5
Mar

Cada día que pasa una nueva noticia económica nos recuerda que estamos inmersos en una crisis profunda y duradera. Hoy los malos datos proceden del Índice de Producción Industrial (IPI) y de las ventas de las Grandes Empresas Españolas. El IPI baja un 20,2% en enero respecto al mismo mes de 2008. Se trata de la mayor caída desde que se inició la serie en 1994. 

Estas tasas interanuales pueden estimarse en un -12,6% para los Bienes de consumo (un -28,2% para los Bienes de consumo duradero y un -9,9% para los Bienes de consumo no duradero), un -29,9% para los Bienes de equipo, un -27,6% para los Bienes intermedios y un -2,5% para la Energía. La única actividad que experimenta una subida en el mes de enero de 2009 es la Extracción de antracita, hulla y lignito, con una tasa del 20,0%. Por el contrario, las actividades que experimentan los mayores descensos son la Fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques, con un -54,4%, la Fabricación de otros productos minerales no metálicos, con un -46,1%, y Otras industrias extractivas, con un -38,9%. 

Por otro lado las ventas totales de las Grandes Empresas Españolas,  en términos constantes, es decir quitando el efecto precios y corregidas de calendario diminuyeron en enero un 15,4% respecto al mismo período de 2008. La caída que se registra en el mes de enero es del mismo orden que la que se produjo en diciembre. Sin embargo, su composición es muy distinta. En enero se observa un deterioro adicional de las exportaciones, tanto en las que tienen su destino en la UE como en las que van dirigidas a otros países, mientras que las ventas interiores mejoran ligeramente (son menos negativas en relación con el final de 2008). 

En enero continúa el fuerte ajuste de las importaciones que caen cerca de un 28%, aunque el cambio respecto al mes anterior no ha sido tan drástico como lo fue en noviembre y diciembre.

Las ventas en términos nominales muestran una disminución superior a la de las ventas reales por dos motivos: la existencia de menos días laborables que en 2008 y el descenso de los precios.

La pérdida de empleo en enero se ha agudizado tras la estabilidad que se observó en diciembre. Tanto la estabilidad anterior como la agudización de este mes, se explican por la evolución de los servicios, en particular el comercio y los transportes. Por su parte, el incremento de la retribución bruta media es tan sólo del 1,5%, aunque hay que recordar que el dato de este mes se compara con un comienzo de 2008 en el que tuvieron un gran impacto las cláusulas de revisión salarial.

Como ves los datos no son buenos. Esperemos que hoy el Banco Central Europeo baje medio punto los tipos de interés.

 

 

Comentarios

Marcia 5 marzo 2009 - 13:21

Con esto cabe decir que ya la crisis no entra sólo en el sector de la construcción, sino también otros sectores. Un sector no mencionado es el turismo, siendo España el segundo país del mundo que recibe más visitas por concepto de turismo.

Hasta el momento todo va en picada negativa. Muchos indicadores se están viendo en negativos, y para muchos economistas, el 2009 será el peor año para España. Esta percepción real y negativa tiene un efecto psicológico en la población, caso que debería ser evaluado para determinar el nivel de productividad de las personas frente a situaciones como estas.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar