2
Mar

Cualquiera que haya visto la retransmisión televisiva de Richard Nixon del 15/08/1971 (disponible en youtube) declarando el fin del cambio fijo de 1 onza de oro por USD35 se dará cuenta de lo actual que parece. A pesar de sus casi 50 años se citan los argumentos que en definitiva acabaron con el sistema de cambio fijo creado en 1944 en la conferencia de Bretton Woods : Grabar las exportaciones con destino a EEUU, evitar utilizar la moneda como devaluación para exportar más, medidas proteccionistas, populismo, los Estados Unidos primero….…

Probablemente desde el 04 de Julio de 1776, lo que sucedió en el verano de 1971 es lo más cercano a una Suspensión de Pagos que ha realizado Norteamérica en su historia. El patrón oro en vigor desde mediados del siglo XIX fijaba el valor de la divisa de un país en una determinada cantidad de oro, con lo que los billetes y monedas de cualquier país dependían de la cantidad del metal precioso con el que contaba. Se optó por el oro en detrimento de la plata para fijar el valor de cada moneda nacional. Era un sistema sencillo y no necesitaba de más medidas que aplicar las reglas una vez fueron aceptadas globalmente: En teoría cada país no podía poner en circulación más monedas que su equivalente en oro en cada reserva nacional. Los países con una balanza comercial positiva incrementaban sus reservas de oro y los que tenían un saldo deficitario daban salida a las suyas. EEUU ofrecía así su moneda como valor reserva, y ésta hacía las veces del oro, sustituyéndolo, pero manteniendo su paridad con él (los citados USD 35 por onza ).

A principios de la década de los setenta dos países exportadores como eran y son, Francia y Japón decidieron solicitar cambiar al gigante norteamericano sus reservas de USD en oro, con lo que los depósitos del metal precioso de Estados Unidos comenzaron a bajar de manera alarmante y se generó una gran desconfianza frente a la moneda estadounidense. En 1971 Norteamérica se endeudaba de forma continua y creciente al tener un enorme gasto derivado de la guerra de Vietnam, que duró hasta 1975.

Lo que hizo Nixon fue en vez de suspender pagos (no tenían oro como contravalor a todos los USD en circulación) cancelar el tipo de cambio fijo de la moneda de su país con el Oro. A partir de ese momento la paridad la decidiría la oferta y la demanda.

Llevamos casi cincuenta años con un sistema monetario que se basa en la confianza de un gigante con pies de barro. El año pasado el déficit comercial norteamericano marco récord históricos y la emisión de deuda sigue.

Si todos los titulares de activos financieros en USD fuera de Estados Unidos quisiesen hacerlos efectivos en el 2019, simplemente no hay manera que hubiese liquidez para todos ellos.  O se deprecia el valor de USD de forma significativa o seguiremos con una venda en los ojos hasta la próxima crisis financiera.

Keep me searching for a heart of gold and I’m getting old

Comentarios

Lo siento, el formulario para dejar un comentario está cerrado en estos momentos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar