14
Dic

La Federación Rusa: Una cierta incertidumbre

Escrito el 14 Diciembre 2014 por Mikel Aguirre en Economía Mundial

La situación económica de la Federación Rusa empieza a mostrar algunos problemas estructurales importantes.  La economía perdió más de dos puntos de crecimiento en el 2013 (1,3 frente al 3,5 del 2012) y parece que puede terminar el año en curso en una cifra cercana al 0%. La gran cantidad de recursos naturales del país, metales, gas y petróleo , su cualificada mano laboral  y su baja deuda pública cada vez se enfrentan más a una peor calidad de las infraestructuras, un débil sector bancario , a un entorno económico complicado para la inversión extranjera y una pérdida  de competitividad en el sector industrial.

El motor de la economía en el 2014 ha sido el fuerte consumo interior empujado por una tasa de paro históricamente baja (5%).  Como  ha sucedido en otras ocasiones, esto ha empujado la deuda de las familias y los precios al consumo. Y si se añade una subida de los tipos de interés en más de 300 puntos básicos, hasta superar el 8% lo que nos encontramos son que la mezcla de apalancamiento con tipos altos, está castigando  de forma importante a las familias.Federacion Rusa

Quizá el punto más importante a seguir en estas fechas es la evolución del precio del crudo.  Sus ventas y las de gas son el 50% del total  y las continuas caídas que estamos contemplando en el 2014 con precios, ya por debajo de los USD 70 el barril (en verano estaba a USD 100) , van a mermar de forma importante los ingresos del gobierno ruso , cuando esta ha sido una de sus principales fortalezas y elementos de presión en la crisis con Ucrania.  La popularidad de Putin se vio reforzada por la intervención en Crimea pero el deterioro económico, el creciente control del Estado sobre cualquier tipo de medio de expresión y las consecuencias de las sanciones con la Unión Europea incrementarán seguro el descontento popular, como ya se ha visto en manifestaciones de protesta, por todo el país desde Septiembre.  Los dirigentes rusos no pueden basar su crecimiento exclusivamente en exportaciones  de crudo y gas.  Hay movimientos muy interesantes como la prevista unión económica entre Rusia, Kazajstán y Bielorrusia que entra en vigor el próximo uno de enero.  ¿Logrará el presidente de la Federación Rusa contener el creciente descontento interior  a base de subvenciones mientras cae el precio del crudo y se incrementa el gasto público (defensa, subsidios)? ¿Se logrará con la citada unión euroasiática limitar las tensiones con la Unión Europea?   Tenemos por delante unos meses muy interesantes en este país

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar