23
Jul

Según datos publicados por el Instituto de Estudios Económicos y elaborados por Eurostat en la Unión Europea los tipos máximos de gravamen en el impuesto sobre la renta de las personas físicas correspondientes al año 2007 varían enormemente, con un mínimo del 16% en Rumania y un máximo del 59% en Dinamarca. El promedio de la UE-27 alcanza un 38,7%.


Según el estudio (“Taxation trends in the EU”) los tipos de gravamen más elevados corresponden fundamentalmente a los países nórdicos, encabezados por Dinamarca. Suecia se sitúa a escasa distancia con un 56,6% al igual que Holanda con un 52,0%. Finlandia registra un 50,5%, al tiempo que Austria y Bélgica comparten un tipo impositivo del 50%. En Alemania el tipo máximo alcanza un 47,5%. España figura entre los diez países de la UE-27 con los mayores tipos de gravamen en el IRPF. Con un 43,0%, el tipo máximo español supera en más de cuatro puntos porcentuales la media de la Unión Europea. Italia comparte con España el tipo máximo del 43,0%, mientras que Portugal lo establece en un 42,0%. Entre los nuevos miembros de la Unión, Eslovenia registra el mayor gravamen máximo en el impuesto sobre la renta al alcanzar un 41,0%. Irlanda comparte con Eslovenia el 41,0%. Cinco países –Reino Unido, Polonia, Francia, Grecia y Hungría- se sitúan en un 40,0%, mientras que Luxemburgo llega a un 39,0%.

Los restantes países, todos ellos nuevos miembros de la Unión Europea, cuentan con tipos máximos de gravamen en el impuesto sobre la renta inferiores a la media. En torno o por encima del 30% están Malta, la República Checa y Chipre. Lituania, Letonia, Bulgaria y Estonia superan el 20%. Eslovaquia y Rumania cierran la clasificación con unos tipos máximos de gravamen del 19,0% y el 16,0%, respectivamente.

TIPOS MÁXIMOS DE GRAVAMEN EN EL IRPF en 2007
tabla.JPG

Fuente: Instituto de Estudios Económicos y Eurostat “Taxation trends in the EU”

Comentarios

Victor 23 julio 2008 - 11:08

Este informe quizá debería complementarse con el tipo medio que se aplica. Porque el tipo máximo en el fondo no deja claro a cuánta gente afecta ese gravamen.
Curioso en cualquier caso que los países “nuevos” tengan tipos máximos más bajos que los “tradicionales”. No sé cómo interpretarlo.

Javier Tomás 23 julio 2008 - 11:29

La razón por la que los nuevos países de la UE tengan el gravamen tan bajo hay que encontrarlo en su “alineación” con la potencia del otro lado del telón.

Tanto estado tuvieron durante cincuenta años que, desde los 90, el “tanto tienes tanto vales” y el capitalismo frenético y algo ostentoso se han impuesto.

Se trata de una reacción, por otro lado, muy lógica.

Si en el término medio está la virtud, lo suyo sería que los países que lo tiene más bajo lo suban y, los que lo tienen más elevado, lo reduzcan.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar