10
Ene

1 de enero: Letonia se ha incorporado al euro

Escrito el 10 Enero 2014 por Rafael Pampillón en Política Monetaria, Unión Europea

En el primer día de este nuevo año 2014, 2,3 millones de personas más han comenzado a utilizar el euro: Letonia se ha incorporado a la Unión Económica y Monetaria europea (UEM).

De ese modo, es ya la cuarta república ex soviética de la UE que adopta la moneda única; después de Estonia hace 3 años, Eslovaquia en el 2009 y Eslovenia, la primera de todas ellas en el año 2007.

Este proceso comenzó el pasado 5 de marzo con la presentación ante la Comisión Europea de la solicitud formal de adhesión al euro que estuvo acompañada por los buenos resultados derivados de un importante progreso de su situación macroeconómica.

Aunque la crisis afectó considerablemente a la economía letona (el PIB cayó un 19% en 2009) desde el año 2011 el país ha mantenido tasas de crecimiento positivas. De hecho, el año pasado creció un 5% y la previsión es que esta tendencia continúe y se acentúe los próximos años. Es el mayor crecimiento económico de la UE en 2013

En cuanto a la inflación, ésta ha sido más reducida y se ha visto sometida a fluctuaciones más suaves que las de la Eurozona, aunque la evolución ha sido similar hasta el tercer trimestre de 2013. Después, la tendencia se ha invertido y en noviembre los precios en Letonia cayeron un 0,4% mientras que apenas crecieron en la Eurozona.

Si observamos la deuda pública neta del nuevo miembro de la UEM vemos cómo ha sido inferior al 30% del PIB en los últimos años, cumpliendo por tanto el Criterio de Masstrich, que establece el límite en el 60%. Así mismo, la tasa de desempleo en Letonia se ha ido reduciendo desde el 19% del año 2010 hasta el previsto 12% para el año 2013, lo que la iguala a la que el FMI espera que sea la media de la Eurozona para ese año.

Con la incorporación a la UEM, Letonia espera continuar mejorando su desarrollo económico, especialmente mediante el aumento de la inversión internacional. Los inversores se verán atraídos por los bajos tipos de interés que establece la Política Monetaria del BCE, que ahora también fijará las condiciones para la economía letona.

La transición a la moneda única se ha producido de forma suave y controlada.

Aunque el periodo de convivencia de ambas divisas es de dos semanas, el pasado dos de enero, es decir, el segundo día de implantación, el 30% de los letones contaban en sus bolsillos únicamente con euros y la práctica totalidad de los comercios devolvían el cambio en la moneda única.

Esto es destacable ya que el apoyo popular a la decisión de cambio de divisa fue muy limitado, la población estaba inquieta ante un posible aumento de los precios al convertirlos a euros. Para mejorar las expectativas de los letones y para evitar prácticas abusivas, el Gobierno  desarrolló el MemorandumFair Euro Introducer”, que supervisa la conversión e informa a los consumidores sobre los comercios que han aplicado el cambio oficial lat-euro al actualizar sus precios.

También el sistema financiero se ha adaptado con éxito y las entidades realizan las transacciones entre el antiguo lat y el euro con normalidad. Por su parte, el sector exterior será el que menos note el cambio ya que el 70% del comercio internacional se realizó en la divisa única el año pasado.

¿De qué forma ha repercutido esta ampliación al resto de miembros de la UEM?

La primera consecuencia de la adhesión letona ha sido una caída en la cotización del euro frente al dólar. Durante la primera semana del año 2014, nuestra moneda sufrió una depreciación del 1,3% respecto a su valor de cierre en 2013. Sin embargo, no debería ser un motivo de excesiva preocupación. Todavía no se puede saber a ciencia cierta qué ocurrirá en el futuro, pero es de esperar que la ampliación de la UEM sea positiva no sólo para Letonia, sino también para el resto de participantes.

Un importante efecto de la incorporación de Letonia es la distensión en el mercado cambiario de la UE. Se eliminado definitivamente la posibilidad de que la economía letona genere crisis cambiarias a nivel interno y de que utilice políticas de tipo de cambio como herramienta para mejorar su competitividad. De este modo, se fortalece la economía europea en su conjunto; reafirmando su posición como segunda divisa más relevante a nivel mundial después del dólar estadounidense.

La ampliación de la UEM beneficia también al comercio internacional, ya sea dentro de la UE o en las transacciones internacionales. Los agentes económicos aumentan sus incentivos para comerciar y consumir en un mercado que cuenta con mayores expectativas de solidez y estabilidad y que, al desaparecer el tipo de cambio, ha reducido sus costes.

Con estas ventajas económicas y comerciales, ¿quién será el próximo en incorporarse a la UEM? A lo largo de este año y el próximo tendremos más noticias, pero son firmes candidatos a solicitar la moneda única Lituania y Rumanía.

Comentarios

Mark de Zabaleta 18 Enero 2014 - 09:11

Letonia ha cometido el mismo error que cometió España….En enero de 1999, once países comunitarios sacrificaron sus sistemas monetarios para “atar” sus divisas a un cambio fijo con la nueva divisa comunitaria, el euro. 1 euro=166,386 pesetas ¿remember?
De este esquema supieron mantenerse al margen Dinamarca, Suecia e Inglaterra.
Quienes han festejado los más de diez años de vida del Euro ensalzan que ya no existen problemas cambiarios y de libre comercio en la Unión (económica y monetaria…zona euro) Europea. ERROR. No existe mayor mentira que una verdad contada a medias. En este breve artículo no voy a plasmar los múltiples datos que la Econometría aporta sobre los países que han adoptado el Euro y los que no lo han hecho; pero voy a reflexionar con ustedes en lo que muchos economistas coincidimos: el Euro es un error. ¿Recuerdan el precio de un café en pesetas? (no pregunten a ZP)¿y el de una barra de pan? Por no hablar de coches (un coche de dos millones de pesetas era un vehículo muy correcto, hoy uno de 12.000 euros es de los básicos…), motos, bicicletas, etc.…
El euro hizo que los mismos bienes de consumo (hasta las propinas…) costasen más. El euro, es obvio, generó inflación. Pero, a pesar de todo, en un período de crecimiento económico en el que se ganaba más y se consumía todavía más ¿qué más da si el café o el pan nos cuestan casi el doble? Ni nos fijamos. Pero, al final ha llegado la crisis.
Y ¿cómo puede la Teoría Económica luchar contra la crisis? Hay muchos medios y sistemas que la política trata de implementar (ayudas industriales, agricultura, etc.…tipo el “New Deal” americano de 1933 para salir de la crisis 29X29), pero al final todo se resume en política fiscal (más/menos impuestos) y/o política monetaria (más/menos dinero en circulación, o dinero más barato/caro).
España puede, ante la crisis, tratar de bajar sus impuestos (pero sube el IVA) e incluso gastar todavía más de lo que recauda (el famoso déficit público), pero no puede tocar la peseta. El Banco de España se ha convertido en un mero interventor de control (profetizando sobre lo que debe ser un sistema financiero correcto, y todo tipo de opiniones económicas) como satélite del Banco Central Europeo (BCE), que es quien baja/sube los tipos de interés y quien decide la masa monetaria en circulación.
Pero ¿Puede el BCE aplicar la misma medicina “monetaria” para todos los países? No voy a entrar en detalles, pero es evidente que el paro y la inflación son distintos en España y en Alemania.
El interés del BCE por controlar la “inflación comunitaria” perjudica claramente a España.
La curva de Philips muestra la relación inversa entre inflación y paro. A menor inflación, mayor paro. El modelo IS_LM de Hicks muestra que el crecimiento económico es favorecido con cierta inflación.
Roosevelt devaluó el dólar para favorecer las exportaciones y superar la crisis de 1929. En 2010 la Reserva Federal (Fed) ha diseñado una progresiva inyección monetaria que supone una devaluación implícita.
Y el Banco de Japón acaba de tomar la misma vía en 2013…
Si todavía España tuviera la peseta (pero dentro de la UE como Inglaterra con la libra esterlina, Suecia con la corona sueca y Dinamarca con la corona danesa) se podrían haber controlado los tipos de interés adecuadamente, se podría haber actuado sobre los tipos de cambio para favorecer nuestras exportaciones junto al incremento del turismo y, sobre todo, habríamos actuado de inmediato para superar la crisis. La pérdida de tiempo (¿recuerdan lo que tardó ZP en reconocer/pronunciar CRISIS?) en la toma de decisiones se transforma en pérdida económica.
La única medida original fue la de un Ministro recomendando comprar/consumir productos españoles…!y las bombillas de bajo consumo!. Ahora, con la crisis en Libia y la importante subida del precio del petróleo, cuando no saben qué estrategia económica adoptar, descubren el agua caliente con una chapuza en el tema de las pensiones (pasan el problema a los que estén ahí dentro de 10 años) y reflexionan sobre la cuadratura del círculo para ahorrar energía (de 120 a 110 !, menos iluminación y que nos acostemos antes!)…porque ya no tenemos políticos ni estadistas. No saben qué hacer!, perdón, lo que sí ha hecho ZP es ir a pedir que los inversores árabes inviertan en las Cajas de Ahorro españolas.

Con un paro del 20%, ¿Les preocupa, sinceramente, la inflación?
La inflación no es mala, muchas veces es producto/causa del crecimiento económico. Lo verdaderamente dramático es la deflación (la economía se contrae y los precios bajan=el paro aumenta). Quienes hablan de estanflación (estancamiento e inflación) no han estudiado la economía española: si analizamos la inflación subyacente, sin energía ni alimentos sin elaborar (por sus grandes fluctuaciones), (IPSEBENE= IPC armonizado inflación subyacente España), nuestra inflación disminuye o se mantiene estable….
( Valor IPSEBENE Diciembre 2010=111,00
Enero 2011 = 110,2
Febrero 2011 = 110,3
Marzo 2011 = 111,1 …siempre como base 2006=100 ).

No estamos en un proceso ni de estanflación ni de deflación, por el momento.
La errónea y comunitaria (chocolate para todos) política monetaria del BCE con su nefasto manejo cambiario del Euro frente al Yuan y $, supone un gran lastre para la salida de la crisis en ESPAÑA.
Hay un libro de un gran economista alemán (Schumacher) que se titula “lo pequeño es hermoso”, y yo retitularía este artículo “la peseta es hermosa”.
Con la peseta exportaríamos más, vendrían más turistas, tendríamos menos paro, y ya habríamos comenzado a salir de la crisis (ejemplo: Islandia ha superado ya la crisis 2008 en menos de DOS años).
ZP habla de un problema que tardaremos por lo menos CINCO años en resolver. No me extraña, porque ahora somos de la EUROZONA (evidentemente no estamos como Islandia, Noruega, Inglaterra, Suecia o Dinamarca….que viven sin el euro!).
Mark de Zabaleta
http://markdezabaleta.blogspot.com

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar