8
Sep

Draghi y el rescate de España

Escrito el 8 septiembre 2012 por José María O'Kean Alonso en Economía española, Política Monetaria, Unión Europea

Es un tanto complejo pero puede entenderse. Lo que ha dicho Draghi es que está dispuesto a comprar deuda pública emitida entre uno y tres años, de los países periféricos con dificultades (nosotros, los italianos, griegos, etc…), sin límite, en el mercado secundario y a aquellos países que pidan el rescate. Tres cuestiones por tanto.

1) De manera ilimitada significa que está dispuesto a fabricar todos los euros que el BCE estime conveniente. Como sabemos el BCE puede crear los euros que quiera, porque detrás del dinero no hay nada. El efecto de esta compra ilimitada por el BCE será que el precio de los bonos suba, el tipo de interés baje y por tanto baje la prima de riesgo país, algo que ha ocurrido de inmediato. Es decir que el BCE tendrá un tipo determinado de interés teórico para cada país e intervendrá hasta que consiga ese tipo en los mercados. Esto significa que si crea mucho dinero puede generar una alta inflación, que es la razón por la que la Bundesbank se ha opuesto a la medida. Para salvar esta crítica ha manifestado que todo el dinero que cree para la compra de bonos lo drenará del sistema. Es decir sacará ese dinero con operaciones en mercado abierto que las compense.

2) Intervendrá en el mercado secundario, esto significa que no comprará deuda directamente a los Estados, es decir no va a financiar directamente el déficit público. Comprará deuda a agentes que ya se la hayan comprado previa y directamente a los Gobiernos cuando la emitieron en el mercado primario.

3) Pero sólo comprarán deuda de países que pidan el recate. Y aquí entramos en otra cuestión. Cuando hablamos de rescate, estamos hablando de un acuerdo de los países de la UEM para poner dinero en un fondo que compre directamente deuda, en el mercado primario, al país rescatado. Es decir que financie directamente el déficit público y la refinanciación de la deuda pública emitida. Y hay cuatro tipos de restaces, uno total y tres parciales:

a) El rescate total consiste en que se crea un fondo para comprar toda la deuda que un país necesite y a cambio se le exige que corte el déficit y que sea competitivo con medidas muy drásticas. Es el caso de Grecia, Irlanda o Portugal. Este fondo es un préstamos sobre el 6% a devolver en quince años, dependiendo del acuerdo con cada país. España no puede pedir el rescate total porque los países de la UM no pueden generar un fondo de las dimensiones que necesita España. El Gobierno español tiene una deuda en circulación de unos 800.000 millones de € y habría que crear un fondo por el doble, para dejar la mitad como garantía. Es decir 1.600.000.000.000 €….. Y si detrás va Italia…. Por eso estamos hablando de rescates parciales.

b) El primer tipo de rescate parcial consiste en asignar un fondo determinado (entre el 2% y el 10% del PIB)a países que ya cumplen todas las recomendaciones de la UE. Algo que no es nuestro caso que seguimos sin cumplir los objetivos del déficit público. A este rescate se le denomina: Línea de crédito precautoria condicionada (PCCL).

c) El segundo tipo de rescate parcial es el que nos aconsejan: Línea de crédito con condicionalidad reforzada (ECCL). Es como el anterior, pero para países que al no cumplir las recomendaciones de la UE deben comprometerse a nuevas exigencias. En nuestro caso más impuestos y menos gastos, sean del tipo que sean.

d) Y finalmente el tercer rescate parcial consiste en que el fondo europeo garantiza una parte de la deuda emitida con un certificado, de forma que si el Gobierno finalmente no paga el tenedor del bono cobra al menos un tanto por ciento del mismo. El nombre es muy largo: Línea de crédito con condicionalidad reforzada y protección del riesgo soberano (ECCL+).

¿Qué hará España?

Obviamente necesita financiarse a tipos de intereses más bajos. Quiere que el BCE intervenga y se reduzca la prima de riesgo. Pero el BCE sólo intervendrá si pide el rescate. El rescate completo, hemos visto que no es posible. Y ya nos han sugerido que sea el de condicionalidad reforzada, lo cual políticamente conlleva más coste electoral y donde dije que no hacia una cosa ahora no me queda otra que hacerlo. Pero este es el escenario.

¿Por qué se lo piensan tanto?

Porque puede ocurrir que no sea necesario el rescate. Si los mercados ante el anuncio del BCE de intervenir dejan de vender deuda española y vuelven a comprarla, subirá el precio y bajará el tipo de interés y podremos financiarnos con cierta comodidad sin pedir el rescate. Es posible pero no probable.

¿Qué debe ocurrir?

Si el PIB sigue en recesión y el paro subiendo, los mercados volverán a plantear sus dudas y volveremos a las andadas. Pero si empezamos a tener algunos “brotes verdes” podríamos salvarnos del rescate. Y aquí los intereses políticos juegan, las elecciones vascas y gallegas también, el descrédito político de ser un país rescatado, la dificultad para empresas y bancos para financiarse en este entorno, etc…. Es una decisión muy difícil. En la forma de ser de nuestro Presidente va jugar con el tiempo y esperar… y el tiempo, como es sabido, arregla unas cosas y pudre otras.

Y una última cuestión: si España pide el rescate que lo haga también Italia. Quedarnos en el grupo de los rescatados e Italia en el grupo de los países cumplidores, nos deja en una mala situación si Grecia sale de la UM.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar