Archivo de 2010

31
dic

España: una década que pudo ser prodigiosa

Escrito el 31 diciembre 2010 por María Jesús Valdemoros en Economía española

Hoy termina la primera década del presente siglo (así me atrevo a decirlo, aunque a la vista del debate que se suscitó en 2000 sobre si el siglo comenzaba aquel año o lo hacía en 2001, lo hago con una cierta dosis de dudas). Han sido diez años en los que la economía española ha culminado un proceso de intensa transformación que se iniciaba allá por los primeros años 80. Nuestro país ha experimentado en este tiempo un rápido avance en indicadores macroeconómicos como el PIB per cápita, en el que hemos sido capaces de reducir nuestra tradicional desventaja frente al resto de Europa. Pero la transformación ha sido algo más que cuantitativa. Se han producido fenómenos que 20 años atrás hubiesen sido catalogados como extraordinarios, a pesar de que hoy los tomemos como algo cotidiano.

30
dic

Hoy el Banco de España ha publicado los datos de las remesas que enviaron los inmigrantes desde España en el tercer trimestre de 2010. 1) En ese tercer trimestre se remesaron 1.995 millones de euros un aumento del 11,3%, con respecto al segundo trimestre de 2010. 2) El aumento ha sido el doble que el que se produjo en el segundo trimestre con respecto al primero que fue del 5,3% (ver cuadro). 3) En términos intertrimestrales (con respecto al tercer trimestre de 2009), se produjo también, en el tercer trimestre de este año,  una importante subida (5%) confirmándose la tendencia de crecimiento (ver cuadro). 4) Todo parece indicar que en el año 2010 se enviarán bastantes más remesas que en 2009. 5) Habrá que esperar al 30 de marzo de 2011 para conocer el total de las remesas enviadas  en 2010.

En definitiva, el comportamiento de las remesas está cambiando. ¿Cuál es la causa de este cambio de tendencia? La razón hay que encontrarla en el  incremento de la economía sumergida. 

Cuadro: Envíos de remesas desde España en millones de euros

Año Primer trimestre Segundo trimestre Tercer trimestre Cuarto  trimestre Total año
2006 1.473 1.712 1.808 2.066 7.059
2007 1.907 2.012 2.212 2.318* 8.449**
2008 2.008 1.938 2.075 1.877 7.898
2009 1.657 1.674 1.889  1.929 7.149
2010 1.669 1.757  1.995    

*Máximo histórico trimestral.  ** Máximo histórico anual. Fuente: Banco de España.

Seguir leyendo…

28
dic

2011, será el año de las reformas económicas en Cuba.

Escrito el 28 diciembre 2010 por Rafael Pampillón en América Latina, Cuba

20011, será el año de Cuba. Efectivamente, en abril de este año que termina, Raúl Castro informó que sobraban más de un millón de trabajadores en el sector público de Cuba. Como consecuencia diseñó un plan para que entre octubre de 2010 y marzo de 2011, se estén despidiendo a 500 mil trabajadores estatales innecesarios que tendrán que buscarse la vida en el sector privado para poder vivir. Se trata de funcionarios subempleados que reducen y frenan la productividad del sector público, malgastan dinero del estado ya que no aportan casi ningún beneficio a la sociedad y cortan la iniciativa y la productividad de las personas laboriosas cuando se contagian por el mal ejemplo de esos trabajadores ociosos o que tienen baja productividad. Ha dicho Raúl que este subempleo es un cáncer para la economía cubana. Las plantillas infladas generan una pésima relación entre productividad y salario y se convierten además en una barrera para mejorar los niveles salariales de los trabajadores productivos.

Cuba Libre header image

Seguir leyendo…

25
dic

Queridos lectores:

Como cada año en este día y en nombre de los que hacemos posible este blog, os deseo una feliz Navidad y un próspero 2011.

José Ramón escribía ayer en este blog sobre previsiones económicas para el mundo en 2011. Hoy vamos a dar algunos rasgos sobre como se comportará la economía española.

Para España en el año 2011, esperamos un periodo de ajustes donde el sector público tendrá que dar paso al sector privado para liderar la recuperación. El gobierno esta realizando grandes esfuerzos en materia fiscal y recortará los gastos en consumo e inversión pública. Durante el tiempo que tarde el sector privado en llenar ese vacío, que deja el sector público, experimentaremos un crecimiento muy bajo.

A pesar de las medidas en materia fiscal, nuestra deuda pública seguirá creciendo, cerrando este año con una deuda que seguirá creciendo, aunque a tasas cada vez menores, situándose en el 64,5% en 2010, el 70% para 2011 y un 73% para 2012. Las previsiones de la Comisión Europea sobre la evolución del déficit público son de un 9,3% para este año 2010, un 6,4% para 2011 y un 5,5% 2012, que aún nos sitúan lejos del 3% que exigen los compromisos europeos.

El punto más preocupante de la economía española es y seguirá siendo el alto desempleo. Este año 2010 terminaremos con un paro del 20%. Pero según las predicciones de la Comisión Europea en 2011 aumentará hasta un 20,2%. Funcas sitúa la tasa de paro media en 2011 en el 20,4 y Caja Madrid en 20,5% de la población activa. Estos altos niveles de paro harán muy difícil que mejore el bienestar de la población española.

Por esos en este día de Navidad debemos hacer un propósito para 2011: no descuidar la ayuda al prójimo, que, en muchos casos, está en una situación económica mucho peor que la nuestra. Es gente que está mucho más cerca de lo que a veces creemos. Basta con abrir los ojos y los oídos.

Os deseo muchas felicidades para todos vosotros. Un abrazo. Rafael

24
dic

Perspectivas para 2011

Escrito el 24 diciembre 2010 por José Ramón Diez Guijarro en Uncategorized

Muy cerca del final de un año complicado, toca hacer balance e intentar anticipar los principales rasgos del escenario económico en 2011. Si nos ceñimos a la frialdad de los datos, debemos valorar positivamente el desempeño económico en los últimos doce meses, ya que el  año 2010 se cerrará con un ritmo de avance medio de la economía mundial superior al 3,5% (-1,9% en 2009) y con el crecimiento volviendo a territorio positivo en prácticamente todas las principales economías del mundo. Por tanto, frente a las dudas de hace escasos meses sobre la posibilidad de una recaída del ciclo de actividad, la expansión ha ido consolidándose, aunque con enormes divergencias entre regiones e, incluso, entre países dentro de la misma área económica. Sin embargo, más allá de los datos, la sensación generalizada es que la recuperación está siendo muy compleja, con numerosos focos de inestabilidad que se han ido parcheando, pero ni mucho menos se han cerrado.

Las principales tendencias que se anticipan para 2011 son de continuidad. Es cierto que la actividad global podría desacelerarse una vez desaparecidos casi todos los estímulos fiscales, pero los países más dinámicos en 2010 continuarán siéndolo en 2011 y, a la inversa, ampliándose las brechas de crecimiento y las divergencias en el tono de las políticas económicas. Por si fuera poco, la principal economía del mundo será la única en retrasar durante al menos dos años más la consolidación fiscal. El resultado será un mantenimiento del equilibrio inestable en el que parece sumida la economía mundial desde el inicio de la recesión, con una importante volatilidad en el precio de los activos financieros.

Si el principal mensaje que nos dejó la crisis fue que el modelo de crecimiento anterior era insostenible, el complejo e inestable perfil de la recuperación deja a las claras que la digestión de los excesos anteriores llevará tiempo y obligará a realizar cambios de calado. La confluencia de medidas para abordar problemas cíclicos diferentes (subidas de tipos de interés en países emergentes, política fiscal expansiva en EEUU), con otras que intentan resolver desequilibrios estructurales (programas de ajuste fiscal en Europa, Basilea III, etc), pueden introducir tensiones y dar paso a nuevos episodios de inestabilidad en los mercados financieros si no se ponen en marcha con una coordinación adecuada. Y después de cada momento de sobrerreacción en los mercados, el ruido aumenta y es más difícil retornar al punto de partida, incrementando el riesgo de que la recuperación termine de manera abrupta.

Las claves para acabar con las tensiones financieras son conocidas por todos. En primer lugar, ahondar en la reducción de los desequilibrios por cuenta corriente entre países y, en este punto, es fundamental la aportación de las economías con amplios superávits (Alemania y China). En segundo lugar, se deben atajar las dudas sobre el proceso de construcción europea y, para ello, se debe trabajar en el medio plazo (mayor integración fiscal y de políticas sociales), pero sin olvidar el corto plazo y, por tanto, la dotación de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera, así como el papel del BCE a la hora de cortar la especulación en el mercado de bonos. Por último y, sobre todo, mirando a la renta fija, sería muy importante que EEUU abordara la consolidación de las cuentas públicas a medio plazo. La duración e intensidad de la recuperación económica, así como el comportamiento de los mercados financieros, dependerá de la probabilidad que asignemos a la resolución exitosa de esas tres cuestiones.

23
dic

El pasado martes, Rafael Pampillón comentaba la relación entre los tipos de interés y el precio de los bonos. La importancia que tienen los bonos en las carteras de inversores de todo el mundo (bancos centrales, fondos de inversión, etc) hace que cuando se percibe un posible aumento de rentabilidades, aumente la preocupación en los mercados financieros. Las rentabilidades en los dos principales mercados de deuda pública del mundo están en tendencia alcista. Centrándonos en el plazo a 10 años, referencia habitual cuando hablamos del mercado de bonos, vimos en agosto hacer mínimos a los títulos alemanes, cerca del 2%, mientras que en el caso de EEUU lo hicieron a mediados de octubre, con tires en torno al 2,3%. Desde entonces vienen dibujando la estructura típica de máximos y mínimos relativos sucesivamente más altos que siempre define a una tendencia alcista. A día de hoy, la tir alemana está cerca del 3% y la estadounidense se mueve alrededor del 3,3%. Seguir leyendo…

22
dic

La lotería de Navidad y la aversión al riesgo

Escrito el 22 diciembre 2010 por Valentín Bote en Miscelánea

Una manera corriente de ejemplificar el concepto de aversión al riesgo es dar a elegir a una persona entre dos opciones de invertir una determinada cuantía monetaria, supongamos 1.000 euros: la primera opción implica mantener de forma “segura” los 1.000 euros, pero no obtener ningún rendimiento. En la segunda opción se puede obtener una rentabilidad positiva –digamos, por ejemplo, 1.100 euros- pero sólo en el 95% de los casos, ya que existe una probabilidad positiva (5%) de perder la cuantía invertida. Seguir leyendo…

21
dic

Hace unos días tuvimos una discusión en clase sobre qué le pasaba a un bono emitido hace 6 meses por el Tesoro español  cuando suben los tipos de interés de los  bonos nuevos. En definitiva qué precio tiene la deuda española ya emitida, a tipos más bajos, y que ahora tienen los bancos en sus balances (cartera de valores). Los bancos tienen deuda española al 3% y ahora la deuda pública se emite al 5% ¿Que supone eso para los bancos si venden esa deuda que solo da un tipo del 3%? ¿Vale más o vale menos? Yo defendí que cuando subían los tipos bajaba la cotización de los bonos viejos.

Seguir leyendo…

20
dic

Informe de la OCDE sobre la economía española, 2010.

Escrito el 20 diciembre 2010 por Rafael Pampillón en Economía española

La OCDE ha publicado hoy su informe anual sobre  la economía española. La OCDE en este informe pone énfasis en tres grandes problemas estructurales de nuestra economía: 1) mercado laboral muy rígido, 2) déficit público creciente y que tiene difícil solución y 3) necesidad de reformar el sistema de pensiones.

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguir leyendo…

19
dic

La marca País

Escrito el 19 diciembre 2010 por Miguel Aguirre en Economía española, Miscelánea

¿Existe algún país europeo con dos equipos de fútbol con tantos seguidores a nivel mundial como el Real Madrid y el Barcelona?  Hoy en día no es extraño que en Luanda, Casablanca o Estocolmo te cruces con un adolescente con una camiseta de cualquiera de los dos.  Acabo de ver la magnífica película francesa El Profeta y en una penitenciaria aparece un protagonista con una sudadera del Madrid.  Después de ganar el Mundial de fútbol, de tener dos entidades financieras entre las mejores gestionadas del mundo, de ganar proyectos de infraestructuras por todo el globo, de contar con algunas de las empresas de servicios más punteras a nivel mundial, ¿Qué pasa con la autoestima de los españoles?  

Seguir leyendo…

17
dic

Unión monetaria … ¿y fiscal?

Escrito el 17 diciembre 2010 por Javier Carrillo en Política fiscal, Política Monetaria, Unión Europea

Hace ya algún tiempo abordábamos en este blog las imperfecciones de la unión monetaria europea. Entonces argumentábamos que, en términos teóricos, el correcto funcionamiento de una unión monetaria exige ciertas condiciones estructurales de las economías de sus Estados miembros: movilidad de factores, flexibilidad de precios y transferibilidad presupuestaria. Decíamos que el perjuicio de la pérdida de la soberanía nacional respecto al tipo de cambio y a los instrumentos presupuestarios será tanto mayor cuanto peor funcionaran los mecanismos antes referidos, pues sin estos dispositivos de ajuste sería difícil financiar los desequilibrios (choques asimétricos) que puedan afectar localmente a los Estados miembros. Concluíamos, de acuerdo con aquella teoría, que en la Eurozona sería deseable la centralización de una parte significativa de los recursos fiscales, permitiendo así a los países que sufran un choque negativo acceder a transferencias automáticas. Si lo anterior no fuera posible, las políticas fiscales nacionales se deberían poder utilizar con flexibilidad, permitiéndose el incremento del déficit presupuestario de la nación afectada. Pasemos de la teoría a la práctica.

Las asimetrías en el impacto de la crisis financiera internacional sobre los diferentes Estados miembros y la consiguiente crisis de deuda soberana en Europa han mostrado claramente los límites de la segunda alternativa, y así lo han entendido las autoridades comunitarias.  En cuanto a la primera vía, nos son ya conocidas y han sido discutidas aquí las decisiones tomadas, así como sus debilidades, parcialmente aliviadas tras la aprobación ayer en la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de una reforma limitada del Tratado de Lisboa para crear un mecanismo permanente de rescate, cuyos trazos gruesos se recogen hoy en la prensa económica.

Sin embargo, la falta de encaje entre las realidades monetaria y fiscal de la Eurozona, y la presión de los mercados para que sea resuelta, siguen exigiendo cambios más profundos, incluso más creativos. En esa línea se encontraría la reciente propuesta del presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, apoyada a su vez en el trabajo de los economistas Delpla y von Weizsäcker. Se trataría de dar un paso adelante hacia un futuro “Tesoro” común europeo mediante la creación de un “eurobono”, un pool común de deuda europea de responsabilidad compartida. La deuda de cada Estado miembro dentro del pool (blue bonds, garantizados por la UE) no podría superar el 60% de su PIB (límite de Maastricht), siendo el exceso (red bonds) responsabilidad exclusiva del país emisor. En caso de default, los primeros tendrían prioridad en su repago sobre los segundos. Delpla y von Weizsäcker defienden que el previsible volumen y la liquidez de los blue bonds europeos en circulación permitirían su competencia con los bonos estadounidenses, atrayendo a los inversores y reduciendo su riesgo incluso por debajo de la actual deuda alemana; la estabilidad regresaría a la deuda europea y su coste se contendría. Por otra parte, los mayores intereses a pagar por los red bonds deberían servir a los Estados como incentivo para respetar los compromisos de Maastricht, y su mayor riesgo exigiría a los inversores ser más cautelosos con la salud fiscal de los emisores, algo que no sucedió en el caso de Grecia.

Como suele ser habitual, las ideas atractivas en lo teórico son complejas de llevar a la práctica. Ésta ya ha chocado de frente con la oposición, desinformada según algunos, del tándem Merkel-Sarkozy. Mala suerte.

1 2 3 29

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar