17
Nov

Milton Friedman y Margaret Thatcher

Escrito el 17 noviembre 2006 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

Como continuación a la entrada sobre Milton Friedman quisiera señalar que en lo que a la política económica como praxis se refiere, la principal discípula de Friedman fue Margaret Thatcher. Gobernó Gran Bretaña desde 1979 hasta 1987. Su política radicalmente distinta a la seguida por los laboristas, en gobiernos anteriores, tuvo como finalidad activar el crecimiento económico, estabilizar los precios y restaurar la posición de Gran Bretaña como potencia económica y política a nivel mundial. La forma de alcanzar estos objetivos fue adhiriéndose a las tesis de Friedman: un monetarismo estricto, reducir la intervención del gobierno en la economía, equilibrar los presupuestos y confiar en los mecanismos del mercado como sistema de asignación eficiente de recursos. La lucha contra la inflación fue su objetivo prioritario, por encima de cualquier otro objetivo económico. Para reducir la presencia del estado en la economía redujo los impuestos, que estaban en niveles exageradamente altos (el tipo más alto del impuesto sobre la renta del 83% al 60% y el más bajo del 33 al 30%), a la vez que mantuvo una estricta política de gasto (como el recorte del empleo público) con el fin de alcanzar el equilibrio presupuestario.Thatcher creía que el estado del bienestar era un despilfarro. Reducir el grado de la cobertura del bienestar fue uno de sus objetivos más importantes

Consiguió reducir las expectativas inflacionarias, privatizó casi todo el sector público empresarila y se alejó de la UE (euroescepticismo). A partir de entonces los conservadores británicos se negaron a aceptar para Gran Bretaña los pasos que exigía el tratado de Maastricht, exigieron la cláusula opting out para no formar parte del euro, vetaron numerosas directivas que desarrollaban el Mercado Único, especialmente las fiscales, no firmaron el acuerdo de Schengen sobre apertura de fronteras y se opusieron a la creación de una política social europea. Sin embargo, durante años el país tuvo la tasa más elevada de crecimiento económico de Europa. Quizás este fue uno de los motivos por los que el partido conservador gobernó durante 18 años, hasta que, en 1997, el laborista Tony Blair se subió al poder. Muchos ingleses creyeron que el libre mercado fue la causa del “boom” económico de Gran Bretaña. Me pregunto ¿Es el estado de bienestar compatible con el crecimiento económico? ¿Tiene un líder que ser fuerte, como la “dama de hierro” para lograr hacer débil el Estado? ¿Por qué en algunos países, como los Nórdicos se puede mantener el crecimiento y el estado de bienestar? ¿Por qué Thatcher fue capaz de alcanzar los objetivos que sus predecesores laboristas no alcanzaron? ¿Cuan importante fue para el crecimiento económico británico el descubrimiento de petróleo en el Mar del Norte? ¿Porque Thatcher tubo un mayor soporte popular que sus predecesores? ¿Fue porque tuvo una oposición más dividida y débil?.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar