1
May

Decepcionante

Escrito el 1 mayo 2014 por Rafael Pampillón en Economía española

Ayer el INE publicó la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de este año que se ha realizado por primera vez con los nuevos datos del Censo de Población y Viviendas de 2011. El resultado es que el mercado laboral español sigue en una situación muy delicada. En el primer trimestre, la tasa de paro se situó en el 25,93%, dos décimas más que en el cuarto trimestre de 2013 (25,7%). Además, el mercado laboral sigue encogiéndose. En España hay menos de todo: disminuyen los residentes, la población activa, los ocupados y los parados, ya sean nacionales o extranjeros.

En los años 2012 y 2013 la población española se redujo y según la EPA ha continuado haciéndolo en el primer trimestre de 2014 (67.000 personas menos). Esto es consecuencia de la salida de extranjeros (más de medio millón en el año 2013 y 108.600 más en el primer trimestre de 2014) y también de la emigración de los españoles. Una tendencia que prosigue en 2014.

Se reduce el número de activos y la ocupación

La EPA confirma la tendencia iniciada en el segundo trimestre del año 2011: desciende el número de activos, 187.000 menos en el primer trimestre, hay menos personas en el mercado funcionariolaboral. Desde una perspectiva más amplia, en el último año el número de activos se ha reducido  424.500.

Los ocupados han descendido en este trimestre al menor ritmo desde hace 6 años (184.600 menos). El dato, aún siendo bueno, ha sido sorprendente y ha supuesto una ruptura, al menos momentánea, de la evolución que estaba manteniendo el mercado laboral en los últimos trimestres. Además, resulta llamativo y contradictorio que la EPA muestre que en el primer trimestre se ha producido una reducción en la ocupación del 0,1% con respecto al cuarto trimestre del año pasado; mientras que el Banco de España, en su último Boletín Económico, considera un aumento de empleo del 0,2% y la Seguridad Social informa que las afiliaciones han aumentado un 0,5%, ambos en términos intertrimestrales y desestacionalizados.

Los datos recogidos por la EPA reflejan aspectos positivos y negativos.

Aumenta el empleo público

Entre los negativos se observa que:

a) mientras que en el primer trimestre de este año, los trabajadores del sector público han aumentado (+11.100), los del sector privado se han reducido (-195.800); desde que comenzó la crisis el empleo privado acumula un ajuste de más del 20%, mientras que el público se ha mantenido;

b) aumenta el paro juvenil alcanzado el 55,5%, frente al 54,9% del último trimestre de 2013, lo que equivale a 881.400 personas entre 16 y 25 años que buscan trabajo pero no encuentran; y

c) crece el número de parados de larga duración, son casi tres millones, es decir la mitad de los parados, para los que encontrar un nuevo empleo les resulta cada vez más difícil.

Pero también hay aspectos positivos. La EPA indica que en el primer trimestre:

a) el empleo temporal se reduce (-3,4%) más que el empleo fijo (-0,5%);

b) la economía española tiene menos parados, 2.300 menos, el mayor descenso en un comienzo de año desde el año 2005;

c) el subempleo (personas que quieren trabajar más horas pero no pueden) se ha reducido en un 0,1% en el trimestre y un 3,2% anual.

La población envejece

Los datos de la EPA confirman el envejecimiento que está sufriendo la población española. Este cambio demográfico repercute en el aumento de la tasa de dependencia, es decir, en el porcentaje de personas que no trabajan en relación a las que trabajan. Con otras palabras, sobre el conjunto de la población la proporción de gente que trabaja está disminuyendo. La tasa de dependencia continuará aumentando y pasará del 51% actual, al 59% dentro de 10 años.

Y lo que es peor, según el INE, dentro de 40 años, en 2053, por cada persona en edad de trabajar, habrá en España otra potencialmente inactiva, es decir, menor de 16 años o mayor de 64. En concreto, la tasa de dependencia se elevará hasta el 100%, en solo 40 años. Esto significa que, proporcionalmente, menos trabajadores tendrán que pagar cada vez más impuestos, porque el Gobierno necesitará atender más servicios sociales: pensiones y gastos médicos de los mayores. La Seguridad Social consumirá cada año una parte más importante de nuestra renta nacional, lo que arroja serias dudas sobre la capacidad española de garantizar el sistema público de pensiones.

Solución

Una posible solución a este problema es aumentar el crecimiento de la productividad. Afortunadamente, los datos de la EPA siguen confirmando el aumento de la productividad de la economía española. Efectivamente, se estima un crecimiento de la economía del 0,4% para el primer trimestre de este año que, unido a la caída en la ocupación, según la EPA del -0,1%, hace que la economía española haya aumentado su productividad en un 0,5%. Este comportamiento es una señal clara de que los trabajadores españoles son cada vez más productivos y de que la población que se ha ido del mercado de trabajo tiene menor cualificación.

Aumenta mucho la afiliación en el mes de abril

La semana que viene conoceremos el paro registrado del mes de abril que por motivos estacionales será bueno. Habrá una reducción en el número de parados y un aumento importante en la afiliación a la Seguridad Social (+120.000). Además, es muy probable que en los próximos trimestres continúe el crecimiento económico y se genere empleo. Estamos en el buen camino: aumentan la productividad y el crecimiento económico, se reduce la deuda de las empresas y de las familias, los precios de la vivienda han tocado suelo, hay superávit en la cuenta corriente, entran capitales extranjeros y está aumentando la confianza en nuestra economía. Se está creando un círculo virtuoso de crecimiento que necesariamente generará empleo.  Mientras tanto, se debe afrontar con valentía el envejecimiento de la sociedad española y las necesarias reformas en el sistema público de pensiones.

Fuente: Rafael Pampillón Olmedo. “Decepcionante”. Expansión. Miércoles 30 de abril de 2014; página 50

Comentarios

Enrique 30 abril 2014 - 12:40

Durante los últimos 5 meses, desde octubre hasta febrero, la balanza comercial no energética, ha empeorado todos los meses.

Rafael Pampillón 30 abril 2014 - 17:54

Si. También decepcionante…. Y lo que es peor la balanza por cuenta corriente registró en febrero el segundo déficit consecutivo, por un importe de 2.798 millones de euros…

txano 1 mayo 2014 - 18:22

Lo mejor del artículoo el título: Decepcionate.
Intentar sacar petróelo de la EPa es, cuando menos, ilusiorio, y decepcionante para quienes seguimos este blog.
Qué el Gobierno nos “birla” la realidad es un hecho, pero que desde este blog se diga que “el emperador está vestido” es simplemente “DECEPCIONANTE”.

José María 5 mayo 2014 - 19:13

Decepcionante debe ser para aquel que fuera optimista y esperara unos resultados mejores. Creo que perdemos la perspectiva y de la situación terrible del mercado laboral en la que nos encontrábamos hace unos meses con una destrucción masiva de empleos no podemos pasar a un cambio de tendencia radical en un trimestre o dos, tiene que haber una mejora paulatina respecto de la situación anterior pero que analizada de forma aislada, no deja de ser negativa. Pienso que es donde nos encontramos ahora, luchando para que el punto de inflexión realmente ocurra y empecemos a generar puestos de trabajo de forma consistente y en un volumen suficiente para reducir la tremenda cifra de parados. En cuanto al envejecimiento de la población, esos son otros lópeces.
Enhorabuena por el blog.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar