Archivo de la Categoría ‘Economía Mundial’

9
Oct

Phelps: Premio Nóbel de Economía 2006

Escrito el 9 octubre 2006 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

Phelps, de 73 años, profesor de la Universidad de Columbia en Nueva York, ha sido nombrado Premio Nóbel de Economía en 2006. Phelps y Friedman (Premio Nóbel de Economía en 1976) demostraron en la década del sesenta que la llamada curva de Phillips (existencia de una relación estable y negativa, entre la inflación y el desempleo) no funcionaba. Al cuestionar la curva de Phillips, Friedman y Phelps distinguieron entre inflación anticipada y no anticipada. Según estos dos autores, la tasa de paro disminuye solo si la expansión fiscal o monetaria se realiza por sorpresa, es decir ocasiona una inflación no esperada o no anticipada. En cualquier caso el aumento en el empleo es a corto plazo. Phelps ha sido también galardonado por ser un pionero en el análisis de la importancia del capital humano en la difusión de la nueva tecnología y el desarrollo en los negocios y en el mundo de las corporaciones, dijo la academia en su mención. Para una información más detallada del trabajo de Phelps se puede consultar una exposición suya sobre su aportación a la Ciencia Económica

27
Sep

Buenos gobiernos y progreso tecnológico

Escrito el 27 septiembre 2006 por Valentín Bote en Economía Mundial

(Valentín Bote Álvarez-Carrasco. valentin.bote@enter.ie.edu) Nadie discute hoy la importancia del capital tecnológico en el desarrollo económico de los distintos países. Contamos con las experiencias de países, como Corea del Sur, que resultan paradigmáticos en cuanto a la apuesta realizada por el gobierno en materia de profundización tecnológica. El fuerte desarrollo tecnológico se tradujo en un desarrollo económico espectacular. Como simple comparación, la renta per capita coreana en 1970 era la mitad de la de, por ejemplo, México, y en 2004 duplicaba la renta per capita de dicho país norteamericano. Y eso que en estas décadas la renta per capita mexicana también creció a un buen ritmo.

En general el conjunto de países en desarrollo está haciendo uso del capital tecnológico para converger con los países más avanzados en cuanto a uso de la infraestructura de información. En el ámbito de la Sociedad de la Información, una fuente importante de progreso tecnológico, basta con recordar que en 1993 la proporción de usuarios de Internet en los países en vías de desarrollo era de 1 por cada mil habitantes y diez años después, en 2003, la cifra se había elevado ya a 75 por cada mil, de acuerdo con datos del Banco Mundial.

Incluso en los países más pobres del planeta se han producido avances de gran importancia, ligados en muchos casos a tecnologías relativamente nuevas, como la telefonía móvil. Así, por ejemplo, en Burkina Faso, por ejemplo, un país con una de las rentas per capita más bajas del planeta, aproximadamente unos 360 dólares por año (aunque creciendo a un ritmo razonable, ya que en el año 2000 era tan solo de 250 dólares anuales), se disponían en 1990 de menos de 7.000 teléfonos fuera de la capital, que atendían las necesidades de una población de 8,3 millones de personas diseminadas en 259.000 kilómetros cuadrados. El impacto de las cifras puede ser mayor si se tiene en cuenta que estamos hablando de un teléfono por cada 1.200 habitantes y por cada 37 kilómetros cuadrados. A día de hoy la cobertura de telefonía móvil alcanza al 60 por 100 de la población y cuentan con unos 20 suscriptores de móvil por cada mil habitantes. Aunque en materia de telefonía fija también se ha avanzado, puesto que hoy ya hay 5 teléfonos fijos por cada 1000 habitantes, está claro que las nuevas tecnologías ligadas a la telefonía móvil han sido las ganadoras en esta carrera por el desarrollo del país. En cualquier caso se puede apreciar como las TIC están extendiéndose por el mundo en desarrollo y están sirviendo como motor del crecimiento económico en estos países.

Sin embargo, el desarrollo económico ligado al capital tecnológico no está siendo homogéneo en los países en vías de desarrollo. En un reciente estudio publicado por el Banco Mundial se evalúa el efecto de la calidad de las instituciones nacionales en la evolución del capital tecnológico de los países en vías de desarrollo. Sobre este trabajo escribiré en unos días.

20
Sep

La paradójica recuperación mundial

Escrito el 20 septiembre 2006 por Juan Carlos Martínez Lázaro en Economía Mundial

La vuelta del verano nos ha traído la publicación de las previsiones económicas de distintos organismos como el FMI, la OCDE o la Comisión Europea. Aunque las proyecciones muestran diferencias decimales, el común denominador de todas es el mismo: la economía mundial se acelera, a pesar de que los riesgos que la acechan se hacen más patentes.

La mayor alegría es la recuperación de las economías europeas. Alemania, Francia y en menor medida Italia, parece que abandonan el periodo de atonía en el que estaban sumidas. Esto es una buena noticia para España, puesto que si nuestro crecimiento se desacelera, el sector exterior podría tomar el testigo de la demanda interna, evitando que se produzca un aterrizaje brusco.

En el resto del planeta las perspectivas también mejoran. China, India y las economías del sudeste asiático continuarán asombrándonos; Latinoamérica mantendrá un crecimiento superior al 4%, y de Japón continúan llegando buenas noticias.

Seguir leyendo…

18
Sep

Suecia: Cambios en el Estado del Bienestar

Escrito el 18 septiembre 2006 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

En un artículo un poco largo y algo académico aparecido en el diario El Mundo de hoy (en las páginas 4 y 5) se pone de releive que la victoria de Fredrik Reinfeldt, líder del principal partido de la oposición en las elecciones suecas, va a provocar una oleada de privatizaciones y cambios en el sistema de bienestar del país nórdico. Hasta ahora, como es sabido, ha venido funcionando una versión extrema de estado increíblemente generoso, que cuida al ciudadano «de la cuna a la tumba».El Estado ha engordado mucho en Suecia: el gasto público sobre el PIB, es del 59%. Además, controla buena parte de las empresas del país. Reinfeldt ha prometido una reestructuración para las 57 compañías que dependen del Gobierno central y los 200.000 empleados que en ellas trabajan. Además privatizará un gran número de estas empresas públicas.

El líder del nuevo Gobierno conservador ha manifestado en campaña electoral que ve las privatizaciones como un instrumento necesario para aumentar la eficiencia del aparato productivo y es partidario de extender la propiedad de las empresas a un mayor número de ciudadanos y limitar el poder del Estado sobre la economía. Se trata de privatizar todo aquello que no tiene fundamento para permanecer en el ámbito público. El sector público no tiene por qué tener bancos (el Estado sueco posee el 19,5% de Nordea, el mayor grupo financiero nórdico), fábricas de pasta de papel, empresas de telecomunicaciones (el Estado sueco posee el 45,3% de TeliaSonera) o compañías aéreas (21% de SAS). Es poco defendible que el Estado se dedique a esas actividades y privatizarlas parece lógico.

La nueva dinámica económica de la globalización está creando un Nuevo Estado de Bienestar Competitivo, donde la lógica del universalismo estatal protector característico del Estado de Bienestar tradicional, evoluciona hacia sistemas más privatizados. Y al igual que el Estado del Bienestar sueco fue admirado e imitado, tal vez no merezca menos su reforma.

7
Sep

What is the economic outlook for OECD countries?

Escrito el 7 septiembre 2006 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

Resumo mucho un reciente informe de Jean-Philippe Cotis (OECD Chief Economist) de Septiembre de 2006 titulado “What is the economic outlook for OECD countries?”:

The recent data for the first half of 2006, indicating a much strongerthan-expected performance in Europe and a significantly weaker one in the United States and Japan, should not be merely extrapolated going forward. Indeed, following this catch-up, growth is likely to slow somewhat in Europe whilst the US and Japanese expansions regain some momentum. As concerns inflation, price stability is still some way off in the United States and, in the opposite direction, in Japan. The risks surrounding this scenario continue to include the evolution of oil prices, which oscillated between $70 and close to $80 during the summer. Another prominent set of risks relates to long-term interest rates and real estate, against the backdrop of cooling housing markets in North America.

In the euro area, activity accelerated in the second quarter, partly catching up with upbeat business confidence indicators. Several transitory factors helped, notably the soccer World Cup and time-bound subsidies in the construction sector in Germany. Domestic demand in the euro area benefits from the pickup in employment growth in the two largest economies, and area–wide unemployment has fallen to below 8% of the labour force for the first time since 2001. Given the stronger-than-expected momentum in the first half, year-average GDP growth is now slated to reach 2.7%.

With most measures of inflation edging up, central banks across the G7 countries and beyond have lifted their policy rates since spring, but they face very different stages of the economic and interest rate cycles. In the euro area, the recovery now seems sufficiently robust for a return towards a neutral monetary stance, but gradually so, since unit labour costs remain well in check.

On the public finance front, dynamic activity and rising asset prices have contributed to positive revenue surprises. As a result, the fiscal deficit in the United States and in a number of other OECD countries should come in below what had been budgeted. In particular, in several euro area members, the general government deficit will pass under the 3% of GDP mark. In general, however, the extra receipts should not be spent, since the pace of fiscal consolidation during this cyclical recovery has so far failed to live up to the public finance challenges stemming from population ageing and other medium-run pressures.

17
Jul

Globalización y pobreza (II)

Escrito el 17 julio 2006 por Valentín Bote en Economía Mundial

(Valentín Bote Álvarez-Carrasco. valentin.bote@enter.ie.edu) En esta nueva entrada sigo profundizando en algunos puntos de la relación entre Globalización y erradicación de la pobreza en el mundo. En general he tratado de recoger las puntualizaciones que he querido hacer en relación con los amables comentarios recibidos a mi aportación del día 7 de julio

Seguir leyendo…

7
Jul

Globalización, capitalismo y pobreza

Escrito el 7 julio 2006 por Valentín Bote en Economía Mundial

valentin.bote@enter.ie.edu En economía, como en otros muchos ámbitos, existe una serie de falsas ideas de gran aceptación entre los demagogos que se desmoronan en cuanto se realiza un análisis riguroso de sus fundamentos.

Una de ellas es la de que el capitalismo, el libre mercado y la globalización son causantes de un aumento de la pobreza y de la desigualdad económica en el mundo. Argumentos de este tipo los escuchamos todos los días, ya que han sido adoptados como dogmas de fe por los líderes de los movimientos antiglobalización. Lo más preocupante es que estas ideas, completamente falsas, también han calado en instituciones relevantes, como Naciones Unidas o el Banco Mundial.

Seguir leyendo…

5
Jul

DIGITAL DIVIDE REMAINS WIDE

Escrito el 5 julio 2006 por Rafael Pampillón en Economía Mundial

The digital divide between nations remains wide: a person in a high-income country is over 22 times more likely to be an Internet user than one in a low-income nation. There are signs, however, that information and communication technology (ICT) diffusion is slowly becoming more equal, according to UNCTAD’s newly released report: The Digital Divide: ICT Diffusion Index 2005.

Seguir leyendo…

1 34 35 36

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar