24
Jun

La hiperinflación de Zimbawe

Escrito el 24 junio 2011 por Rafael Pampillón en África, Política Monetaria

Esta semana discutimos en clase sobre la hiperinflación en Brasil (al comienzo de los años 90) y en Chile (al comienzo de los años 70) y le prometí a mis alumnos que hoy escribiría sobre este tema, precisamente en un momento en que las presiones inflacionarias parece que aumentan en todo el mundo.

¿Qué es la hiperinflación?

La hiperinflación es una inflación muy elevada.

No existe una definición universal de la hiperinflación pero muchos economistas la sitúan cuando el nivel de pecios crece por encima del 100% anual. Como todos los procesos inflacionarios, la hiperinflación es causada por la creación excesiva de dinero. Hay dos casos bastante significativos de lo que es la hiperinflación, el de Alemania después de la Primera Guerra Mundial y actualmente, en el siglo XXI, el caso de Zimbabue.

El caso de Zimbabue

En Zimbabue, un billete de 100 billones (millones de millones) de dólares locales vale unos 5 dólares de EEUU.

Esa es la tasa de cambio para el billete de más alta denominación del país africano, el mayor jamás producido para una moneda de circulación legal, y símbolo nacional de una política monetaria descontrolada. En determinado momento de 2009, un billete de 100 billones no alcanzaba para comprar un pasaje de autobús en Harare, la capital del país.

Estos billetes son codiciados entre coleccionistas de monedas y compradores de novedades, y se venden por un precio que es 15 veces el valor oficial en circulación. En la década pasada, el presidente Robert Mugabe y sus aliados intentaron apuntalar la economía —y su gobierno— imprimiendo dinero a toda velocidad. El resultado fue una hiperinflación alimentada con billetes con más ceros. La inflación en Zimbabwe llegó a alcanzar los 231 millones por ciento.

El billete de 100 billones de dólares zimbabuenses, que circuló por apenas unos meses antes de que la moneda fuera oficialmente abandonada en el país en 2009, representaba el límite diario que se permitía a la gente retirar de sus cuentas bancarias. Los precios subieron, causando caos.

La inflación desenfrenada obligó a los zimbabuenses a hacer fila para comprar pan, pasta de dientes y otros productos básicos. Con frecuencia, llevaban bolsas más grandes para su dinero que para los pocos artículos que estaban en condiciones de comprar (ver foto).

[Zim]

Hoy, todas las transacciones son en monedas extranjeras, principalmente en el dólar estadounidense y el rand sudafricano. Pero los billetes sin valor de Zimbabue son valiosos, al menos fuera del país.

Los comerciantes lo suficientemente inteligentes como para comprar los billetes de mayor denominación de Zimbabue mientras estaban en circulación están ahora disfrutando de su inversión.

En un centro comercial de Harare que es popular entre turistas, una visitante alemana no logró encontrar entre vendedores callejeros el codiciado billete de 100 billones de dólares, pero quedó conforme cuando encontró uno de 1.000 millones, por el que pagó 5 dólares de EEUU.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes de los EEUU, Paul Ryan, y John B. Taylor, economista de Stanford, están entre los nuevos dueños de dólares de Zimbabue. Ambos guardan un billete, mostrándolo en momentos oportunos como prueba de las ramificaciones más extremas de la inflación.

EEUU con una deuda brutal que habrá que financiar y con una política monetaria superexpansiva se dirige hacia un proceso inflacionario. ¿Está yendo EEUU hacia la hiperinflación?

Fuente: 1) Patrick McGroarty and Farai Mutsaka. “How to Turn 100 Trillion Dollars Into Five and Feel Good About It“. WSJ, 2)  la hiperinflación y 3) La segunda mayor hiperinflación del mundo

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar