21
Ago

La economía colombiana y la continuidad de Uribe

Escrito el 21 agosto 2009 por Rafael Pampillón en América Latina

Esta semana el Senado colombiano aprobó la propuesta de reforma que permitirá a Álvaro Uribe volver a presentarse a un tercer mandato en 2010. Ahora sólo falta que sea ratificado, la semana que viene, por la Cámara de Representantes, de tal forma que el referéndum se podría producir dentro de 3 meses. Según las encuestas, el 60% de los ciudadanos acudirá a votar, y el 80% lo hará a favor del “sí”. Tras siete años en el poder, Uribe aún cuenta con el apoyo del 80% de la población, si bien es cierto que las prioridades de los ciudadanos podrían haber cambiado a lo largo de la legislatura actual: la marcha de la economía parece primar ahora sobre la seguridad pública. De todas formas, aunque Uribe no se presente a las elecciones de mayo de 2010 -apoyaría la candidatura de su ministro de defensa, Juan Manuel Santos-, resulta más que probable que el próximo gobierno siga contando con una administración de centro-derecha que garantice la continuidad de las políticas de Uribe, dado que la izquierda sigue estando demasiado dividida. 

La crisis económica

 Ciertamente, que la tasa interanual del PIB se ha mantenido en negativo en lo que va de año y, oficialmente, hay que hablar de la primera recesión en Colombia en más de una década. Lo más probable es que la economía conserve, en media, un ritmo negativo de crecimiento de 2009 (-1%), pero en 2010 el crecimiento ya será positivo (2%). Una economía relativamente cerrada en comparación con su entorno (exportaciones e importaciones suponen menos del 20% del PIB), la fuerte bajada de tipos y un sistema financiero estable y con liquidez suficiente ayudarán a mitigar el efecto de la crisis internacional y le permitirán destacar positivamente dentro de la región. El gobierno tampoco se ha quedado de brazos cruzados y, a pesar de su escasa capacidad de maniobra en política fiscal, ha introducido subsidios para la compra de vivienda y créditos para la adquisición de automóviles que tendrán efecto en esta  segunda mitad del año).

 En definitiva, parece que en Colombia lo peor de la crisis se ha quedado atrás y que parece que da igual que sea Uribe o Santos el presidente: la economía seguirá por la senda del crecimiento.

Fuente: Servicio de Estudios de Caja Madrid. Observador Latinoamericano.  Julio de 2009.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar