2
Oct

Esta mañana el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha dado a conocer los datos de paro registrado y afiliación correspondientes al mes de septiembre. Las principales cifras son bien conocidas ya: la afiliación a la Seguridad Social ha descendido en 22.242 personas y el paro registrado ha aumentado en 25.572.

El dato de paro de septiembre, pese a tratarse de un aumento, no es un mal comportamiento para dicho mes. Así, en términos desestacionalizados estamos ante un descenso de algo más de 35.600 desempleados, una buena tendencia que ya apuntaban los meses anteriores. Precisamente por esto, y dado que es un dato que cierra un trimestre, he hecho un pequeño ejercicio: he agregado las evoluciones mensuales de los tres meses de este tercer trimestre y lo he comparado con los mismos trimestres de años anteriores. ¿Y qué se observa? Pues se obtiene un resultado bastante curioso: el descenso del paro registrado en el tercer trimestre, que se cuantifica en 39.325 parados menos, es el mejor comportamiento de la serie en un tercer trimestre de la última década, tanto en términos absolutos como en términos relativos (cambio porcentual). De hecho, desde 2002 sólo ha habido un año (2004) además del actual en el que el paro registrado disminuyó en el tercer trimestre, y en el año mencionado la reducción fue muy inferior a la de este año.

Paro y afiliacion

Y ¿qué pasa si hacemos el mismo ejercicio con los datos de afiliación a la Seguridad Social? El resultado, a primera vista, puede parecer paradójico, puesto que desde luego no estamos ante el mejor tercer trimestre de la década, ni muchísimo menos. El trimestre se ha saldado con una pérdida de 106.381 afiliados a la Seguridad Social (ojo, estoy utilizando datos a último día de mes, de la web ministerial, y no medias mensuales, que son los que habitualmente se reflejan en la nota de prensa del Ministerio), lo que es bastante mejor que en 2012, pero que es bastante peor que la media de los terceros trimestres desde 2002. En dichos trimestres se registró, en promedio, una pérdida de afiliación de algo más de 62.000 personas.

¿Cómo resolver la aparente paradoja de un tercer trimestre tan positivo para el paro registrado y bastante flojo en términos de afiliación a la Seguridad Social? Podrían apuntarse varias causas, pero una válvula de escape, en este caso, es el comportamiento de la población extranjera, que está disminuyendo su presencia en el mercado de trabajo español. En términos interanuales la afiliación de extranjeros está disminuyendo por encima de las 100.000 personas. Pero estos extranjeros que no trabajan no están incrementando el paro registrado. También en términos interanuales hay un descenso del paro de extranjeros de más de 40.000 personas. Es decir, no trabajan y no están en paro. ¿Dónde están? No lo sé. Pero en España ya no.

Comentarios

sam 2 Octubre 2013 - 15:23

la perdida de afiliacion, ya sea de españoles o extranjeros se explica por la economia sumergida, segun varios organismos, hay 2,5 millones de trabajadores que estan contables ne el paro del INEM o la EPA que estan en la economia sumergida, sobre todo extranjeros, cierto que muchos se marcharon a sus paises, pero muchos de esos ya volvieron

Mark de Zabaleta 9 Octubre 2013 - 09:10

Los datos contables pueden ser manipulados e interpretados desde cualquier punto de vista, pero la evidencia sigue ahí !

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar