24
Oct

¿Por qué los países son pobres?: El caso de Camerún

Escrito el 24 octubre 2007 por Rafael Pampillón en África

Hoy hemos discutido en clase de Análisis de Países el capítulo “¿Por qué los países son pobres?” del libro El economista camuflado de Tim Harford. El capítulo explica lo que vio el autor en una estancia en Camerún y como la corrupción desemboca inevitablemente en la pobreza de un país.

Según Tim Harford, Camerún es un país con muchos problemas: burocracia, un sistema legal poco transparente, corrupción generalizada e infraestructuras inadecuadas y con mantenimiento insuficiente. Tampoco se deben olvidar los problemas sociales y de salud que existen, con el virus VIH a la cabeza. Cuenta además con una climatología adversa donde la continua humedad del territorio junto a unas condiciones insalubres en las ciudades, favorecen la aparición de diversas enfermedades, como la malaria. Durante la época colonial ya comenzaron a gestarse grandes diferencias entre la población, dividida entre la zona francesa (con infraestructuras, mayor nivel de educación…) y la zona inglesa (con menor renta per cápita, de gran influencia nigeriana y bastante desatendida por parte de los británicos que la gobernaban desde Nigeria).


Desde 1982, Camerún está gobernado por Biya. En sus primeros años de gobierno aprovechó las infraestructuras de su predecesor, Ahidjo, pero estas se han quedado totalmente obsoletas provocando una carencia casi total de carreteras. Según Tim Harford el gobierno se ejerce desde la corrupción y el enriquecimiento de sus miembros, lo que ha llevado a crear un sistema de saqueadores gubernamentales que exprimen diariamente a la población a través de altos impuestos y sobornos. El Banco Mundial precisamente por este tipo de problemas de corrupción no les cede ningún tipo de préstamo a estos países corruptos ya que más de la mitad de ese dinero va directamente al bolsillo del gobernante. Las subvenciones y créditos internacionales se reparten, según Harford , entre sus gobernantes endeudando más al país. Los niveles de educación son mínimos. Además, debido a la mala imagen internacional y falta de interés del gobierno, las inversiones extranjeras también son mínimas (aunque recientemente ha firmado un tratado con China y Francia y EEUU para explotar el petróleo) y un acuerdo con China muy importante que pretende aumentar la exportación de bananas, cacao y café. La intervención gubernamental en la economía incluye empresas de servicios públicos e industrias de propiedad estatal, así como costosas regulaciones que obstaculizan, como ya he indicado, la inversión extranjera y el crecimiento económico. Camerún está atrapado en el “círculo vicioso de la pobreza”. El gobierno, debería cambiar y dar más seguridad a la inversión extranjera, reducir la burocracia, realizar infraestructuras básicas y dar más confianza a sus ciudadanos.

Sin embargo, en un informe muy reciente de la OCDE African Economic Outlook 2007 aparece un capítulo largo, neutro y positivo sobre Camerún. Después de leerlo detenidamente parece que Camerún no es tan desastre como lo pinta Tim Harford. Es más me asalta la duda sobre quien tiene razón si Tim Harford o la OCDE.

Si Tim Harford tiene razón ¿Tienen soluciones los problemas de Camerún? ¿Puede Camerún conseguir credibilidad internacional para recibir apoyo del FMI y del Banco Mundial, así como de otros países? ¿Deberían los medios de comunicación denunciar esta situación de corrupción y dar a conocer las malas condiciones de sus habitantes?¿Se debería crear cierta presión internacional para establecer una democracia auténtica, ya que los observadores internacionales señalaron que no fueron válidas las últimas elecciones? ¿Cómo se podría el país mejorar la base educativa y fomentar un poco más la cultura de empresa?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar