16
Oct

Colombia: las consecuencias económicas de la paz.

Escrito el 16 Octubre 2016 por Rafael Pampillón en América Latina

Esta semana nos han llegado dos buenas noticias sobre el proceso de paz de Colombia. En primer lugar, que el presidente Juan Manuel Santos ha prorrogado hasta el 31 de diciembre de este año el alto el fuego con el grupo guerrillero de las FARC, que había expirado el pasado 2 de octubre. Segundo, que el otro grupo guerrillero colombiano el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunció, también esta semana, que iniciaba diálogos de paz con el gobierno, algo asombroso después de haber fracasado el plebiscito para aprobar los acuerdos de paz con las FARC.Farc 2

Un plazo más largo y todos los actores discutiendo en la mesa de negociación van a ser un aliciente para que el gobierno de Colombia siga trabajando, sin precipitaciones, en las diferentes propuestas de paz. No obstante, tanto las FARC como el ELN así como las tendencias políticas que se oponen al presidente Santos (encabezadas por el expresidente Uribe) tendrán que tomar una posición un poco más abierta con el fin de lograr un acuerdo que logre un efecto positivo para la economía y los ciudadanos colombianos.

Colombia es el segundo país con mayor biodiversidad del Planeta, el segundo exportador más grande de flores, el que tiene el café más suave y aromático y la cuarta economía más grande de América Latina. Sin embargo, por desgracia cuando pensamos en Colombia lo primero que se viene a la cabeza es el cultivo de cocaína, el narcotráfico, la guerra  y la inseguridad.

Ello se debe a que desde su independencia de España en 1819, ha sufrido diversos conflictos internos que se prolongaron hasta nuestros días, el último de ellos con los grupos guerrilleros que se conformaron en 1962, lo que representa medio siglo de conflicto y más de 7 millones de víctimas en todo el país.

El proceso de paz

Durante las últimas décadas ha habido un cierto interés político por parte de los distintos presidentes de la República para desarrollar diálogos de paz, pero muchos de ellos han sido infructuosos tal como ocurrió entre el gobierno de Andrés Pastrana y las FARC en el período 1998-2002. Otros en cambio como, por ejemplo, durante el gobierno de Virgilio Barco se llegaron a acuerdos con el grupo M19 (Movimiento 19 de abril) para su desmovilización en 1990.

Desde el año 2010, representantes del gobierno colombiano han estado dialogando, en La Habana, con el grupo guerrillero de las FARC, para llegar a un acuerdo de paz que se firmó el 26 de septiembre de 2016 en la ciudad de Cartagena (Colombia) donde asistieron personalidades políticas de los dos hemisferios. Sin embargo, este acuerdo, un documento de 297 páginas, no ha sido del agrado de muchos colombianos por lo que poco a poco han ido apareciendo en el país corrientes de opinión que consideraban que ese pacto daba demasiadas concesiones a las FARC.

Como la opinión entre los que estaban a favor del documento y los que estaban en contra se iba polarizando el presidente Santos llamó a las urnas a toda la población en edad de votar para que el 2 de Octubre contestaran SI o NO a una única pregunta que decía: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”. El resultado de la votación fue una ligera mayoría por el NO (una diferencia de menos de 100.000 votos) y una abstención de un 60%. Los resultados mostraron las grandes diferencias existentes entre los partidarios del Acuerdo de Paz que se firmó y los que estaban en contra de dicho acuerdo. A estos dos grupos hay que unir una parte importante de la población que tiene sentimientos encontrados entre esas dos facciones.

Como consecuencia de este resultado a favor del NO el panorama político y económico de Colombia se ha vuelto muy incierto, el pueblo está dividido y desmoralizado sin saber a quién seguir. Los partidarios del NO esperan que sus representantes (liderados por el expresidente Uribe) logren que las FARC y el Gobierno cedan, en algunos de sus puntos, mientras tanto los partidarios del SI solo quieren que las conversaciones tripartitas entre el Gobierno, los “uribistas” y la guerrilla logren alcanzar un acuerdo que libere al país del permanente conflicto y la inseguridad. Al mismo tiempo muchos colombianos están realizando marchas pacíficas para presionar a la mesa de dialogo  a pactar esa  paz tan anhelada.

Incertidumbre económica

Una paz va a permitir un cambio radical en el aumento de la inversión extranjera, de la productividad en la agricultura (un sector clave para la economía) y del crecimiento del PIB. Por tanto, el fin del conflicto que sufre Colombia desde hace 54 años supondría un nuevo impulso en el crecimiento económico del país, por la mejora de la seguridad y la llegada de inversores extranjeros.

Pero mientras la paz definitiva no llega el país avanza poco y los mercados están consternados lo que ha derivado en una devaluación del peso colombiano y en un mercado de valores inquieto. El FMI ha previsto que la economía colombiana registrará un crecimiento del 2,7% este año, un ajuste a la baja de 0,3 puntos respecto a sus estimaciones del mes de julio.

La reforma fiscal

El gobierno tiene además una fuerte presión de los organismos multilaterales y las agencias de rating, quienes anticipan un descenso en la calificación del riesgo-país de no aprobarse la reforma tributaria y la regla fiscal que obligaría al gobierno a mantener un déficit del 1.9% del PIB para 2018, por debajo del actual 3.5%.

Desgraciadamente, como el presidente Juan Manuel Santos ha perdido mucho apoyo político tiene muchas dificultades para aprobar la reforma tributaria que ha elaborado su ministro de hacienda Mauricio Cárdenas. Esperaba la aprobación de esa reforma en el Congreso de la República, tras un supuesto éxito en el plebiscito, pero al no triunfar el SI la aprobación parece que será bastante más difícil y turbulenta. Esta reforma fue pensada como una nueva fuente de ingresos fiscales para poder reducir así el déficit público. Efectivamente, pese a que Colombia en los últimos diez años ha crecido a un promedio de 3,9% anual, el desplome del precio del petróleo y de otras materias primas está perjudicando su crecimiento económico y el equilibrio de sus finanzas públicas.

El economista J. M. Keynes, demostró y predicó que por medio de castigos severos a los perdedores de una guerra no se llegaría a la paz sino que se generarían más odios y más guerras. De ahí la importancia de que cuanto antes los grupos armados, los opositores, el gobierno y la población colombiana, cierren sus heridas y busquen, a través del diálogo, acuerdos que lleven a la paz y, por tanto, a un futuro más próspero para este rico y hermoso país.

Fuente: Rafael Pampillón (Universidad CEU San Pablo e IE Business School) y Carolina Ramírez (Master en Economía por University College London).Colombia: las consecuencias económicas de la paz”. Expansión,  15 de octubre de 2016. Página 43.

Comentarios

Edgardo Rodriguez Leal 16 Octubre 2016 - 21:51

ESTUVE DE ACUERDO CON EL SI, AUNQUE EL RESULTADO FUE CONTRARIO, CREO EN LA PAZ Y ESTOY DE ACUERDO CON EL BLOG DE QUE ENTRE MAS RAPIDO SE LLEGUE A UN NUEVO ACUERDO MENOS SUFRIRA LA ECONOMIA, UN NUEVO ACUERDO IMPULSARA LA ECONOMIA A TASAS MAS ALTAS QUE ES LO QUE EL PAIS NECESITA PARA REDUCIR LA POBREZA; EN CUANTO A DEFICIT FISCAL CREO QUE EL GOBIERNO DEBE INCENTIVAR MUCHO MAS EL EMPRENDIMIENTO EN LA CREACION DE EMPRESAS PARA NO DEPENDER TANTO DE LOS PRECIOS DE LAS MATERIAS PRIMAS QUE EXPORTAMOS, MAS BASE EMPRESARIAL GENERARIA MAS INGRESOS AL GOBIERNO A TRAVES DE LOS IMPUESTOS, CON RESPECTO A LA REFORMA TRIBUTARIA CREO QUE EL GOBIERNO DE JUAN MANUEL SANTOS Y SU MINISTRO DEBE HACER UN ESFUERZO POLITICO PARA LOGRAR LA APROBACION TAMBIEN DE ESTA REFORMA ANTES DE TERMINAR SU MANDATO. DE LO CONTRARIO EL DEFICIT PODRIA AUMENTAR Y BAJAR MAS LA CALIFICACION DE RIESGO.

NICOLÁS BARAYA 16 Octubre 2016 - 22:32

ME PARECE UN RESUMEN INTERESANTE DE LA SITUACIÓN ACTUAL DEL PAÍS EN TERMINOS POLITICOS Y ECONOMICOS. AUNQUE EL ACUERDO TIENE PUNTOS POR MEJORAR, LA PRESIÓN GENERADA POR LA OPOSICIÓN FUE LA MAYOR RESPONSABLE DE LOS RESULTADOS DE VOTACIÓN, ASÍ COMO EL ABSENTISMO QUE SE DIO, SITUACIÓN PRESENTADA POR EL MAL CLIMA QUE HUBO ESE DÍA. AUNQUE SOY PARTIDARIO DEL SÍ, CONSIDERO QUE LA REVISIÓN DE ALGUNOS DE LOS PUNTOS VAN A FAVORECER MAS EL ACUERDO FINAL Y POR ENDE AL PAÍS Y SU ECONOMIA. EN CUANTO A LA REFORMA TRIBUTARIA, CONSIDERO QUE ES NECESARIA. NO NOS PODEMOS DAR EL LUJO DE AFECTAR LA CALIFICACIÓN DE RIESGO PAÍS, ESTO SOLO TRAERÍA MAYOR DEVALUACIÓN, MENOR INVERSIÓN EXTRANJERA Y EN GENERAL UN MENOR BIENESTAR Y CRECIMIENTO. ESPEREMOS QUE SE HAGA LA REFORMA Y QUE TODOS LOS ACTORES LOGREN LLEGAR A UN ACUERDO QUE NOS DE LA TRANQUILIDAD PARA EMPEZAR A CONSTRUIR UN NUEVO PAÍS.

Cesar Hoyos 17 Octubre 2016 - 00:28

Sin lugar a duda ningún país desea una guerra que finalmente en términos económicos no trae un solo beneficio. Interesante resumen de la actualidad colombiana sin embargo hay un punto muy importante del cual los paises extranjeros no han vista y es el tema del post-conflicto, aspecto que puede llegar a ser más serio y grave que la guerra actual en la que estamos inmersos. Desde que el nuevo gobierno tomó las riendas del pais, Colombia a venido dando pasos hacia atrás en los factores económicos, bajas calificaciones, fuga de capitales, reducción de la confianza inversionista, incremento de la inflación, devaluación, solo por mencionar algunos. Con el paso de los días los grupos criminales que operan en las ciudades como lo son el “CLAN USUGA” y LAS BACRIM” se han venido fortaleciendo y los guerrilleros que al final del cuentas con estos acuerdos que ha llegado el gobierno con las FARC donde creeremos que van a ir a terminar? Van a fortalecer las filas de estos grupos criminales llevando ahora la violencia a las ciudades. No estoy de acuerdo con estos acuerdos de paz ni mucho menos como el gobierno ha manejado todo este show mediático ante la comunidad internacional como si realmente La Paz fuera a darse solo con la firma de un contrato. La guerra va a seguir estando presente, la única diferencia es que el nombre FARC EP dejará de existir y sus militantes terminarán en los otro grupos criminales dado que no van a pagar carcel. Claramente esto no va a traer ningún bienestar económico ni mucho menos confianza inversionista. Es inminente en este momento de tensión firmar un buen acuerdo, justo y sin impunidad donde se muestre que en realidad los guerrileros van a pagar por sus actos, van a dejar el narcotrafico y todos absolutamente todos sus frentes se van a desmovilizar. Solo de esta forma se puede dar seguridad y devolver la confianza inversionista que con una buen manejo de los demás factores y la política fiscal podrán enrutar nuevamente al país en la vía del crecimiento económico.

Gustavo Malo R 17 Octubre 2016 - 10:27

Yo fui uno de los derrotados por el NO en las votaciones del pasado 4 de octubre. La firma del acuerdo con sus pros y cons era necesario para darle un giro a la historia del país, y darnos como ciudadanos la oportunidad de vivir sin guerra. Desafortunadamente, lo que en algún momento parecía ser el fin del conflicto, se convirtió en un show político y mediático entre el gobierno y el Senador Uribe, el cual a la fecha aún termina. La incertidumbre sobre el éxito de una renegociación es absoluta y más cuando la semana pasada se dieron a conocer las pretensiones de la oposición, que parecen estar más enfocados al castigo que al perdón.
En cuanto lo económico, contábamos con el “dividendo de la paz”. Éste proyectaba un crecimiento del PIB a 6% anual, en un panorama donde el gasto público destinado a defensa sería utilizado en otros sectores más productivos, y se pensaba recuperar la confianza atrayendo IED e incentivando el ahorro. Situación que mejoraba el panorama negativo de la calificación riesgo-país por el déficit, generado en una parte importante por la crisis de los precios del petróleo y por otra por una corrupción que no se cansa. El Gobierno sin duda se enfrenta a un reforma tributaria que estaba soportada en el gasto del post-conflicto y no directamente sobre el déficit. Sin el apoyo político será una reforma con muchos tropiezos para ser aprobada. Lo que si parece cierto es que bajo este escenario no hay ganadores, sólo perdedores pues las consecuencia del NO son hasta la fecha inciertas, pero sin duda agudizan más la situación actual de la economía y del país.

Raúl A. Badillo Espitia 17 Octubre 2016 - 13:22

Coincido con el artículo, y con algunas de las opiniones antes expresadas, en que la situación actual del país es de total incertidumbre y preocupación. Y todo ello debido, principalmente, a la politización que se le dio al tema. Es decir, el ambiente que se generó en el país alrededor del acuerdo de paz fue de total confrontación y divisiones, antes de unión, aportes y consenso como debía ser. Irónico que hayamos sido los mismos colombianos quienes aún seguimos sin poder ayudar para ponerle fin a casi 60 años de guerra. Más irónico aún cuando la comunidad internacional, si ha hecho lo suyo y ha respaldado ampliamente el proceso. Lo anterior debido a odios, intereses personales, rencillas políticas, etc., que han primado por encima del bienestar general del país.

No hace falta usar muchos números ni estadísticas para entender que un país en guerra es menos prospero que uno que no. Tampoco hace falta hacer muchos cálculos para entender que es menos rentable estar en una permanente guerra, gastando enormes cantidades de dinero en el aparato militar, antes que utilizar esos recursos en educación, vivienda, infraestructura, empleo, entre otros aspectos que pudieran ser más productivos en el país.

Por último, espero como ciudadano que podamos salir de esta encrucijada rápidamente. Casi que el 99% de los colombianos dicen también querer eso, sin embargo, muy poco podemos cada uno de nuestra parte

ResearchSnipers.com 18 Octubre 2016 - 13:36

ResearchSnipers.comIf you plan to start a website then here is your ultimate guide that takes you trough the basics and makes picking the right service provides easy.

Richard Bradley 19 Octubre 2016 - 00:02

Buen día,
  Nos ofrecen préstamos privados, comerciales y personales con muy bajas tasas de interés tan bajas como annua 3% en un año a 50 años plazo de amortización en cualquier parte del mundo. Ofrecemos préstamos que van desde 5.000 euros a 100 millones de euros.
 
Nuestros préstamos están bien asegurados para la máxima seguridad es nuestra prioridad. ¿Está perdiendo el sueño por las noches preocupante cómo conseguir un prestamista de préstamo de fiar? ¿Está morderse las uñas a la rápida? En lugar de golpear a usted, póngase en contacto con la Agencia de Préstamos Bradley Richard ahora, los especialistas que ayudan a detener los préstamos mal historial de crédito, para encontrar una solución que la victoria es nuestra misión.

persona interesada debe ponerse en contacto conmigo por correo electrónico: prudentialfinancialservice@hotmail.com
Nombre del acreedor: Sr. Richard Bradley.
Atentamente,
Sr. Richard Bradley.

Mario Peralta 19 Octubre 2016 - 08:53

Esta no es la primera vez que el Gobierno Colombiano busca lograr un acuerdo de Paz con los grupos guerrilleros. Con esta serían 7 las oportunidades que se han buscado en los últimos 50 años. Cada una de ellas presenta matices diferentes. Esperemos que esta sea la vencida. Por el lado económico Colombia a traviesa por una desaceleración en su aparato económico producto de caída en el precio del petróleo e igualmente caída en sus exportaciones tanto tradicionales como no tradicionales. Somos de los países que mas tributa en el mundo y estamos ad portas de una reforma fiscal que será por decreto ante el deterioro de la unidad nacional producto del resultado del plebiscito sobre la paz. Adicional a eso la confianza cae a su nivel más bajo en los últimos 10 años. Esperemos que la situación mejore por el bien de todos y que los indicados económicos empiecen a mostrar mejoras sustanciales para lograr una paz duradera y un post postconflicto con recursos. Espero que la Paz se traduzca en crecimiento del PIB pero sobretodo en calidad de vida para los Colombianos que tanto se la merecen. Merecemos un pais libre de guerra y donde nuestros hijos puedan vivir en paz.

Simon Velasquez 25 Octubre 2016 - 12:59

Me gustaría mencionar que no parece que haya una correlación entre la corrección que hace el FMI con el hecho que “la paz no llega”. El recorte en la previsión ya lo había anunciado el Banco de la República el 30 de agosto (recordemos que la fecha del plebiscito fue 2 de octubre) como resultado del mal desempeño de la economía, particularmente por el crecimiento negativo de la actividad minero-energética durante el segundo trimestre.

Aunado a lo anterior, es importante analizar otra serie de factores estructurales que han impactado la economía colombiana. En los últimos 3 años no parece que se hayan impulsado políticas expansivas de la demanda agregada que nos permitieran ahora recoger frutos, traducidos en un crecimiento estable del PIB, veamos:

• 3 reformas tributarias que han aumentado las tasas impositivas a nivel general. Esta última incluye un aumento de la renta presuntiva del 3 al 4%, la tarifa general de IVA pasará de 16 al 19% y se crean una serie impuestos adicionales (art. 208 del proyecto). Si fuera un inversionista extranjero, estaría enfocando mis análisis para decidir si invertir o no en Colombia sobre la base de este hecho que en la misma llegada de la paz.

• 9 meses consecutivos de incrementos de 25 puntos básicos en las tasas de interés de intervención, situándola en 7,25%. ¿Pareciera ésta una política que conlleve a un crecimiento de la economía?

Adicionalmente hemos visto una inflación de 6,77% en 2015 (la más de los últimos 6 años) por cuenta de la devaluación del peso y el fenómeno del niño, los cuales impactan la economía a mi modo de ver en mayor proporción que los mismos resultados del plebiscito.

Lo fácil es atribuir el desempeño negativo de la economía a los resultados del plebiscito, lo difícil será asumir con sensatez que desde el principio estuvo mal planteado el acuerdo y se menospreciaron propuestas sensatas de la oposición. Ahora, como casi siempre, consecuencias.

Aiden William 25 Enero 2017 - 03:17

Hola
Ayudamos a personas en dificultades financieras. ¿Necesita un préstamo para pagar su factura? ¿Necesita un préstamo para comprar un coche o una casa? ¿Necesita un préstamo para la educación? ¿Alguna vez ha sido rechazado por los bancos y las compañías de tarjetas de crédito ?. Ofrecemos asistencia financiera al público, con una tasa del 3% si está interesado

Vuelve con el formulario de solicitud abajo

Nombre:
Dirección:
Sexo:
país:
Monto del préstamo requerido:
Duración del préstamo:
Ingreso mensual:
Número de teléfono móvil:
Ocupación:
El propósito del préstamo:

Contáctenos ahora en: aidenwilliamloanfirm@outlook.com

saludos

Sr. William Aiden

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar