17
Abr

BALANZA DE ROYALTIES (Millones de euros)

Año

Ingresos (X) Pagos (M) Saldo

Cobertura X/M

2000

460

1919

-1459

24%

2001

408

1875

-1457

22%

2002

392

1923

-1531

20%

2003

468

2229

-1761

21%

2004

402

2443

-2041

16%

2005

447

2121

-1674

21%

2006

749

2005

-1256

37%

2007

390

2626

-2236

16%

2008

539

2276

-1737

24%

2009

498

2283

-1785

22%

2010

688

2056

-1368

33%

2011

746

1943

 -1197*

   38%**

* Mínimo de la serie. **Máximo de la serie. Fuente: Banco de España, marzo 2012

La semana pasada pusimos de manifiesto que España alcanzó durante el año pasado su Máximo histórico en las exportaciones de bienes de equipo. Hoy insistimos en la mejora tecnológica de España pero a través de la balanza de royalties. 

Efectivamente, el Banco de España acaba de publicar, con mucho retraso, la balanza tecnológica de 2011. En ella se observa una clara mejoría.

¿Qué es la balanza tecnológica?

La balanza tecnológica es un instrumento contable donde se apuntan los ingresos (exportaciones) y pagos (importaciones) en concepto de royalties (regalías). Es decir, el flujo de dinero que se produce por la utilización de patentes entre España y el resto del mundo.

La balanza tecnológica forma parte de la balanza de servicios (que a su vez es una subbalanza de la balanza de pagos) y que publica el Banco de España con muchísimo retraso. Pues bien a lo largo del año 2011 la balanza tecnológica arrojó un saldo  negativo  de 1.197  millones de euros que es mejor que el del 2010 (ver cuadro). ¿Por qué es mejor? Porque la cobertura que mide la parte de importaciones que son cubiertas por las exportaciones mejora pasa del 33% al 38% (ver cuadro).

Por cada 100 euros que pagamos en forma de royalties ingresamos 38.

¿Por qué mejora la balanza tecnológica?

Porque la situación económica es mejor fuera de España que dentro. Como consecuencia el resto del mundo (incluyendo las filiales de las empresas españolas que están en el exterior) puede pagar a las empresas españolas más royalties (porque produce y vende más utilizando patentes españolas) y, en cambio, en España como van peor las cosas y se produce y se vende menos (también con patentes extranjeras) se paga menos al exterior en concepto de royalties.

Sin embargo, el déficit, aunque se reduce y está en mínimos de la serie, sigue siendo alto lo que  muestra la elevada dependencia tecnológica española. El análisis de los datos relativos a la balanza tecnológica española y de otros indicadores de ciencia y tecnología muestran que España sigue importando  más tecnología de la que exporta. En el cuadro se observa cómo los saldos de la balanza tecnológica española en concepto de royalties han sido siempre muy volátiles y muy negativos y con coberturas que oscilan entre el 16% y el 38%.

Recorte presupuestario

Como consecuencia de lo anterior y tal como venimos señalando, desde hace 6 años que comenzó a andar este blog, España necesita hacer un esfuerzo mayor en investigación, lo que se traduciría en un mayor nivel tecnológico. En los Presupuestos Generales del estado para 2012 se recortan en un 25% los gastos en investigación y desarrollo, que son un factor de generación de tecnología y, por tanto, de crecimiento económico y empleo. Ante esta situación de escasez de recursos públicos se precisa incrementar todávía más la eficiencia del gasto en I+D+i vinculando todavía más la investigación que realiza el sector público investigador con las necesidades tecnológicas de las empresas. No se debe olvidar que una parte muy importante de la investigación que se realiza en España la sigue realizando el Sector Público, con el dinero de todos los españoles.

Financiación privada

De ahí que una de las misiones del sistema público de investigación deba ser la de proporcionar al aparato productivo la tecnología que necesita, favoreciendo, especialmente, el suministro de innovación a la pequeña y mediana empresa española. En este sentido, se debe procurar que los organismos públicos de investigación se financien con fondos procedentes de contratos realizados con el sector privado.

El objetivo del sector público investigador es contribuir al desarrollo económico del país y ser centros de excelencia investigadora conectados a las necesidades de ese sector privado y capaces, por tanto, de preguntarse y de dar respuesta a las necesidades del mercado. No hay que olvidar que el objetivo de la política científica y tecnológica es el crecimiento económico y, por tanto, del empleo de alta productividad que es el duradero a largo plazo.

Sponsorized by:
Volvo-Economy

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar