7
Oct

El dólar ha ido cayendo desde enero más de un 7% frente al euro y parece que no se recupera. Es este un tema del que ya hemos escrito en este blog. En septiembre y lo que va de octubre algunas monedas latinoamericanas como el peso argentino, el chileno y el real brasileño también han ganado terreno y fortaleza frente a la divisa estadounidense. Es más el valor del dólar frente a las divisas de sus socios comerciales ha llegado a su punto más bajo en una década. Sin embargo, el dólar ha estado todavía más depreciado que ahora. Así, en 1973 un euro virtual se cambiaba por 2 dólares. En 1978 y en 1995 el euro cotizaba alrededor de 1,45 $/euro y este viernes cerró a 1, 41 $/€.

Es sabido que esta debilidad del dólar y fortalecimiento del euro perjudica a las exportaciones de la Eurozona que se vuelven menos competitivas. De ahí que muchos economistas consideran que la fortaleza del euro es una desventaja. Así los turistas extranjeros vendrán menos a las playas españolas, a París y a los parques temáticos y a otras atracciones eurozónicas. Sin embargo, los tipos de cambio están tan entrelazados con otras corrientes en la economía, que el impacto del valor del euro cambia de una persona a otra, de una empresa a otra y, a veces, incluso dentro de un mismo sector.


Pero no hay mal que por bien no venga y si el euro se sigue apreciando podría favorecer la estabilidad de precios y, por tanto, una reducción de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo lo que sería bueno para la economía. La apreciación también afecta positivamente a los consumidores al reducir el precio de los bienes importados. Sin embargo, el sector inmobiliario sufre más con un euro apreciado ya que muchos extranjeros no querrán comprar bienes raíces u otros activos eurozónicos por sus elevados precios en dólares. En cambio veremos aumentar la inversión extranjera en EEUU ya que los extranjeros comprarán activos de EEUU (fábricas, inmuebles y empresas) ya que están tirados de precio.

Al igual que el euro, también las monedas latinoamericanas se han apreciado con fuerza frente al dólar impulsadas por los precios históricamente altos de las materias primas. Si bien estas exportaciones tradicionales y de poco valor añadido han supuesto una fuerte entrada de divisas en América Latina, sin embargo, están apreciando las monedas latinoamericanas y debilitando las exportaciones industriales. Ahora cada dólar exportado tiene menos valor en moneda local por lo que algunas empresas exportadoras apenas logran cubrir sus costes. Además cuando se revierta la tendencia de depreciación del dólar, si es que algún día se revierte, y sea más competitivo exportar desde América Latina sus sectores industriales probablemente se encuentre en una situación muy debilitada.

En definitiva, la actual apreciación de las monedas frente al dólar tiene un efecto negativo sobre el dinamismo exportador de la Eurozona y de América Latina ¿Seguirá esta tendencia? Si es así ¿A cuanto legará el dólar en su depreciación frente al euro? ¿Está llegando a su fin el largo reinado del dólar? ¿Se acaba el imperio americano?¿La nación más arrogante y dominante del mundo cederá su sitio a otra potencia?

Comentarios

A Simancas 8 octubre 2007 - 09:00

¿Qué es un dólar virtual?

Rafael Pampillon 8 octubre 2007 - 09:10

A Simanacas: creo que te has confundido y has querido decir euro virtual y no dólar virtual. En mi post hablo de euro virtual que es un euro simulado, cuya cotización para la década de los años setenta, ochenta y noventa es fácil de calcular sin más que utilizar las cotizaciones que entonces tenían las diversas monedas que componen un euro.

Frente al euro viurtual está el euro real, el que rige desde el 1 de enero de 1999 y que está en circulación (en forma de billetes y monedas) desde el año 2002 y que como digo en el post en este mes de octubre ha estado en su momento histórico de mayor fortaleza.

Daniel Rosenfeld 8 octubre 2007 - 10:00

Hola Rafa.

Tomando en cuenta que las importaciones en EEUU se han reducido significativamente y las exportaciones han aumentado debido al debilitamiento del dólar respecto al Euro, logrando así una optimización en la balanza comercial por cuenta corriente, y tomando en cuenta que la apreciación de la moneda de un país ayuda a controlar las tendencias inflacionarias, hasta que punto entonces le es conveniente a la economía Americana la depreciación de su moneda en un mediano plazo?.

Rafael Pampillón 8 octubre 2007 - 10:37

Daniel, a mi me parece que todavía estamos muy lejos de obtener equilibrio exterior en EEUU. La caída del dólar favorecerá un menor déficit exterior americano y es, sin duda, lo que necesita EEUU para resolver el desequilibrio exterior, pero el desequilibrio persiste. Creo que en el futuro con un dólar depreciado el desequilibrio exterior va a disminuir lo que va a permitir a la economía estadounidense (que atraviesa una fase de desaceleración) no entrar en recesión. El déficit exterior (medido por el saldo de la cuenta corriente) irá reduciéndose del 5,7% del PIB actual al 4,5% el año que viene. Esto puede traducirse en menores presiones a la depreciación del dólar. El dólar incluso se apreciará un poco a lo largo de 2008. Si esto sucediese la Reserva Federal podría seguir relajando la política monetaria. Por lo que se refiere al euro, pienso que su actual sobrevaloración pasará factura a la Eurozona en términos de menor crecimiento.

Fabio Casasús 8 octubre 2007 - 16:21

Lo malo de la caída del dólar es que encarece todo lo importado que consumimos y también las materias primas y piezas utilizadas por la industria, además que encarece nuestros viajes al exterior y nuestras inversiones en el extranjero. Una continuada caída del dólar desestabilizaría la economía internacional, provocando una recesión mundial.

Javier Tomás 9 octubre 2007 - 00:11

En el periódico chileno El Mercurio hay un artículo muy interesante sobre el efecto que la caída del dólar produce en las PYMES de aquel país.

http://diario.elmercurio.com/2007/10/08/economia_y_negocios/empresas_y_negocios/noticias/2EAB5814-2095-49F6-9135-9265868BA107.htm?id={2EAB5814-2095-49F6-9135-9265868BA107}

Se proponen, además, algunas posibles soluciones para paliar esos resultados tan negativos que produce un dólar tan depreciado.

Se menta colateralmente al cobre, como no podía ser de otra manera tratándose de Chile; a CODELCO también le afecta la caída del dólar, junto a una fuerza laboral más cara y al alza en el costo de la energía.

Jorge Recabarren 10 octubre 2007 - 15:39

Hola..
El tema en Chile parece ser un poco más complicado que en la Eurozona (al menos asi lo veo yo). Con un crecimiento proyectado que ha ido reduciendose en la medida que pasa el año, una inflación que alcanza valores que no se veían desde hace una decada, una moneda fortalecida frente al Dolar que afecta las exportaciones locales, una diferencia de tasas entre las de la FED y el Banco Central Chile que favorece apreciación del peso, un aumento del gasto público proyectado para el 2008 del 8% aproximadamente, entre otras cosas, me hace surgir la pregunta: ¿De qué manera controlamos la inflación, no desaceleramos la economía, continuamos con los planes sociales de gobierno en gasto publico, mejoramos nuestra posición exportadora por la caida del dolar (que ya no puede ser simplemente “tratada” con la compra de dolares por parte del banco central)?
Parece dificil poder dejar contentos a todos.El ministro de hacienda chileno tiene un bonito desafío.

olivia 26 noviembre 2007 - 20:01

Rafael,
que me recomiendas hacer? yo vivo en costa rica y gano en dolares.. hace poco empezo el colon a ser mas fuerte que el dolar y ya he perdido $50 por cada $1000.. aparte de que la mayoria de los gastos diarios son en colones..

Rafael Pampillón 26 noviembre 2007 - 22:03

Querida Olivia: No te puedo ayudar, ya que en mi opinión el tipo de cambio no se puede predecir. En este mismo blog me preguntaba el 13 de diciembre ¿Hacia donde va el dólar? ¿Cuál será el futuro del tipo de cambio? Dije entonces e insisto ahora: la mejor estimación del tipo de cambio futuro es el tipo de cambio actual, es decir, el vigente en este momento ya que esa cotización recoge toda la información disponible en el mercado presente y futura conocida en este momento. Cualquier nueva información que aparezca (previsiones, estadísticas e incluso datos falsos) o cualquier cambio en la percepción de los actores en el mercado (incluidos los rumores y las sospechas) se tendrán inmediatamente en cuenta, generando compras o ventas y traduciéndose inmediatamente en apreciaciones o depreciaciones del dólar. Como ves pienso que el tipo de cambio no se puede predecir.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar