31
Mar

Espectacular caída de las remesas de emigrantes: 21%

Escrito el 31 marzo 2009 por Rafael Pampillón en Economía española

El Banco de España ha publicado hoy los datos de remesas de inmigrantes del año 2008. Los datos señalan que tras muchos años de crecimiento, las remesas que se envían desde España han disminuido en 2008 un 7%, con respecto a 2006. Efectivamente, en 2007, máximo histórico, se enviaron, desde España, remesas por valor de 8.445 millones de euros, en cambio en 2008 solo se enviaron 7.840. La tendencia es a la baja ya que en el cuarto trimestre del año pasado, último dato, solo se remesaron 1.839 millones una caída del 21%, con respecto al mismo trimestre de 2007. Es el envío más bajo de los últimos 9 trimestres, efectivamente hay que remontarse al 3er trimestre de 2006, en que se remesaron 1.808 millones, para encontrar una cifra menor.

El aumento del paro

¿Cuál es la causa de la disminución de la remesas? la fuerte recesión que atraviesa la economía española que está afectando seriamente al desempleo de la población inmigrante. En el cuarto trimestre de 2008 el paro inmigrante estaba situado en el 21,3% (780.000 personas) de la población activa extranjera, mientras que en la población total española (incluida la inmigrante) el paro era del 12,5% (2.428.400). Para el primer trimestre de este año el paro inmigrante estimado es del 24% de la población activa inmigrante, muy superior al promedio nacional (15,5% también para este primer trimestre del año 2009).

Además en el cuarto trimestre de 2008 se produjo, por primera vez en nuestra historia económica reciente, una destrucción de empleo en la población inmigrante (61.400 ocupados menos). Ello se debe a que las oportunidades de empleo de la mayor parte de la población inmigrante están bastante concentradas en el sector de los servicios de baja productividad y en la construcción de viviendas, y esos dos sectores están reduciendo su actividad. Lo importante es darse cuenta de que no solo está aumentando el paro en la población inmigrante sino que también se está reduciendo el número de ocupados entre los extranjeros menos cualificados.

Las remesas de emigrantes

Como consecuencia del aumento del paro, por tres trimestres consecutivos, las remesas que envían los inmigrantes ubicados en España a sus países de origen descienden. Estos descensos son cada vez mayores.

Cuadro: Envíos de remesas de emigrantes desde España (datos en millones de euros)

Año 1er trimestre 2º trimestre 3er trimestre 4º trimestre Total
2007 1.908 2.011 2.210 2.316 8.445
2008 1.998 1.928 2.075 1.839 7.840
Variación (%)  5% -4% -6% -21% – 7%

Fuente: Banco de España

Además del aumento del paro hay otros dos factores que generan una caída en las remesas que envían los inmigrantes a sus países de origen: 1º) Los salarios que cobran los inmigrantes que tienen permiso de trabajo están disminuyendo. Los inmigrantes son una población más flexible y más necesitada de recursos económicos que los españoles por lo que están dispuestos a cobrar menos salario que los españoles; si cobran menos pueden enviar menos remesas y 2º) Que también los “sin papeles” que trabajan en la economía sumergida y que se confiesan parados (cuando no lo están) les han caído y les están cayendo muchos sus ingresos. Por ejemplo, los empleados del hogar ganan menos dinero ahora que hace un año.

Perspectivas de futuro

En el futuro se puede esperar un mayor descenso en las remesas como consecuencia de la crisis económica española pero también con la menor entrada y mayor salida de migrantes como consecuencia de la propia crisis y de la lucha del Gobierno contra la emigración clandestina. Antes o después el gobierno adoptará un plan de “tolerancia cero” con los “sin papeles”.

En definitiva, el paro en España seguirá aumentando, también entre la población inmigrante y el valor de los envíos de las remesas seguirá disminuyendo como consecuencia de la crisis económica y de los mayores controles migratorios. Mientras tanto no se debe olvidar que las remesas enviadas por los emigrantes desde España han contribuido a mejorar el bienestar de los familiares que se han quedado en el país de origen. Es decir, este descenso de las remesas está teniendo, y va a tener todavía más, efectos negativos en los países de origen de la inmigración.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar