23
Sep

A principios de septiembre la OCDE ha publicado un interesante informe sobre educación, de título “Education at a Glance 2008”, del que ya se ha escrito algo en días pasados en este blog de economía. El aspecto que hoy quiero destacar sobre el mismo está relacionado con los estudios universitarios.

Todos sabemos que la proporción de jóvenes que cursan estudios universitarios en España es relativamente elevado en comparación con la media europea o con el promedio de la OCDE. El 39% de los jóvenes españoles entre 25 y 34 años ha recibido formación universitaria, frente al 33% en el conjunto de la OCDE. ¿Por qué se produce este fenómeno? Podríamos responder, al menos, con dos teorías: la primera se basa en la idea de que los estudios universitarios en España son más rentables, en términos de tasa privada de retorno, que en el resto de países, por lo que mayor número de jóvenes desea recibir esta formación. La segunda teoría, mucho más directa, consiste en que la universidad “es más barata” para los jóvenes en España y por eso “compran” una mayor cantidad de dicho bien. El informe de la OCDE avala una de dichas teorías y desmiente la otra.


Empecemos por la segunda. ¿Es la universidad pública en España más barata que en el resto de países de la OCDE? Maticemos: a los efectos del análisis sólo se tiene en cuenta la parte del coste de una plaza en la universidad que es sufragada directamente por el usuario, es decir, la matrícula. Pues bien, los datos apuntan en esta dirección: el 90,1% de los jóvenes españoles estudian en una universidad pública, y sólo pagaban, en promedio, 795$, en 2005, ya que gran parte del coste de la plaza universitaria (más del 80%) se financia con cargo a impuestos. Esta cuantía es mucho más baja que en la mayor parte de los países de la OCDE para los que este dato está disponible, entre los que se incluyen los países de la UE15. Sólo en Bélgica el coste de matrícula es inferior. ´

En definitiva, ir a la universidad en España es muy barato, mucho más que en el promedio de la OCDE, por lo que parece natural que la proporción de jóvenes que opten por estos estudios sea mayor. Es una lástima que no haya datos para España en este informe sobre un tema ligado a este muy interesante, como es la proporción de jóvenes que inician sus estudios universitarios pero no los terminan. En general se observa que en los países donde el coste por matrícula es mayor el grado de fracaso es más bajo, probablemente porque al pagar el usuario una mayor cuantía valora más el bien que recibe y le resulta más gravoso no acabar obteniendo el título universitario (en parte, desde luego, por la pérdida que supondría el gran desembolso realizado antes del abandono). En España, muchos profesores universitarios tienen la percepción de que el bajo esfuerzo de sus alumnos, y las elevadas tasas de abandono, están relacionados con el reducido coste para el alumno la matrícula de sus asignaturas, incluso como repetidores.

La segunda teoría, la de que los titulados universitarios en España obtienen una mayor tasa privada de retorno (rentabilidad de la inversión realizada en educación universitaria) que en la OCDE, y por ello jóvenes optan en mayor proporción por estos estudios de tercer grado, es desmentida por los datos del informe: mientras que el retorno promedio para la OCDE de dichos estudios se sitúa cercano al 12%, en el propio informe se alerta de que en una serie países (Alemania, Noruega, España y Suecia) dichos retornos se sitúan en el rango 5%-8% (para España, más cerca del 8 que del 5).

En definitiva, los estudios universitarios tienen un reducido coste directo para los jóvenes españoles, en comparación con el de los jóvenes de la OCDE, pero la inversión realizada no tiene los mismos rendimientos que en el resto de países. Las razones pueden ser muy variadas, pero desde luego aportan un nuevo motivo de reflexión a favor de la necesidad de acometer una reforma de la universidad pública española.

Comentarios

Javier Tomás 23 septiembre 2008 - 13:25

En mi opinión no se deben cambiar de tasas. Está bien que sean económicas para que puedan estudiar. Una Complutense no puede convertirse en una privada. Sería matar su alma y su vocación de universidad. Además, como todas las medias, depende. Recuerdo que la matriculación en la Facultad de Historia era muy barata, y más aún si se comparaba con la plantilla de grandes profesores que había. Alvar- Ezquerra, Cepeda Adán, Nava Rodríguez, Moreno Núñez, Batalla Rosado….Gente muy contrastada. En Físicas, la matricula era sensiblemente elevada, aunque la Complutense contaba también con grandes maestros; Avellaneda, Aguilar….

Quien quiera privadas, que las pague. Está fenomenal que gente de Leganés, Móstoles, Parla o Alcorcón, por decir algunas de las zonas tradicionalmente menos pudientes de la CAM, puedan tener las mismas oportunidades que cualquiera que haya nacido en el Soto de La Moraleja o en el Parque Conde de Orgaz, por irnos al otro extremo.

Digan lo que digan los estudios, tampoco creo que la universidad europea sea la panacea. Estuve un año de Erasmus en Francia y, la verdad, mi impresión del sistema no fue ni mucho menos tan positiva como se deduce. Más bien al revés, lo que pasa que los que nos hemos ido de Erasmus tendemos a magnificar nuestra experiencia en el extranjero porque queda bien en el CV y porque, ya que te has ido, pues mola presumir.

Hay mucha gente que estudia carreras como Derecho, Empresariales o Económicas que luego no encuentran la salida esperada, ni los sueldos soñados ante el inmovilismo de ciertas empresas. Sobre todo, del de las grandes. Estudiando carreras con menos salidas “aparentes”, como Historia, ya sabes al segundo año, que a eso no te puedes dedicar si lo quieres en la vida, entre otras cosas, es ganar algo de pasta.

Los estudiantes deben plantearse el paso la universidad como un aprendizaje, y como un luego ya se verá….Hay que ser menos miedoso a acabar trabajando en algo distinto a lo que se estudia. Hay que aprender idiomas, perder el miedo a emigrar… En Dubai hay 800 españoles, sobre una población estimada de 5 millones; de coña.

Habría que potenciar y dignificar la Formación Profesional, que eso si da retornos.

Oscar 23 septiembre 2008 - 17:20

De acuerdo con Javier Tomás.

Y además añadir que me parecería un grave error subir las tasas o privatizar la enseñanza universitaria. Si ya hay gente que para pagar 600€ tiene que trabajar y pedir becas porque a sus padres no les llega, como para ahora privatizarla. La enseñanza ha de estar al alcance de todos. El que quiera Deustos, CEUs y demás pues que se lo pague si quiere, pero a mí no me quiteis la universidad pública, que digan lo que digan, es de calidad y completa. Y si no, id a Italia, Francia o Portugal y ya vereis el nivel…

Saludos.

Fernando Peral 23 septiembre 2008 - 17:37

Para mí el argumento del precio no debería ser determinante en lo que atañe a la universidad. El problema radica en la aplicación de criterios de selección basados en dos elementos objetivos:
las necesidades sociales, y la capacidad de los estudiantes.
Un error que se comete con frecuencia es pensar que sólo las universidades son fuente de cultura, y que el que no ha ido a una no puede considerarse “culto”, o está limitado en sus aspiraciones intelectuales.
Nada más falso. Una de las personas más cultas que yo he conocido tenía la formación de…¡LINOTIPISTA! Y, por haberme movido durante años en la enseñanza universitaria, puedo decir que aún resuenan en mi cabeza los sonoros rebuznos “ilustrados” de ciertos profesores y alumnos.
Lo que quiero decir es que la aspiracion intelectual está en la persona o no está pero que, en cualquier caso, la universidad es cada vez más una “alta escuela” de formación profesional (de hecho en muchos países se llama así).
Los principios deben ser el acceso de todos a la cultura en cualquier momento, y la posibilidad de que todos puedan desarrollar al máximo su capacidad.
El precio como factor de discriminación social para acceder a la universidad debería desaparecer, pero sí habría que discriminar en función de la capacidad individual y de la necesidad social (o, por utilizar conceptos que aún se aplican hoy en día, selectividad y “´numerus clausus”). Las universidades de pago, de calidad y para quienes se las puedan pagar; las universidades públicas, los mejores profesores para los mejores alumnos, y las más baratas. Eso respondería al interés social.

Mark 23 septiembre 2008 - 19:29

Leyendo algunos comentarios parece que la universidad pública es garantía de igualdad social (cualquiera puede acceder a ella), que ofrece un producto asequible (tasas baratas) y que prepara alumnos que luego no entran al mercado laboral en condiciones óptimas por la maldad de las empresas.

Se ha mencionado a la Universidad Complutense de Madrid, la cutre y entrañable Complu. Mi recomendación es Privatizarla inmediatamente. Se lograrían muchas ventajas:

1. Liberarla de una masa enorme de profesores/funcionarios que hace mucho tiempo perdieron su interés por la docencia, la investigación y cualquier cosa que sea hacer mejor su trabajo.

Se quedarán, y vendrán, los buenos profesores e investigadores. Y con ellos volverá la Excelencia Académica.

2. Liberarla de una masa enorme de estudiantes que se dejan caer por allí cinco años, y donde a cambio de poco esfuerzo, se les da un título que vale lo que lo valoran, nada.

Libre de esa masa amorfa, la Complu sólo atraerá estudiantes que busquen una educación excelente. Probablemente, esos estudiantes se habrán tomado la molestia de pensar detenidamente lo que implica una inversión tan grande sobre su futuro, y tendrán una idea del retorno esperado.

3. Liberarla de la Administración de turno y sus presupuestos politizados. Los ingresos vendrán por las tasas de los alumnos, financiación externa, donaciones de fundaciones privadas, empresas, antiguos alumnos, etc. Al tener independencia económica, será imposible que la Complu sea una institución servil y acomodaticia con el gobierno.

La independencia económica le permitirá escoger y financiar otros diseños para sus instalaciones. Se acabarán las cajas de cerillas (Facultad de Geografía e Historia, Biológicas), las cárceles y gulags (Psicología, Sociología, Económicas, Periodismo), los internados (Derecho, Medicina).

Sólo se valora lo que cuesta. ¡Arriba las Tasas!

Oscar 23 septiembre 2008 - 21:03

¡Arriba las tasas! ¿y el que no pueda pagarlas que le den, no?

Pues mira por donde, eso de tasas más altas, más excelencia académica me da a mí que sólo pasa en 4 privadas contadas. El resto más bien paseillo. Yo al menos, de lo que conozco, que son el CEU de Elche y la UCAM de Murcia, vaya traca de universidades. Todo el que no saca ADE o Derecho en la pública (y puede permitírselo) se pasa a una de estas y mira por donde, se la sacan sin despeinarse (exámenes por temas… que dificil…).

Ni tanto ni tan calvo.

Txaber 24 septiembre 2008 - 08:04

Yo tengo una tercera teoría. Aquí hay más paro. Con más paro y tasas más económicas, más estudiantes que estudian porque no tienen nada más que hacer. Por eso en las comunidades con más paro hay más estudiantes universitarios.

Edu 24 septiembre 2008 - 11:39

Hace tan sólo cinco años que terminé mi maravillosa Licenciatura en Economía en la muy prestigiosa Carlos III. Cinco años en los que todas las mañanas cuando me levanto me pregunto: “¿Qué aprendí en la Universidad?”, y a la que suelo responder, casi nada para todo lo que estudié. Me convertí en una máquina de absorver información, eso sí.

La Universidad tiene varios problemas:

1. La separación del mundo empresarial, la universidad no prepara para el mundo empresarial, que en definitiva es donde tenemos que ir todos los que pasamos por ella.
2. Los profesores y el sistema funcionarial y caciquil. Algunos tienen mucho prestigio profesional, eso sí, pero la gran mayoría son unos auténticos muermos, que aburren a las paredes, a los cuales es prácticamente imposible prestar atención, todos los años dan lo mismo (lo cual incrementa el gasto en fotocopias de apuntes y examenes antiguos de los alumnos), en fin, no se aprende nada. Aprendes un par de cositas para el examen y tu aprobado en el bolsillo.
3. Las tasas. Efectivamente se podrían subir, es relativamente barato ir a la Universidad, pero ojo, el acceso tiene que ser libre y garantizado para todos. Aumentaría las tasas siempre y cuando se aumente el acceso a beca. Con esto se podría exigir un mayor nivel, o apruebas o te quitamos la beca, algo así.

Esto que crea, desmotivación en el alumno, no pasa nada si no apruebas, el futuro es incierto y el mileurismo está asumido. En cuanto a los profesores, pues lo mismo, no pasa nada si no enseñan, dan su clase y punto, no motivan al alumno. Esto es lo que hay que solucionar. Más formación empresarial y menos sindicalismo estudiantil (este es otro problema que hoy no toca).
Ah, por favor, inglés, es fundamental. Queremos estar a la vanguardia y no podemos leer la mejor documentación de una materia cualquiera porque no sabemos inglés. Esto si que es preocupante.

Poli 8 octubre 2008 - 23:07

En España sobran un monton de Universidades que se han creado para que se pueda estudiar cerca de casa (concepto totalmente contrario a la filosofia de la Universidad), y además sin tradicion, sin profesores adecuados y con escasas salidas para los que estudian en ellas.

Por otra parte la Universidad se la tendria que pagar cada estudiante. Es absurdo que se le pague la carrera en un 80 a 90% de su coste a una persona con el dinero de todos, y luego el se vaya a trabajar a donde mas le pueda interesar: Francia, USA,… el mundo hoy es uno.

Cuando uno va a la Universidad ya es mayor de edad, y tampoco veo que tengan que pagarle la formacion sus padres, por muy pudientes que sean.

Deberia de funcionar todo con préstamos, y que los avale la Universidad que acepta a los alumnos y los forma. Si los mismos devuelven el préstamo cuando ejercen su profesión pues esa Universidad creceria; sino mejor que se cerrara.

Daiana Carvajal 1 octubre 2009 - 02:48

Hola! soy estudiante universitario en la UBA de avellaneda(Bs.As- Arhentina). Me gustaria sabre si hay alguna beca o pensiones, departamentos, o lugares de estudiantes extranjeros donde hospedarme para ir a estudiar mi carrera en España.
Sinceramente es un proyecto que me gustaria cumplir pero no se de lugares ni universidades publicas que me convengan. Estoy muy desorientada con este tema y se que ustedes me pueden aconsejar muy bien. Desde ya muchisimas gracias.
saludos Atte. Daiana

Rumualdo 11 febrero 2013 - 01:19

Checa la Lista delas mejores universidades de España
Escoge segun la carrera que quieres o Maestria
Manda varios correos electronicos
Y de las que te contesten elige
Y mandales la papeleria que piden.
Si tienes dinero la pagas
Si no, busca una beca en tu pais.

Suerte

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar