12
Oct

¿Qué es el efeco pobreza?

Escrito el 12 octubre 2008 por Rafael Pampillón en Diccionario de Economía, Economía española

Según datos publicados el viernes de esta semana por el INE, en el segundo trimestre de 2008, las familias españolas ahorraron más. Así, la tasa de ahorro de los hogares se situó en el 14% de su renta disponible en el segundo trimestre del año 2008, lo que supone 2,7 puntos más que el mismo periodo de 2007. El crecimiento del ahorro fue del 30%, en términos reales, mientras que el gasto en consumo de los hogares también en términos reales se estancó, es decir, tuvo un crecimiento prácticamente nulo. En definitiva, las familias para hacer frente a la crisis ahorran más. Pero también porque al reducirse el porcentaje de consumo sobre su renta disponible les ha quedado más renta para ahorrar.


¿Por qué se reduce el consumo?

Es bien sabido que, en España, el precio de las casas está cayendo y todavía lo hará más y más rápidamente y esto es bueno porque así podremos digerir cuanto antes, quizá en 2 ó 3 años, los inmuebles que están a la venta. Pero los menores precios de la vivienda y las caídas de la bolsa están generando a la vez un efecto pobreza que tiene como principal consecuencia la congelación del consumo. ¿Por que cuando cae el precio de las casas disminuye el consumo? El economista Franco Modigliani, premio Nóbel de economía en 1985 demostró que el consumo no solo depende de la renta corriente, como aseveraba Keynes o de la renta permanente (como demostró Friedman), sino también de la riqueza. Es decir, que cuando la riqueza disminuye va a producir efectos negativos sobre el consumo. A eso se le llama efecto pobreza. Decía Modigliani que lo primero que hacen los consumidores cuando se produce un descenso de su riqueza es no cambiar de coche. Y, que cuando se produce un fuerte descenso del patrimonio (riqueza) de las familias cae fuertemente el consumo. Sólo hay que preguntarle a los concesionarios de coches cuantos han vendido este año. Esto es lo que está pasando ahora en España y en el mundo que está cayendo la riqueza y como consecuencia el ahorro aumenta y el consumo disminuye.

Pero el consumo también se debilita por la inflación (el próximo martes se publicará el dato de septiembre) que está erosionando la capacidad de compra de los españoles ya que reduce su poder adquisitivo. El “efecto pobreza” no solo se genera por la reducción de la riqueza inmobiliaria de los hogares sino también por la reducción de la riqueza mobiliaria (fondos de pensiones, fondos de inversión, cartera de valores, etc.). La fuerte caída de la bolsa, un 45% en Europa y un 40% en España en lo que va de año, también generará un descenso del consumo, es decir, un efecto pobreza que reduce la capacidad de gasto y, por tanto, la demanda de bienes de consumo. Otro elemento que también está incidiendo negativamente en el consumo es el elevado nivel del Euríbor y como consecuencia las elevadas cargas hipotecarias que sufren los hogares españoles. También por esta vía se produce un efecto pobreza que reduce el consumo.

Comentarios

Javier Tomás 11 octubre 2008 - 14:26

Es la reacción normal, lógica y casi natural por parte de las familias. Somos, efectivamente, más pobres. Se manifiesta en diversos aspectos, tan variopintos, como interrelacionados entre sí; aumento del ahorro familiar, descenso del consumo, disminución de número de divorcios o en la merma del ambiente festivo en las fiestas del Roser, las de mi pueblo, que se celebran estos días.

Otros años el Mesón del Vino estaba a rebosar pero, en este, se aprecia mucho menos trasiego del habitual. El ayuntamiento, por su parte, solía traer a los cantantes de moda para estos días grandes; Melendi, Miguel Bosé, El Canto del Loco o Bustamente han pasado por aquí en los últimos años. Esta noche tocan dos de los máximos exponentes del “country – rock” de los 80; La Guardia y La Frontera. Desgranarán sus clásicos de toda la vida, esos que se sabe todo el mundo, aunque nadie sepan de quien son.

Canciones como “El límite”, “Judas el Miserable”, “Cuando brille el sol”, “El mundo tras el cristal” o “Mil calles llevan hacia ti” han sobrevivido con dignidad al paso del tiempo y forman parte de las lista de imprescindibles del pop – rock español de todos los tiempos.

El último disco de La Guardia se llama “25 años no es nada”, un recopilatorio en el que actualizan sus éxitos con las colaboraciones de artistas como Efecto Mariposa, Chenoa, Chambao o Los Secretos, otros veteranos.

Pero veinticinco años son muchos y, aún quienes reivindicamos tanto el legado casi legendario como el espíritu roquero de estas dos bandas, reconocemos que ni su caché ni su tirón popular son los de antes.

Estamos en crisis, se nota, se siente, y hoy habrá menos público del habitual en el Recinto de la Marcha. Algunos están en paro, casi nadie hace ya horas extras, sentimos el efecto pobreza y, ante el cartel de esta noche, mucha gente irá a los toros para irse después a casa para ahorrar y consumir menos.

José L. Hernández 12 octubre 2008 - 18:29

Este es el efecto que viene justo detras del “efecto riqueza” provocado artificialmente con la expansión del crédito.

La gente ahora prefiere ahorrar a consumir. No es malo. Eso empujará a la baja el tipo de interés y animará la inversión necesaria para recomponer la estructura productiva. Es el inicio de la recuperación, la cual seguramente se verá frustrada por los políticos si siguen rescatando y rescatando lo que no deben rescartar. Van a hacer como en el 29 y alargar la crisis diez años más.

Mario 27 noviembre 2008 - 08:22

Cuando mi padre se caso solo trabajaba el y fue capaz de comprar un piso de unos 100m2 y mantener mujer y 3 hijos.
Años despues eso ya no era posible. Tanto el marido como la mujer tenian que trabajar para comprar un piso mas pequeño y tener menos hijos.
Hoy ya ni trabajando los dos es posible comprar un piso y tener uno o dos hijos.
La cosa va a peor y peor y peor.
Nos estan empobreciendo. Las crisis no son procesos aleatorios.
Se drea una burbuja en la que nos venden todo muy caro. Luego una crisis donde nso recompran las cosas muy rebajadas y nos empobrecen. Y asi mientras les dejemos hacer.

Raúl González 27 noviembre 2008 - 10:57

Todavía no estamos en crisis. Esto es la pre-crisis, y la verdadera crisis será llamada la “Crisis del 2010”. Por suerte para nosostros, ahora parece que estamos algo mejor preparados que en el 29, y es probable que su impacto sea menor. Los políticos están obsesionados con prolongar lo que se tiene, con el objeto de no perder lo que hay, con lo que se aplicarán importantes recortes de gastos y masivas inyecciones de liquidez en el sitema financiero. El resultado de esta última acción no puede ser más que la expansión de “la burbuja” hasta límites físicamente insostenibles, prolongar lo que ya tiene fecha de caducidad, endeudándonos más aún en un último intento de mantener lo que se tiene. El problema fundamental no es un problema de liquidez, sino un problema estructural. El sistema no se mantiene porque existe una escasez real de recursos productivos y de capacidad de compra. El problema fundamental es que el sistema capitalista tal y como lo conocemos está haciendo aguas, y los políticos deberían aunar esfuerzos en diseñar un nuevo sistema económico, para que el golpe sea menor y tengamos una alternativa diseñada cuando venga la verdadera crisis. Ese nuevo sistema debería tener en cuenta que los recursos son limitados, y que debe existir una regulación para el control de los precios.

Alberto 27 noviembre 2008 - 11:40

Interesante artículo sobre el efecto pobreza.
Me gustaría responder a Javier Tomás diciendo que no veo la relación entre el aumento del ahorro y la inversión en este caso. En general si,no aquí, pues la inseguridad e incertidumbre de cualquier inversión privada en estos momentos, en contra posición con la deuda pública.

Todo esto hará que el inversor privado busque la seguridad en deuda pública, restando capacidad de inversión y financiación a las empresas.Máxime con la generación de deuda extraordinaria que se anuncia desde el gobierno .

otroPuntodeVista 27 noviembre 2008 - 16:59

pues yo opino otra cosa sobre la crisis. Lo llamaría “efecto mínimo esfuerzo”. Me explico: lo que de verdad no es sostenible es ganar dinero sin trabajar. Y desde mi humilde opinión es que hemos llegado a un punto en el que la pirámide de gente que vivía del cuento se ha invertido. No voy a poner ejemplos; o mejor sí los voy a poner: desde ir a un restaurante y que el servicio sea pésimo, puesto que el camarero de turno está pensando que no es el trabajo de su vida y que mañana ya no estará trabajando en ese sitio, el vendedor de coches que no te vende el coche por que se ha quedado sin catálogos y hasta que no le manden el próximo catálogo pues nada… (esto me ha pasado a mí). Fui hace dos años a un concesionario BMW de Madrid y el vendedor al preguntarle yo por un modelo concreto me dijo que habían cambiado ese mes el modelo del coche y que no tenía los catálogos nuevos…. yo me quedé perplejo por que con eso daba la conversación por terminada dejándome con un palmo de narices… Yo me quería comprar ese coche, ya lo conocía, queria hacer un pedido…. Pero es que en un concesionario de Audi me pasó lo mismo. Dejé mi tarjeta para que me llamasen y no me llamaron nunca. Al menos en BMW, seis meses más tarde me llamaron…. Increible pero cierto… Luego tenemos los ejemplos de cantantes OT que quieren mostrar el palmito y vivir de la SGAE, que por cierto tiene un modelo de negocio muy curioso también…. Por no hablar de la gente que en su primer trabajo ya quiere ser jefe, o que el trabajo más interesante para ellos sea dependiendo del horario o lo cerca que esté su casa del mismo… Bueno, mejor escribo un libro a ver si me forro yo también y dejo de trabajar… La culpa de la crisi la tenemos todos, por no esforzarnos lo suficiente. Cuanta gente escribe posts en internet en la oficina (como yo ahora mismo) cuando debería estar produciendo, por no hablar de Facebook, chats, etc…. etc….. etc…

xavi 27 noviembre 2008 - 19:16

Mensaje bàsicamente para el de arriba ( Alberto ),

Si el camarero te atendia pésimamente era porque trabajar 60 horas a la semana ( si señores, en la hosteleria eso existe ) por 800 euros al més no da el ánimo suficiente para lamer los zapatos a cualquier capullo.
Si el tipo del concesionario no te vende un BMW o un Audi te jodes y pillas el bús como hacemos los vagos que nos pasamos el dia mandando posts.
A mi también me ponen trabas los vendedores de la Audi cuando voy allí con mi nomina que no llega a los 3 ceros y no me quejo tanto.
Y ahora te dejo porque voy a mirar si tengo algún mensaje de mis colegas en Facebook dandome información de los cástings que se van a hacer en operación triunfo en Barcelona.

Miguel 27 noviembre 2008 - 20:34

Tendría demasiadas cosas que discutir con todos. Por resumir, desde luego que hay que eliminar el capitalismo salvaje en el que vivimos, para dejarlo en capitalismo, que considero que la organización economica natural para el hombre. Lo que hay que desterrar es la ambición extrema que impera actualmente para que el crecimiento ya no vale. Para que valga debe ser exponencial, una rueda que lleva al batacazo irremediablemente.
A nivel del ciudadano, no se le debe permitir el nivel de riesgo que se ha asumido en los ultimos años por un endeudamiento brutal. Una serie de sectores que todos sabemos han sido responsables de este desaguisado, entre los que esta la banca, que siendo un pilar economico son los primeros que no deben jugar con la estabilidad de un pais. Esto mismo debe exportarse a nivel empresarial. Supongo que cierta regulación puede ser aplicada para controlar tambien el nivel de riesgo. Todo esto deberia hacerlo el mercado de manera natural, pero como se demuestra que pierde la cabeza por poner mas importancia en crecimientos exponenciales que en la estabilidad, hay que regular.
En este replanteamiento del capitalismo, la transparencia economica a todos los niveles (incluidos gubernamentales) debe ser la idea base (esto parece que se esta teniendo en cuenta).
Otra cosa son los problemas de base de este pais, que basicamente no tenemos la perspectiva de futuro de otros (desgraciadamente no tenemos ni perspectiva de pais gracias a la clase politica que quiere sillones con mas poder a costa de cualquier otra cosa. Los nacionalismos, por ejemplo, son excusas) por que somos basicamente, cutres. Queremos dinero facil con el menor esfuerzo posible. Y ultimamente con los menores conocimientos. Si añadimos la perdida de valores de la sociedad, el resultado es que España no ha aportado valor a la producción por no invertir en I+D y ahora que se llevan la produccion al este, aqui no hacemos nada. Bueno si, protestar. Y mas vale que nos guste porque esto tiene mala pinta.
Antes un camarero ganaba pasta y siempre ha trabajado mas horas de lo normal. Pero había profesionales con ganas de trabajar. Y recuerdo a alguno que muchos de los camareros de 800 euros lo son porque no han dado ni un palo al agua en la vida, y la mayoria de ellos estan encantados con ese sueldo hasta los 30 años porque les da para pagar un credito para un seat leon TDI amarillo de 170 caballos, gasoil y cubatas….y luego, a protestar. Y otros muchos, ni eso, prefieren no tener nada (mientras viva Papi no hay problema), con lo que han tenido que venir otros de sitios donde saben que es la pobreza para coger esos puestos. Añadamos el perfil cutre del modo de pensar del español medio al empresarios y nos salen muchos a los que la calidad del servicio les importa nada y el dinero mucho. No se valora un buen trabajador con un sueldo digno y se acaba marchando. Y se quedan los malos……
Me estoy deprimiendo.

Zen 28 noviembre 2008 - 11:45

En mi opinión lo único bueno de la crisis, si es que algo positivo se puede sacar de ella, es que para sobrellevarla todos vamos a tener que “mejorar ” ,y bastante, en muchos sentidos.
En los recientes y pasados años de bonanza muchos han tenido trabajos cuyo único cometido era “estar” y no el hecho de trabajar.Ejemplos de ellos los casos aquí comentados en post anteriores y mas que todos podemos conocer. En la actualidad si no eres realmente eficiente y productivo, dificilmente la empresa te va a poder mantener en el trabajo, porque incluso siendolo puede que no puedas permanecer en el empleo.
En épocas de crisis se depuran laboralmente a los vagos y a muchos que viven del cuento.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar