Entradas Etiquetadas con ‘Política Monetaria’

15
Abr

¿Será China la locomotora que nos saque de la crisis?

Escrito el 15 abril 2009 por Rafael Pampillón en China, Economía Global

Hace unos meses explicaba en este blog como el gobierno de China estaba aplicando políticas keynesianas expansivas, es decir, políticas expansivas de demanda agregada, para salir de la crisis. (Ver: China aplica políticas expansivas para evitar la crisis. ). Afortunadamente estas políticas no han caído en saco roto y el paquete de estímulo fiscal de 585.000 millones de dólares lanzado por China a finales del año pasado parece estar surtiendo efecto, lo que sería una buena noticia para la economía china pero también para la economía mundial y, en especial, para América Latina, que depende del apetito chino por sus recursos naturales. Y es que está sucediendo, para alegría de todos, que la demanda china de materias primas está mostrando signos de recuperación, después de una abrupta caída en los últimos meses.

[China]

Junto a la política fiscal, como ya señalábamos en «China aplica políticas expansivas para evitar la crisis», el banco central chino ha inyectado mucho dinero para estimular la economía. Como consecuencia los bancos comerciales han seguido concediendo crédito y el Índice Compuesto de Shanghai acumula un alza de 34,24% en lo que va del año. Esta política monetaria expansiva junto con el agresivo plan de gasto fiscal del Gobierno chino, sobretodo en infraestructuras, empiezan a dar sus frutos: hay señales, por ejemplo, de que el consumo se relanza. Las ventas de coches alcanzaron un máximo mensual en marzo, lo que marca el tercer aumento mensual consecutivo. Las ventas de viviendas en las grandes ciudades también han repuntado ya que los precios más bajos están atrayendo compradores.

El mayor optimismo ha contagiado a las empresas. La Oficina Nacional de Estadísticas de China informó la semana pasada que su sondeo de la confianza de los gerentes subió en el primer trimestre después de derrumbarse en los últimos tres meses de 2008.

En general, parece que las políticas de demanda agregada expansivas del gobierno ha impedido que China caiga en la recesión donde las precarias condiciones de la economía y la pérdida de la confianza de los consumidores se refuerzan entre sí (tal como está ocurriendo en España). Parte del éxito chino proviene de la magnitud del paquete de estímulo fiscal, uno de los mayores del mundo junto al de EEUU.

Es preciso reconocer que la capacidad que tiene el gobierno comunista y dictatorial para obligar a  los bancos a que den crédito y sus grandes reflejos para hacer rápidamente un gasto público en infraestructuras han hecho que el plan de estímulo empiece a rendir frutos antes de lo esperado. Todavía queda, en todo caso, un largo camino por recorrer. Los últimos datos, por ejemplo, muestran la persistente contracción del sector exportador. Las exportaciones declinaron 17,1% en marzo frente al mismo mes del año anterior, después de un desplome de 25,7% en febrero. Esta caída refleja la vulnerabilidad de China al debilitamiento de EEUU y sus otros mercados de exportación. El mal momento de la economía mundial ha golpeado con fuerza a las empresas exportadoras chinas, los que las ha obligado a realizar millones de despidos. La fuerte dependencia de las exporaciones hace que la crisis china tenga sus propias peculiaridades como se puede leer en: ¿Entrará China en una crisis económica?

En resumen, el gobierno chino está inyectando dinero en la economía y emprendiendo cientos de proyectos de infraestructura. Aunque una mejoría de la economía china no es suficiente para que la economía mundial salga de la crisis, es una buena noticia puesto que se trata de uno de los pocos países, con una economía de elevado tamaño, que se sigue expandiendo. China, en todo caso, necesita el respaldo de la demanda en el resto del mundo para que su recuperación sea sostenible.

¿Nos sacará China de esta crisis? ¿Será China la locomotora de la economía mundial?

Fuente: Andrew Batson; China Turns a Corner as Spending Takes Hold TWSJ (4 de abril 2009)

5
Mar

Hacia un mundo con tipos de interés cero

Escrito el 5 marzo 2009 por José Ramón Diez Guijarro en Política Monetaria

El Banco de Inglaterra ha situado su tipo base en un nuevo mínimo histórico en el 0,50% y se une a los numerosos bancos centrales que ya tienen sus tipos de interés virtualmente en el 0% (Reserva Federal, Banco de Japón, Banco de Suiza, Banco de Suecia, Banco de Canadá y Banco de Hong Kong). Las perspectivas de moderación de la inflación por debajo del objetivo del 2% y la ausencia de señales que apunten a una mejora de la actividad durante la primera parte del año justifican la decisión adoptada por el BoE. Y ello a pesar del riesgo que podría entrañar unos tipos tan bajos para el funcionamiento de algunos mercados financieros y para la capacidad de préstamo del sistema bancario. Adicionalmente, han anunciado la puesta en marcha de un programa de compra de títulos por importe de 75.000 millones de libras, aplicable tanto a activos privados como a la deuda pública. La financiación del mismo se realizará a través de la emisión de efectivo. La reacción del bono británico a este anuncio ha sido de una caída de su tir cercana a los 30 pb. 

Por tanto, después de unas actuaciones dubitativas al inicio de la crisis en agosto de 2007 que se llevaron por delante al Northern Rock, el Banco de Inglaterra está actuando con celeridad y uniéndose al grupo de bancos centrales que van a utilizar no sólo las bajadas de tipos hasta casi el límite (0%), sino que además intervendrán directamente en el mercado comprando todo tipo de activos. Es decir, autoridades monetarias que están haciendo un «by-pass» a la economía, inyectando directamente el crédito, mientras se solucionan los graves problemas del sistema financiero. Evidentemente, eso sólo se puede hacer aumentando el balance del banco central, bien con préstamos del Tesoro (que salen de las emisiones de deuda), bien con un incremento de la base monetaria. 

En este contexto, el BCE ha decidido situar su tipo de intervención en el 1,5%, lo que supone un mínimo histórico. Sólo con repasar el giro anunciado esta mañana en las previsiones de crecimiento e inflación del BCE para 2009 y 2010, se pone de manifiesto como ha cambiado la coyuntura económica en los últimos tres meses. Para este año se anticipa un crecimiento en la banda del -2,2%/-3,2% (0%/-1% en diciembre) y una inflación del 0,1%/0,7% (1,1%/1,7% previsto en diciembre). Respecto a 2010, ahora las previsiones de crecimiento son del 0,7%/-0,7% (+0,5%/1,5% hace tres meses) y las de inflación 0,6%/1,4% (+1,5%/2,1%). Es decir, que el BCE piensa que la economía europea va a estar en recesión o estancada en los próximos 21 meses, lo que eliminará prácticamente todos los riesgos inflacionistas (amplio «output-gap»). Como además, el otro pilar de la política monetaria (agregados monetarios y crédito) también está dando síntomas claros de enfriamiento, la conclusión es que el BCE se unirá al grupo de bancos centrales con tipos próximos a cero antes del verano. Y, además, como ha reconocido en la rueda de prensa también se está valorando la posibilidad de poner en marcha una estrategia de expansión cuantitativa. Esto es más difícil de instrumentar en una unión monetaria, siendo la solución más factible las emisiones de bonos europeos. La consecuencia de todo lo anterior es que veremos un euribor a 12 meses cerca del 1,2% a lo largo del año, cuando sólo hace escasos meses estaba en el 5,5%. Desgraciadamente esto refleja que la coyuntura económica y financiera ha empeorado mucho en los últimos 6 meses. Sólo hay que mirar los datos publicados esta mañana de producción industrial en España (-20%) y de ventas de grandes empresas (-21%). Por tanto, tanto la política monetaria, como la fiscal, van a utilizar todos los grados de libertad, asumiendo riesgos. Es lo que toca en una situación como la actual.

13
Feb

La tasa de paro más alta de la historia de España

Escrito el 13 febrero 2009 por Rafael Pampillón en Economía española, Uncategorized

Hace 15 años, por estas fechas, España soportaba la tasa de paro más alta de su historia. El primer trimestre de 1994, pasó a la historia con este triste record. El paro, según el INE, fue del 24,5% de la Población Activa en ese primer trimestre, acercándose mucho al 24,9% alcanzado por EEUU en el año 1933 que fue el de mayor paro de la Gran Depresión. ¿Cuáles fueron las causas de los altos niveles de paro en España en 1994? ¿Podemos aprender algo de aquella mala experiencia? ¿Tiene sentido rememorar tan triste acontecimiento? ¿Se puede comparar aquella situación con la actual?

Seguir leyendo…

1 3 4 5

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar