1
Jul

El fin de los días de vino y rosas

Escrito el 1 julio 2009 por José Ramón Diez Guijarro en Economía española

Esta mañana el INE ha publicado las cuentas no financieras de los sectores institucionales (1T de 2009), herramienta indispensable para analizar las tendencias de ahorro e inversión de los diferentes agentes y, por tanto, la evolución de las necesidades de financiación de la economía española. Como era de esperar, la fuerte recesión de la economía española, en parte originada en la importante restricción crediticia que existe en los mercados financieros internacionales, está permitiendo reducir la apelación al ahorro externo desde niveles máximos cercanos al 10% del PIB, hasta el 8,4% del 1T. Esta tendencia continuará en los próximos trimestres, pues el aumento del gasto e inversión pública será incapaz de compensar el fuerte retroceso de la demanda privada. De manera que en 2010 las necesidades de financiación podrían situarse por debajo del 5% del PIB.

Este descenso de la apelación al ahorro externo es junto a la evolución de la inflación, la única noticia positiva de la economía española en los últimos meses. Lo que ha permitido la primera reducción de la posición deudora neta de nuestro país en los últimos 15 años (del 80,1% al 79,5% del PIB). Pese a ello, debemos ser concientes que debemos al exterior, nada más y nada menos que 866.663 millones de euros en términos netos.

La necesidad de financiación de la economía (-8,4% del PIB) se distribuye entre AA.PP. y empresas (con necesidades del 5,4% y 6,4%, respectivamente), por un lado, y familias e instituciones financieras (con capacidad de financiación en ambos casos del 1,8% y del 1,7%), por otro. Se prolonga el cambio de tendencia en la evolución financiera de los distintos agentes, que se inició el pasado año: por un lado, empresas y familias, ante el elevado endeudamiento que acumulan, se ven forzados a reducir la brecha entre ahorro e inversión; por otro, el parón de la actividad y las medidas discrecionales puestas en marcha para hacerla frente afectan a las cuentas de las AA.PP., que experimentan un agudo empeoramiento, lo que está reduciendo rápidamente el margen de actuación de la política fiscal y obligará, antes o después, a un cambio de rumbo de la misma, mediante la contención del gasto y/o subidas de impuestos, lo que podría quebrar una incipiente y débil recuperación.

En el caso de los hogares, la intensa destrucción de empleo, junto con la necesidad de recomponer su situación financiera, el efecto riqueza negativo derivado de los menores precios inmobiliarios y cotizaciones bursátiles y las condiciones de crédito más restrictivas están mermando sensiblemente el gasto de las familias, lo que facilita la recuperación del ahorro, que se sitúa en máximos históricos (14,1% de la renta bruta disponible, frente al 10% de 2007). En definitiva, la recesión y el elevado apalancamiento de familias y empresas está obligando a que sean mucho más cautelosas en sus decisiones de gasto, lo que está provocando un aumento del ahorro, en parte compensado por una tendencia diametralmente opuesta del sector público. Pero en el agregado, se detecta una incipiente corrección de los excesos de principios de esta década. Parece que todos empezamos a ser conscientes de que se acabaron los días de vino y rosas.

 

Comentarios

bsanchez 1 julio 2009 - 15:01

El Banco de España también publicó los datos de la deuda externa, que asciende ya a un 165% del PIB. Los datos del 1er trimestre son un récord histórico y es el resultado de el incremento del endeudamiento del estado. Las empresas no financieras y los hogares redujeron su endeudamiento con el exterior.

Datos y gráficos en mi blog.

Víctor Romero 3 julio 2009 - 08:47

Quizás sea por mi juventud y porque realmente no he vivido una crisis como esta pero creo que hay síntomas que favorecen al optimismo.

La vivienda bajará, sobre el 30%-40%. El paro, aunque sea por el verano ha decrecido. El euribor por debajo del 1.5 y la gente gastando. Creo que hay posibilidades.

Miguel Labrador López de Azcona 3 julio 2009 - 21:39

Es cierto que los días de vino y rosas ses han acabado, pero los hogares tiene su parte de culpa en la situación que están viviendo. Muchas de las familias españolas han vivido por encima de sus posibilidades, pidiendo préstamos incluso para comprarse una televisión o irse de vacaciones. Al final, y en gran medida debido a las hipotecas que estaban pagando, se han encontrado con el agua al cuello.

Quizá deberían haber sido más previsores, no haber vivido por encima de sus posibilidades y haber pensado en el ahorro un poco más. Quizá si hubieran dedicado un 10% de sus ingresos al ahorro, habrían hecho mayores sacrificios y no se habrían comprado la tele de plasma a crédito, o se habrían ido de vacaciones a crédito. Además, ahora que necesitan dinero lo tendrían y estarían en una situación más desahogada. Y por último, con ese pequeño ahorro, al cabo de varias décadas cuando llegara la jubilación, tendrían dinero para vivir con una calidad de vida mejor.

GMA 5 julio 2009 - 07:05

Que me diga un directivo de un banco que los días de vino y rosas se han acabado es que es de vergüenza ajena, cuando es el sector financiero quien provocó la gran burbuja inmobiliaria, animando a promotores a comprar suelo “no ladrillos” a precio desorbitado. Y por cierto, nadie ha dimitido en ninguna entidad financira, aunque las reformas laborales sean urgentes porque nuestro mercado laboral es muy rígido… (Con reforma o sin ella en el sector financiero deberían cortarse cabezas y dejar que otra gente con nuevas ideas y sin lastres del pasado empezara a pensar en positivo)

En este blog ¿no sabéis poner nada positivo?, ¿no hay nadie que haga las cosas bien o decentemente?.El ie es una escuela de negocios (a la que yo quiero mucho), pero me decepciona enormemente que sus primeros espadas no sepan más que decir lo malo que va a ser todo y el desastre de país que somos. Para eso me vale cualquier tertuliano que lo mismo habla del precio de la naranja que de acciones de contraespionaje, sin tener ni idea de nada.

Por responsabilidad, centraos en pensar en positivo, porque el valor añadido de lo que decís es cero. Lo difícil es construir, limitarse a decir lo mal que está todo y lo mal que va a estar lo hace cualquiera.

Jesus Olivares Matamoros 8 julio 2009 - 13:45

GMA, bienvenido a España, donde lo que nos encanta es criticar. Indudablemente plantear medidas positivas…es algo complicado porque aunque se tomen sus efectos son a largo plazo, por lo cual seria teorizar sobre que hay que hacer reformas estructurales en el pais por ejemplo en educacion, pero para ello se necesita un mercado de trabajo dinamico, intensivo en capital humano y no extensivo, que importantes empresas se interesen por España, es decir, podriamos escribir muy mucho sobre esto.

Yo considero que efectivamente ha habido un problema de vivir por encima de nuestras posibilidades de lo cual tiene mucha culpa los bancos, como empresas privadas que son, aunque algunas esten muy intervenidas por las comunidades Autonomas, pero es cierto que por motivos culturales que una persona destine parte de sus ingresos a ahorros…cuando lo que hace la gente es gastarselo todo y mas…Miguel, eso solo lo hacen unos pocos, los previsores y los que pueden, no todos poseen unas nominas boyantes y hay mucha falta de planificacion.

En cuanto a lo comentado por Jose Ramon, el gasto de las familias se esta mermando por esa expectativa de futuro de no saber que va a ocurrir, llamarlo “miedo o incertidumbre”, si se quedara algun miembro de la familia en paro o no…, lo que esta ocurriendo con el gasto familiar es que se esta estabilizando hacia unas cotas “normales” en relacion a datos de trimestres anteriores pero esto supone datos negativos que llaman mas la atencion, pero creeis que el que sigue cobrando su nomina cada mes esta ahorrando?, en mi opinion esta redireccionando el gasto, es decir, se esta quitando de comer fuera y ahora se lleva el tupper al trabajo o no salen a cenar todos los fines de semana, y ese dinero lo esta redireccionando hacia unas buenas vacaciones.

En conclusion, las variables economicas son lo que tienen, que si reduces tu gasto es porque estas ahorrando, bueno eso a nivel macro, pero quiza no sea asi a nivel micro, quiza se ha reducido el gasto familiar pero tampoco estan ahorrando porque una familia no llega a hacerlo, pero en definitiva si comparto, utilizando una frase cinematografica, que “los dias de gloria se han terminado”. Que solo hablamos de lo negativo?, es lo que hay, que hay expectativas de mejoras, brotes verdes o ver la luz, tambien las hay pero en España las consecuencias de la crisis y por tanto su recuperacion durara mas por nuestra estructura economica

fmorillas 8 julio 2009 - 22:04

Lo unico que espero es que no volvamos a la espiral de antes en la que los bancos lanzaban productos para captar el ahorro y lo utilizaban para especular ( para muestra un botón). Se debería obligar a las entidades a informar dónde han ido a parar los recursos captados como medida de transparencia y como medida para incrementar la confianza.
si bien el ahorro ha aumentado, la base de partida era baja motivada por los excesos de consumo en la época de Bonanza que probablemente no sea significativo; tendremos que ver si después del estío la tendencia se mantiene.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar