12
Feb

¿Los acontecimientos de Egipto se pueden reproducir en Cuba?

Escrito el 12 febrero 2011 por Rafael Pampillón en América Latina

¿Cuales son las diferencias entre la dictadura de Mubarak y la de Cuba? Las diferencias son las siguientes: 

1)   Las fuerzas armadas egipcias no aprobaron que el ex presidente Mubarak designase a su hijo como candidato en la próxima elección. En cambio las fuerzas militares cubanas aprueban el relevo de Raúl por Fidel. Raúl Castro compró la lealtad de la policía secreta y las fuerzas armadas al cederles el control de los tres sectores más rentables de la economía: las ventas minoristas, el turismo y los servicios. Los militares cubanos reciben cientos de millones de dólares al año por estos negocios. Si el sistema colapsa, también lo hacen esos ingresos. Los militares egipcios también son propietarios de empresas, pero mucho menos ya que la economía egipcia no está, como la cubana, enteramente en manos del Estado.  

2)   Como se ha comprobado las fuerzas armadas egipcias tienen un alto nivel profesional y de compromiso con el país por encima de cualquier individuo (Mubarak), en parte debido a la significativa ayuda y capacitación militar de Estados Unidos durante muchos años.

 3)   En Cuba no hay partidos políticos de oposición ni medios de comunicación que no pertenezcan al gobierno y en Egipto sí. 

4)  Al contrario de lo que ocurre en Egipto, en Cuba no se puede viajar fuera del país sin la autorización del gobierno. 

5)   En Cuba cualquier disidente pacífico con capacidad de oposición y de liderazgo es exiliado o encarcelado.

 6)   La diferencia más impactante entre Cuba y Egipto es el acceso a Internet. En un informe elaborado por Freedom House en marzo de 2009 sobre Internet y la censura a los medios digitales en todo el mundo, Egipto ocupó el puesto 45 (de un total de 100 países), un poco por debajo de Turquía, pero por encima de Rusia. A Cuba le correspondió el lugar 90, con una censura mayor a la de Irán, China y Túnez. Además, el servicio de telefonía celular en Cuba es demasiado caro para la mayoría de la población.

¿Qué pasará en el futuro? ¿Los acontecimientos de Egipto se podrán reproducir en Cuba?

Es un hecho comprobable que la tecnología poco a poco se está filtrando en Cuba. Cuando Fidel acabó con la vida del prisionero de conciencia Pedro Boitel en 1972 al negarle agua durante una huelga de hambre, el mundo apenas lo notó. En cambio, las noticias sobre la muerte a manos del régimen del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo en 2010 llegaron a Internet casi inmediatamente y fue objeto de una condena mundial. La dictadura militar no pudo contener la publicidad negativa.

De manera similar, cuando las Damas de Blanco, un grupo de esposas, hermanas y madres de prisioneros políticos, fueron atacadas por la policía el año pasado cuando caminaban pacíficamente por La Habana, las imágenes fueron capturadas por teléfonos celulares e inmediatamente aparecieron en la red. Fue otro desastre de relaciones públicas para los hermanos Castro y sus amigos aliados.

La presión internacional inducida por la tecnología está haciendo que el régimen se muestre más renuente a aplastar a sus críticos por los métodos tradicionales. Yoani Sánchez que tiene el cuarto blog (Generación Y) más importante de Cuba,(el primero es economyblog.ie.edu), dijo hace poco que la policía cubana se está distanciando del tema político, no por órdenes de arriba, sino porque no quieren quedar asociados con la represión.

En Cuba al igual que en Túnez o Egipto un poco más de espacio en la red está envalentonado a la población. Se está produciendo un proceso lento e irreversible en la voluntad de los cubanos, en el que la crítica ciudadana irá en aumento y, poco a poco, habrá menos miedo a manifestar su descontento e insatisfacción.

La semana pasada se filtró en Internet un video de un seminario militar cubano respecto a cómo combatir la tecnología. Las imágenes muestran la preocupación del régimen castrista con la web. El instructor advierte sobre los peligros que representan los jóvenes con un discurso atractivo que comparten información a través de la tecnología y que intentan organizarse. El “chat” en tiempo real, Twitter y la aparición de jóvenes líderes en el ciberespacio —llamado un “campo de batalla permanente”— son peligros descritos durante la charla de una hora de duración. El instructor también comparte sus preocupaciones respecto a los programas del gobierno de Estados Unidos que intentan aumentar el acceso a Internet al margen de los canales oficiales en la isla.

A pesar de un acceso muy limitado, los cubanos ya están recurriendo a Internet para compartir lo que hasta ahora habían mantenido en su cabeza: pensamientos contrarrevolucionarios. Si se extienden, incluso los bien alimentados militares y policía secreta no podrán salvar al régimen. Los cubanos están soñando con la libertad y dentro de poco empezarán a manifestar su descontento al igual que han hecho los tunecinos y los egipcios.

 ¿Los acontecimientos de Egipto se pueden reproducir en Cuba?

¿Por qué cayó Mubarak y los hermanos Castro no?

¿Es posible na rebelión en Cuba contra cinco décadas de dictadura, represión y ausencia de libertades?

Fuente: Anastasy O´Grady. Will Cuba Be the Next Egypt? Wall Street Journal. 7 de Febrero de 2011.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar