23
Ene

Una nueva etapa del mercado de trabajo

Escrito el 23 enero 2015 por Rafael Pampillón en Economía española

La Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre que se publicó ayer refleja que durante el pasado año 2014 la economía española generó 433.900 ocupados más. Es el primer año en que aumenta el empleo desde el año 2007. Lo hizo en mayor medida entre los hombres (251.500 más) que entre las mujeres (182.400 más), entre los españoles (429.000 empleados más) que entre los extranjeros (5.000 más); en todos los sectores económicos excepto en la agricultura, entre los jóvenes de 16 a 19 años más que entre los de 20 y 34 años, en el sector privado más (416.000 trabajadores) que en el sector público (18.000 más) y se han creado más contratos indefinidos que temporales y más a tiempo completo que a tiempo parcial.

empleo2.014: se redujo el desempleo

Sin embargo, otras variables distintas del empleo muestran de nuevo que el mercado laboral español continúa ajustándose. Durante el año 2014 se redujo la población mayor de 16 años (en 19.800 personas), la población activa (en 44.000) y la población parada (en 477.900). Todo ello contribuyó a que en el cuarto trimestre del año pasado en España se contabilizasen 5,4 millones de parados, que dieron lugar a una tasa de desempleo del 23,7%, que fue, junto con la del tercer trimestre, la menor desde hace tres años. Si tenemos en cuenta el origen de los trabajadores, se puede observar que los españoles tienen una tasa de desempleo bastante menor (22,4%) que los extranjeros (33,2%). Además, se está produciendo una salida del mercado laboral de un importante volumen de trabajadores extranjeros desempleados, que se reducen en 139.200, casi en la misma cuantía que disminuye la población extranjera en edad de trabajar residente en España: 154.600 personas menos.

En cuanto al paro juvenil, aunque sigue siendo muy elevado, en el año 2014 se ha reducido y ha descendido hasta el 52% (recordemos que hace un año era del 55%). Sin embargo, el descenso del paro juvenil se debe sobre todo a que una parte de la juventud española se está yendo al extranjero. Durante el año 2014, la población activa entre 16 y 24 años se redujo respecto a 2013 en 115.000 personas.

Empleo por sectores económicos

Durante el año pasado, creció el empleo en la construcción y en la industria a razón de un 4% anual, una situación muy positiva en dos sectores que se habían quedado rezagados en la creación de empleo durante la recuperación. Además, en el futuro, se podría esperar una cierta mejoría en el empleo industrial. Así, esta semana hemos conocido que el Índice de Entrada de Pedidos en la Industria, que refleja el comportamiento futuro de la producción industrial, experimentó en el mes de noviembre un crecimiento anual del 4,3% (desestacionalizado), el mayor ritmo anual desde diciembre de 2013.

Se ha producido, además, un incremento extraordinario en el número de trabajadores del sector servicios, 344.200 nuevos empleos, o lo que es lo mismo, el 80% del total del aumento de la ocupación anual. Este fortalecimiento del sector también ha quedado recogido en el crecimiento del Índice de Actividad del Sector Servicios, publicado esta semana por el INE, y que en noviembre aumentó un 3,2% en tasa anual desestacionalizada, apoyado principalmente en el mayor dinamismo del comercio.

Mejora la calidad

La EPA publicada ayer invita a ser más optimista con respecto a la situación presente y la evolución futura del mercado laboral. Efectivamente, en 2014 los datos de la EPA han resultado mejores en cantidad y calidad del empleo de lo que esperaban los analistas.

Los indicadores de calidad son:

1) Está cambiando la forma de contratar: ya no es como a comienzos de la crisis, que era empleo temporal, sino que aumentan de forma significativa los contratos indefinidos. En el conjunto del año, se crearon más puestos de trabajo indefinidos (213.000) que temporales (177.000).

2) En el conjunto del año, la ocupación a tiempo completo (367.400 personas más) aumentó más que a tiempo parcial (66.500). No obstante, y como era de esperar, la campaña de Navidad se ha sentido también en el mercado laboral y entre octubre y diciembre se notó un aumento de los contratados a tiempo parcial.

3) El número de hogares con todos sus miembros activos en paro sigue cayendo hasta mínimos del año 2011 (1,77 millones).

4)  En 2014, los nuevos ocupados pertenecen casi en su totalidad al sector privado y de ellos 13.700 son nuevos empresarios que han creado puestos de trabajo.

Asimismo, la incertidumbre sobre el futuro político de Cataluña también se está reflejando en el empleo. Durante el último trimestre del año pasado, la situación generada por las actuaciones independentistas en Cataluña ha contribuido a que los ocupados en esa comunidad autónoma descendieran en 26.700 personas. Una ocupación que se ha dirigido a otras regiones que favorecen en mayor medida la inversión empresarial con menores impuestos y mayor estabilidad institucional. Uno de estos casos es el de la Comunidad de Madrid, que ha aumentado su número de trabajadores ocupados en 42.800 personas entre octubre y diciembre.

En resumen, los buenos resultados de la EPA del último trimestre del año pasado permiten afirmar que durante 2014 comenzó una nueva etapa del mercado de trabajo: la mejora de la calidad. Es probable que durante el año 2015 se puedan crear 550.000 nuevos puestos de trabajo. Lo que significa que en dos años cerca de un millón de personas habrán sentido en carne propia los beneficios de la recuperación.

Fuente: Rafael Pampillón Olmedo. “Una nueva etapa del mercado de trabajo”. Expansión. 23 de enero de 2015. Página 54

Comentarios

alv7777 23 enero 2015 - 21:55

Que
Que pasará en 2020 cuando spain deba reducir en un 40% su deuda y tener déficit 0?

alv7777 23 enero 2015 - 21:58

España hacia el déficit 0 en 2020 y una reducción del 40% de deuda… A que precio?

Eduardo Arcos 23 enero 2015 - 23:30

Por fin veo que se pueden poner comentarios en tus artículos Rafael, he tenido un par en el que por problemas técnicos no era posible. Esta vez como contrapunto no añadiré ningún comentario mío, simplemente habría que leer el último artículo de Adair Turner en Project Syndicate. Ni la inflación es sólo un fenómeno monetario, ni los multiplicadores fiscales eran los que se estimaron. Por el camino ha quedado una clase media destrozada, una clase trabajadora hundida y una generación perdida.

alv7777 23 enero 2015 - 23:42

Los españoles se dedicaron a invertir en un producto que a corto plazo es muy rentable pero a largo plazo no lo es tanto, luego es la propia clase media la que se ha equivocado y ahoga paga su error

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar