25
May

Aumenta el consumo y la inversión

Escrito el 25 mayo 2014 por Rafael Pampillón en Economía española

Esta semana el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó la estadística de entradas de pedidos industriales, los indicadores de actividad del sector servicios y la coyuntura turística hotelera. Por su parte Standard and Poor’s (S&P) elevó la calificación del Reino de España y el Ministerio de Economía informó del deterioro de la balanza comercial. El aumento del déficit comercial muestra que el fuerte aumento de las exportaciones y la brusca caída de las importaciones que se produjeron durante la crisis (2007-2013) tuvieron un elevado componente cíclico. Desgraciadamente, ahora que la economía ha comenzado a reactivarse el déficit comercial empieza a aumentar.

(Haga click para aumentar la imagen)

saldo comercial

El índice de entradas de pedidos en la industria (IEP) tiene como objetivo medir la evolución mensual de la demanda futura dirigida a las ramas industriales, excluyendo la construcción. La información para su elaboración se realiza a través de una encuesta que investiga más de 11.000 establecimientos industriales distribuidos por todo el territorio nacional.

En el mes de marzo de este año, el IEP aumentó en tasa interanual un 3,1%, si se eliminan los efectos estacionales y de calendario; el mejor comportamiento lo tuvo, una vez más, la rama de bienes de equipo (+19,5%). Al ser un indicador adelantado de la actividad económica permite albergar cierto optimismo sobre la recuperación de la industria en los próximos meses. Se trata del primer dato positivo de 2014, que compensó los malos datos de enero y febrero. Efectivamente, para el conjunto del primer trimestre, los pedidos industriales crecieron en tasa interanual un 0,4% frente al -1,3%  del cuarto trimestre de 2014. Se trata además del primer avance trimestral en dos años.

Aumenta la producción de servicios

Esta semana también hemos recibido buenas noticias del sector de los servicios de mercado, que representan el 50% de la actividad económica española. Los Indicadores de Actividad del Sector Servicios (IASS) los obtiene el INE de una encuesta continua que investiga todos los meses a más de 28.000 empresas que operan en este sector. Durante el mes de marzo, la tasa anual de facturación de los servicios aumentó el 1,1% en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario. Con el dato de marzo, la cifra de negocios del sector servicios logra encadenar siete meses consecutivos de crecimientos interanuales, algo que no había conseguido en varios años.

Dentro de los servicios el comercio tuvo un aumento interanual de su facturación del 1,5%, si se eliminan los efectos estacionales y de calendario. Este aumento se debió principalmente al incremento en un 7,8% de la cifra de negocios de la venta y reparación de vehículos y motocicletas, que es la actividad que más sube, seguido del comercio al por mayor (+1,7%); en cambio el comercio al por menor registró una tasa negativa (-0,6%). Dentro del apartado de otros servicios, las ventas aumentaron en transporte y almacenamiento (+2,9%), hostelería (+1%) y actividades administrativas y servicios auxiliares (+1,6%), y descendieron, en cambio, las relativas a información y comunicaciones (-0,1%) y actividades profesionales, científicas y técnicas (-3,2%).

En cuanto al empleo, el sector servicios registró el pasado mes de marzo un aumento con respecto al mes de febrero del 0,7%, con crecimientos en todos los sectores. El aumento más pronunciado se produjo en la hostelería (+2,6%). Las causas de este avance se encuentran en la mayor  demanda de servicios turísticos tanto de los españoles como de los extranjeros.

Crece el turismo 

Efectivamente, entre enero y abril, España recibió 15,3 millones de turistas extranjeros, lo que supone un incremento del 9,2% en relación al mismo periodo del año pasado. Las previsiones apuntan a que en lo queda de este año seguirá aumentando, con respecto al año pasado, el número de visitantes extranjeros. Por una parte, nos estamos beneficiando de la mejor oferta en cuanto a precios, que han hecho cambiar de planes a muchos turistas a favor de nuestro país. De otro lado, tenemos un importante incremento en la demanda del sector turístico propiciado por la recuperación económica en Reino Unido y Alemania, tradicionales orígenes de los visitantes que llegan a España. El mercado alemán aumentó un 16,5% y el británico un 2,3%. Así, en el mes de abril los viajeros procedentes de Alemania y Reino Unido concentran respectivamente el 24,5% y el 21% del total. Sin embargo, en lo que va de año lo más novedoso es que el turismo de los españoles en España repunta con fuerza.

El buen comportamiento económico de España lo han confirmado también las agencias de calificación de riesgos. Ayer, Standard and Poor’s (S&P), siguiendo los pasos de Moody’s y Fitch, elevó la nota para España a BBB, un escalón por encima de su anterior nivel. Un aumento que se basa en la mejora de las expectativas económicas de España. Efectivamente, S&P ha revisado al alza el crecimiento medio anual 2014 y 2016 desde el 1,2% al 1,6%. Una mejora que no obedece solo a factores circunstanciales como puede ser el buen momento turístico o la recogida de la aceituna sino también a las mejores condiciones económicas y de competitividad producidas por las reformas acometidas por el Gobierno, como la del mercado de trabajo.

Aumenta la demanda interna

España está teniendo el mismo patrón de recuperación económica que ha seguido en los últimos 50 años. En primer lugar aumentaron las exportaciones de bienes y servicios, que fueron el principal motor que permitió la recuperación de la economía; esta semana hemos conocido que en el conjunto del primer trimestre de este año las ventas de mercancías al exterior a precios constantes crecieron un 2%, con respecto al trimestre anterior; en cambio, las importaciones aumentaron mucho más rápidamente, el 9%, como consecuencia del intenso crecimiento de la demanda interna.

(Haga click para aumentar la imagen)

expirt

El resultado de este comportamiento es que el déficit comercial ha cambiado de tendencia y ha empezado a crecer; pero aunque las exportaciones de mercancías estén perdiendo un poco de fuerza, siguen aumentando las exportaciones de servicios.

En segundo lugar, avanza la demanda en bienes de equipo por las necesidades de inversión que se derivan del crecimiento de las exportaciones y de la demanda interna.

En tercer lugar, se está produciendo una mejora del empleo (contando este mes de mayo, en términos desestacionalizados, ya son nueve los meses consecutivos de incremento de afiliados a la Seguridad Social).

Por último, esa mejora del empleo ya está dando paso a una reactivación del consumo como ponen de manifiesto los datos de aumento de confianza del consumidor, del crédito al consumo, de ventas de automóviles, etc. El consumo familiar va a seguir aumentando como consecuencia de la reducción de los impuestos, el aumento del empleo y el incremento de la riqueza de las familias.

Política económica

Para lo que resta de 2014 es probable que se produzca un aumento todavía mayor de la demanda interna, del crecimiento del PIB y de la generación de empleo. Sin embargo, satisfacer la demanda interna no debería significar reducir las exportaciones. Nuestros empresarios, durante la crisis, han hecho un esfuerzo importante por exportar y sustituir las importaciones por producción nacional. Precisamente el crecimiento futuro se debe basar en una exportación estable y creciente. Es necesario insistir en la necesidad de una estructura productiva todavía más competitiva para lo cual es necesario seguir ajustando los costes, realizar las reformas estructurales y aumentando la productividad.

Resumen

Una semana más los indicadores económicos dan señales de recuperación económica. Sin embargo, la composición del crecimiento económico está cambiando. Por primera vez en siete años, la demanda interna comienza a contribuir positivamente al crecimiento al PIB. Este aumento de la demanda interna está aumentando el crónico desequilibrio de la balanza comercial. Afortunadamente, en España, la balanza de servicios siempre arroja saldo positivo y por ahora ese superávit es suficientemente grande como para compensar ampliamente el creciente déficit comercial.

Fuente: Rafael Pampillón Olmedo. “Aumenta el consumo y la inversión”. Expansión. Sábado, 24 de mayo de 2014; página 54.

Comentarios

Enrique 25 mayo 2014 - 20:22

Excelente sintesis de la coyuntura actual.

Sergio 27 mayo 2014 - 11:01

Estoy de acuerdo con este análisis. Eres un experto.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar