26
Oct

LA VALORACION DE LAS INVERSIONES EN EL EXTRANJERO: El Fondo de Comercio

Escrito el 26 octubre 2008 por Fernando Antonio Beltranena en Economía española

Fondo de Comercio y Precios de Transfererencia. Para el lector de esta columna no familiarizado con estos dos términos, conviene aclarar que cuando una empresa española compraba una firma en el extranjero, podía llegar a pagar un valor superior al de su precio en libros ¿Por qué lo hacía? Porque la compra era interesante estratégicamente, por su implantación en el mercado local etc., y además porque durante las últimas dos décadas las empresas compradoras podían amortizar el sobreprecio durante 20 años, justificando ante la Hacienda Pública que el sobreprecio era parte de un fondo de comercio latente que afloraría en los años posteriores a la compra.

Desde este año y con el nuevo Plan General Contable los resultados de la empresa adquirida van directamente a la cuenta de Pérdidas y Ganancias de la Inversora ¿Qué pueden hacer los inversores? Tratar que su inversión aumente de valor, bien por la vía de los resultados o bien porque la moneda en la que se ha hecho la inversión se aprecia.

En los últimos 3 meses el peso mexicano se ha apreciado un 26% frente al USD y el real Brasileño un 31%. Como el euro sigue últimamente una senda de devaluación frente a la moneda norteamericana, esto implica que la diferencia entre lo pagado y el valor real todavía será mayor: mayor pérdida para la matriz española.


En plena crisis económica mundial las empresas españolas que hayan invertido en el extranjero tienen el objetivo , nada fácil, de lograr crecer e incrementar sus resultados en los mercados latinoamericanos ya que con la caída de los precios de las materias primas y la retirada de capitales, las continuas depreciaciones de las monedas locales pueden continuar.

Una forma de recuperar lo invertido es facturando servicios a la filial, transferencia de conocimientos y Know-How necesarios para operar, pero ¡cuidado! la normativa actual de este tipo de actuaciones exige también a la empresa matriz un cuidado exquisito en el traslado de costes a la adquirida: tienen que ser precios de mercado.

España ha contado con una herramienta única en su expansión exterior (amortización del coste en 20 años). En el futuro cercano los mercados financieros penalizarán sin duda los sobreprecios o adquisiciones no muy claras.
www.trading-safely.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar