16
Oct

Déficit por Cuenta Corriente en España alcanza el 10% del PIB

Escrito el 16 octubre 2006 por Rafael Pampillón en Economía española

España bate su propio record histórico con un déficit por cuenta corriente, en el periodo ener-julio de 2006 que supone el 10% del PIB. Efectivamente en el conjunto de los siete primeros meses de 2006, el déficit acumulado de la balanza por cuenta corriente ascendió a 52.504,7 millones de euros, frente a 44 598 millones en el primer semestre del año 2006. La ampliación del déficit corriente se debió, principalmente, al aumento del déficit comercial. El déficit acumulado de la balanza comercial se elevó en el conjunto de los siete primeros meses del año hasta 45.042,0 millones de euros, desde los 38.567 millones en los 6 primeros meses de este año. Este desequilibrio externo (fuerte déficit de la balanza por cuenta corriente) alcanzó un 7,4% del PIB en 2005 pero en los primeros siete meses de este año, según datos del Banco de España, batió su propio record llegando al 10% del PIB. Son niveles que indican claramente que España pierde competitividad. Esta pérdida se manifiesta también en la disminución de cuota de mercado de nuestras exportaciones sobre el total mundial y comunitario.

Comentarios

Luis Felipe González Conde 16 octubre 2006 - 21:06

Buenas Tardes,

Permítanme comenzar con una pequeña broma malévola:
“Recuerdan el, Jose Luis, esto de la Economía te lo explico en dos tardes.”

No ocuparé este foro con alusiones políticas, que aunque me apasionen (rara avis en esta sociedad española), no deben de ser el objeto y fin de este medio.

Pero sirva la misma para dirigirnos al punto donde debemos centrar, a mi juicio el debate.

¿Se ha hecho todo lo necesario? o mejor dicho ¿se ha sido realmente consciente de lo grave a largo plazo que esto suponía?,¿Son todos los gobiernos anteriores también culpables del retraso?

Todavía recuerdo el debate del Estado de la nación, de los último años, donde todavía “nos” agarrábamos al saludable presente, sin entrar de lleno en el debate de las incertidumbres y riesgos, de las medidas que se estaban siguiendo para conjurar todos los peligros.

No sean alarmistas, se decía, año tras año.

Hemos tomado las oportunas medidas para controlar la situación y más lindezas, circunscribibles al entrincado lenguaje dialéctico de los políticos.

¿Qué tenemos ahora?

Que la situación lejos de enmendarse, tiende a empeorar.

Soy consciente que la incidencia de las medidas en la economía, tiene sus plazos y que algo harán.

De hecho en los presupuestos para el 2007
Se destaca que “la primera de las prioridades de gasto es la formación de capital humano y tecnológico, a través de la Educación y la inversión en I+D+i. A estas políticas se destinarán casi 9.000 millones de euros, un 31 por 100 más que en 2006.”

¿Pero estamos todavía a tiempo? ¿Es suficiente?

(Veo los datos en 2003 en inversión en I+D entre España y la media países de la OCDE 1.03% del PIB frente a 2.26 %; en 1991, 0.84% frente a 2.21%).

Desde mi punto de vista, probablemente No , y rotundamente no, respectivamente.

Jorge Lleyda 16 octubre 2006 - 21:24

Parece que la baja competitividad también es consecuencia de la baja productividad de los trabajadores españoles, entre otras razones, debido a la rigidez del mercado laboral.

Además, el IPI (Índice de Precios Industriales) ha aumentado en torno a un 5% (último dato Agosto 2006), lo cual implica un encarecimiento del producto nacional y, por tanto, exportaciones más caras.

http://www.ine.es/prensa/ipi_prensa.htm

Rafa, ¿qué dato mediría mejor la competitividad externa española: Deflactor IPC o IPI?

Fernando Martín Barón 17 octubre 2006 - 19:49

¿Cual es la razón por la cual los sucesivos gobiernos de España no han hecho nada, o mejor dicho, lo suficiente como para ir, poco a poco, convergiendo con el resto de los paises de la UE en cuanto a competitividad se refiere? ¿No se supone que la mano de obra en España es mucho más barata que en Francia, Alemania o Inglaterra? Eso debería ser una baza a nuestro favor, porque, creo yo, que se debería poner el punto de mira en la innovación tecnológica y en la busqueda de herramientas para reducir el coste de producción de los productos españoles.

Rafael Pampillón Olmedo 18 octubre 2006 - 15:27

Os contesto en una nueva entrada. Rafa

José Ramón Díez 24 octubre 2006 - 17:20

Partiendo de la base de que déficits tan elevados como el de España debe ser un motivo de preocupación de cara al medio y largo plazo, me gustaría comentar que la situación no es tan grave por dos razones:

1) Esa necesidad de financiación de la economía española refleja un importante proceso inversor en los últimos años, para el que ha sido insuficiente nuestro ahorro interno. Es cierto que buena parte de la inversión se ha centrado en construcción y no en bienes de equipo, es decir, no en la parte más eficiente de inversión. Pero nuestro modelo de crecimiento tienen unas características que son difíciles de cambiar en el corto plazo.

2) Esa necesidad de financiación se está cubriendo con mucha comodidad, gracias a que en el área euro existe capacidad de ahorro en los países centrales de Europa. Y, además, se está haciendo a un coste muy reducido, pues emisiones como las de cédulas que hacen las entidades financieras se realizan con “spreads” de 10-15 p.b..

Creo que al formar parte de la UEM, la visión y el análisis de nuestro déficit de la balanza por cuenta corriente cambia.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar