13
Abr

Sin empleo no hay salida

Escrito el 13 abril 2009 por Rafael Pampillón en Economía española

Es bastante preocupante el aumento del paro registrado en España durante el último año. La semana que viene, el 24 de abril, conoceremos el dato de desempleo, de la Encuesta de Población Activa, del primer trimestre de 2009.  No cabe duda de que la consecuencia más visible y desgraciada de la crisis en España y en la mayoría de los países de la Unión Europea es la destrucción de empleo. Según nuestras previsiones el paro en España se situó en el primer trimestre del año alrededor de las 3.600.000 personas por lo que no sería descabellado pensar en que en el verano nos situemos en el entorno de los 4 millones de parados. El sector más golpeado está siendo el de la construcción, y los inmigrantes. Tampoco el resto de los sectores ofrecen perspectivas alentadoras ya que se generalizan, a todos los sectores, los expedientes de regulación de empleo. Como consecuencia baja el consumo y el pequeño comercio reduce plantillas destruyendo más empleo. 

 Trimestre  año Desempleo (% de la población activa)
2ºtrimestre 2007 7,95
3ºtrimestre 2007 8,03
4ºtrimestre 2007 8,60
1ºtrimestre 2008 9,63
2ºtrimestre 2008 10,4
3º trimestre 2008 11,9
4º trimestre 2008 13,9
1º trimstre 2009 14,7 
2ºtrimestre 2009 15,5
3º trimestre 2009 16,1

Para que España emprenda el camino de la recuperación es esencial potenciar el capital humano y la empleabilidad. Pero no basta con mejorarlas: es igualmente necesario adecuar su oferta a la demanda del mercado laboral. En España urge un nuevo enfoque del sistema educativo y de formación adaptado a las necesidades y nuevas oportunidades del mercado laboral. España es el país de la OCDE que más empleos destruye. Los organismos internacionales y patronales insisten en la necesidad de abordar una gran reforma, pese a las reticencias de los sindicatos. 

Para dar respuesta a estas preguntas, la Asociación de Periodistas Europeos organiza, el 22 y 23 de abril, en el Centro de Cultura de Gijón (Asturias, España) el seminarioDesafíos de la crisis. SIN EMPLEO NO HAY SALIDA”. En él que analizaremos la naturaleza y el origen de la crisis en Estados Unidos, la  repercusión en nuestro país y las posibles salidas en un plano global y europeo. 

El gobierno de España propone impulsar medidas que reactiven la economía productiva, que es la que crea empleo duradero a largo plazo, pero surgen algunos interrogantes: ¿qué hacer para reabsorber los parados del sector de la construcción?, ¿facilitar el despido crea empleo?, ¿hay que sostener la ineficiencia de algunas grandes empresas que se hayan al borde de la quiebra o conviene dejar que se extingan?, ¿es la privatización de los aeropuertos y del ferrocarril una solución? ¿hace falta más protagonismo del sector público?, ¿los expedientes de regulación de empleo alivian o agravan el problema?, ¿qué papel tienen las administraciones locales y regionales?, ¿cómo pueden paliar el efecto de la crisis en las PYMES?

En el seminarioDesafíos de la crisis. SIN EMPLEO NO HAY SALIDA”, que tendrá lugar la próxima semana, intentaremos dar respuesta a estas preguntas.

Comentarios

Fernando Peral 13 abril 2009 - 14:44

Muy oportuna esta iniciativa de reflexión. Algunas opiniones, por si pudieran resultar de utilidad:

La mejora del capital humano requiere un esfuerzo a largo plazo, sobre unas bases conceptuales rigurosas, y una inversión importante y prolongada en el tiempo. Tal vez sea esta una de las tareas más difíciles a las que nos enfrentamos, pues requiere recobrar una sensatez perdida desde hace cerca de treinta años en cuanto al enfoque de la enseñanza primaria y media (la supresión de asignaturas como la filosofía, la promoción de idiomas vernáculos a costa de negar la realidad cultural de nuestro idioma común; la instauración de unos enfoques docentes basados en la exigencia, el rigor y el esfuerzo, aplicados tanto a los profesores como a los alumnos), y un replanteamiento integral de las enseñanzas profesionales y superiores (mayor inversión en material y equipos didácticos, mejor remuneración del profesorado, coordinación con el mundo de la empresa y la administración, etc..)

El fomento de la empleabilidad, combinado con medidas tendentes a garantizar la seguridad económica de los trabajadores desempleados, son sendos elemento que ya se están imponiendo en todos los países de nuestro entorno. Esto evoca el tema de la “flexiguridad”, que ya se ha tratado en este blog.

Pero para ello se requiere ineludiblemente una mucho mayor flexibilidad del mercado de trabajo. Se trata de crear las situaciones llamadas “win-win” (en que todas las partes salen ganando), para incitar a los empleadores a adaptarse más rápidamente a las nuevas tecnologías, a los trabajadores a formarse continuamente para mejorar sus perspectivas de carrera y salariales, y a que las transiciones de un empleo a otro se hagan con rapidez y comporten un “valor añadido”.

Muy vinculado a lo anterior, aunque no puede decirse que facilitar el despido cree en sí puestos de trabajo, sí permite que las transiciones se hagan más rápidamente – al permitir que las iniciativas empresariales tengan un menor coste tanto para cambiar de orientación como para introducir nuevas tecnologías, lo que llevaría a un aumento del número de empresarios y a facilitar que éstos puedan adaptar la actividad de sus empresas a la situación real y crear nuevos proyectos empresariales – y que trabajadores y empresarios aprovechen al máximo toda nueva oportunidad que se presente; en resumen, propiciaría una mayor iniciativa empresarial y que la actividad económica se orientara siempre a crear mayor valor añadido, y no al “pelotazo” o a la mera supervivencia.

En lo que se refiere a las privatizaciones de aeropuertos y ferrocarriles, hay que tener presente que ambos tipos de instalaciones tienen un valor estratégico en la política económica, y que requieren grandes inversiones para su creación y mantenimiento. De producirse privatizaciones en estos sectores, tendrían que ser progresivas y con la certeza contractual de que se mantiene la viabilidad financiera de la actividad sin que se vean afectados los servicios a los usuarios.

En lo que atañe al protagonismo del sector público, éste ha de ser forzosamente estratégico y limitado, pues no debe suplantar a la iniciativa privada cuando esta existe, y debe evitar distorsiones de la competencia (por no hablar de la corrupción o de la politización de los mercados).

En cuanto a las administraciones locales y regionales, éstas deberían limitarse a fomentar la iniciativa privada y a participar en la concepción de proyectos coordinados a escala nacional y a la posterior ejecución de los mismos. Cualquier otro tipo de intervención entraña inmediatamente fenómenos de politización y/o de corrupción.

Por último, en lo que se refiere a las PYME, el eslabón más débil pero el mayor creador de empleo de nuestra economía, las únicas intervenciones útiles a corto plazo consisitirían en liquidar las deudas que han contraído las distintas administraciones con ellas y facilitar la financiación de la actividad comercial a través de líneas de crédito, rebajas de impuestos y ayudas para la introducción de nuevas tecnologías.

Como resulta evidente, me hubiera encantado poder asistir al seminario, pero mis obligaciones profesionales me lo impiden. Espero que podremos ver algún artículo dedicado a las conclusiones que en él se alcancen.

[…] articulo de Rafael Pampillo sobre el papel del empleo en la recuperación de nuestro Pais. Es dificl ver un escenario economico positivo sin que nuestra tasa de paro por lo menos se empiece […]

Tristan 14 abril 2009 - 19:51

Está comprobado que los países que más protegen el empleo son los que tienen más parados

DIANA SANABRIA 20 abril 2009 - 03:04

Actualmente el mundo esta viviendo una crisis mundial histórica, la mayoría de los empresarios no están preparados para una caída económica mundial tan complicada como la actual, como en toda crisis existen consecuencias gravísimas y una de las mas difíciles de sobrellevar es el desempleo y en este momento es el gran interrogante para la economía mundial, que se debe hacer frente a esta consecuencia que es una ficha de domino que termina haciendo caer toda la economía.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar