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Alemania.  Se trataba de analizar y compensar la disminución del enorme interés de Irán por desarrollar armas nucleares. Obteniendo como compensación la disminución de las sanciones occidentales, el país gobernado por Hasan Rouhani se ha comprometido a disminuir en un 20% la producción de uranio enriquecido que podía convertirse rápidamente en armamento militar.  Se han comprometido a redefinir el uso de la planta nuclear de la ciudad de Arak , que estaba previsto que entrara a operar en el año en curso.  Algo similar se ha logrado sobre le producción subterránea de Fordow, en este caso previéndose la cancelación del mismo, que suponía un peligro claro para Israel por su innumerabilidad a un ataque aéreo. Las Naciones Unidas se han mostrado aparentemente contentas con la buena disposición de las autoridades iraníes, incluyendo la suscripción de un tratado adicional sobre No Proliferación.  Las lagunas persisten en la falta de acceso a la base militar de Parchin, donde se sospecha que durante largo tiempo se han desarrollado tecnología nuclear de uso militar.Ciudad de Teheran - Iran

Irán es un país con grandes riquezas de petróleo y gas (el segundo producto de la OPEP y la segunda mayor reserva de gas mundial después de Rusia). Tiene un muy bajo nivel de endeudamiento gubernamental y una enorme herencia cultural.  Tras más de tres décadas de gobierno de la república islamista se encuentra, por un lado con la presión exterior de las sanciones europeas y norteamericanas y por otro con tensiones sociales y políticas internas fruto de las demandas de democratización, de las diversas etnias que pueblan el país de más de 80 millones de habitantes.  Desde el verano del 2013 parecen soplar aires más aperturistas en  Irán, pero es seguro que tras Viena quedan meses de negociación para llegar a resultados tangibles

1 2 3 24