27
Ene

¿Es suficiente con crear empleo?

Escrito el 27 enero 2007 por Rafael Pampillón en Economía española

Como complemento, al artículo que publico hoy sábado en el diario EXPANSIÓN “¿Es suficiente con crear empleo?”, me gustaría añadir que según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el empleo en España ha crecido en el conjunto del año 2006 sobre todo en los servicios (540.900 nuevo puestos de trabajo), después fue la construcción (con 200.300 empleos nuevos) y, por último la industria con solo 31.300 nuevos puestos de trabajo. Por tanto, los sectores más creadores de empleo vuelven a ser los de más baja productividad: la construcción y los servicios. Es de lamentar que el empleo en el sector industrial siga avanzando a tasas muy modestas. Por tanto, un aspecto negativo del patrón de creación de empleo de la economía española es su concentración en actividades de baja calificación y escaso valor añadido. Este argumento se refuerza por el hecho de que el incremento habido en la ocupación en 2006 ha sido sobretodo de mano de obra inmigrante con un crecimiento del 21,15%, con respecto al año 2005, mientras que el empleo de trabajadores españoles solo creció un 1,62%. Desgraciadamente, España se sitúa a la cola de la Unión Europea en innovación empresarial. El camino que hemos elegido es el de la construcción y los servicios que, según la EPA, son los sectores que crean más empleo. Y no se debe olvidar que el empleo está siendo el motor de nuestra economía. Efectivamente, el fuerte incremento del empleo (sobre todo inmigrante), genera más masa salarial y, por tanto, mayor demanda de consumo y de viviendas, lo que significa más producción de bienes de consumo y más construcción, es decir, más crecimiento económico y empleo, lo que a su vez aumenta la renta, etc. Este círculo virtuoso se basa, en buena medida, en el crecimiento del empleo en sectores de baja productividad (construcción y servicios) ¿En situación tan favorable como la actual podría terminar este “boom” de crecimiento y empleo? ¿Qué puede pasar si siguen subiendo los tipos de interés o se frena el empleo porque se produce una brusca desaceleración del mercado inmobiliario o todo a la vez? ¿Se rompería el círculo virtuoso del empleo y comenzaría un círculo vicioso, es decir habría menos consumo, menos crecimiento y menos empleo? ¿Dan los políticos suficiente importancia a los fuertes desequilibrios (inflación y déficit exterior) que este fuerte crecimiento está generando?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar