16
Nov

Ha muerto Milton Friedman

Escrito el 16 noviembre 2006 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

Ha muerto Milton Friedman, premio Nóbel de Economía y quizá el economista más influyente del siglo XX después de John Maynard Keynes. Su doctrina tiene que ver con la defensa de la libertad de mercado tanto a nivel nacional como a nivel internacional. De su defensa del mercado se derivan modelos económicos como el de Chile o China, el avance de la globalización, la extensión del capitalismo tras la caída de la URSS, el éxito de la economía norteamericana, y la reciente pujanza de India.

Su principal tesis sostiene que hay una relación estrecha entre la inflación y la oferta monetaria, de modo que los precios pueden ser controlados regulando, por parte del banco central, el dinero que entra en el sistema. “La inflación es siempre y en todas partes un fenómeno monetario en el sentido de que es y sólo puede ser producido por un aumento más rápido en la cantidad de dinero que de la producción. De modo que, para evitar la inflación, debe buscarse un equilibrio entre la producción y la cantidad de dinero”, reza uno de sus pasajes más conocidos. De ahí que entre los friedmanianos más ferveintes se encuentren practicamente todos los abnqueros centrales del mundo.

Margaret Thatcher, en Reino Unido y Ronald Reagan, en Estados Unidos, siguieron su ideario cuando estuvieron, en la décda de los años ochenta, al frente del Gobierno de sus países. Gracias a sus ideas, consiguieron adelgazar el peso del Estado en la economía, desregular los mercados y debilitar a los sindicatos. Friedman era partidario de que “el espacio de acción del Estado debería limitarse. Su principal tarea debería ser proteger nuestra libertad, asegurar el orden y los contratos privados, y promover mercados competitivos”.

Friedman era partidario de un sistema de tipos de cambio flotante puro. Que es el régimen que actualmente tienen el dólar, el euro y el yen. El afirmaba rotundamente que nunca hubo, ni puede haber, una crisis cambiaria bajo el régimen de tipo de cambio flotante puro. Puede haber crisis internas en los países pero no irán acompañadas de crisis cambiarias. La razón es simple: las fluctuaciones de los tipos de cambio en un sistema de tipos de cambio limpio absorben o ajustan automáticamente las presiones mientras que en un régimen de tipos de cambio fijo o un sistema de tipos de cambio flotantes sucio llevan a la crisis. En este sentido creía que el FMI era un factor desestabilizador cuando protege a los países para que mantengan un los sistemas de tipo cambio fijo. “No es una exageración decir que, si no hubiera habido un FMI, no hubiera habido una crisis asiática, aunque los países individuales pudieran tener crisis internas”. El legado de Milton Friedman puede reducirse en una frase: amor a la libertad y horror por el Estado. Su doctrina económica está basada en el liberalismo que le llevó a reclamar planes de pensiones privados y tipos únicos de IRPF. Ha muerto uno de los economista más importantes del siglo XX.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar