21
Jun

La curva del Gran Gatsby

Escrito el 21 Junio 2013 por Patricia Gabaldón en Economía Mundial, Miscelánea

La historia escriba en los años 20 por Scott Fitzgerald sobre un hombre que se “reinventa” a si mismo y consigue hacerse rico en la sociedad americana de la época, ha inspirado el nombre de una relación entre variables económicas muy interesante: La curva del Gran Gatsby y la relación entre movilidad social y desigualdad de renta.

great gatsby curve

Esta curva, en realidad, es la correlación entre la desigualdad social y la movilidad social dentro de los países. Algunos autores han propuesto que estas dos variables no tienen una gran relación entre sí, y que en realidad, el “sueño americano” implica una sociedad con desigualdad de renta, pero con alta movilidad social que permite que haya movimientos de personas y su nivel de vida. La desigualdad de renta sería uno de los impulsores del esfuerzo con el fin de poder ser más rico que tus progenitores.

Segun Alan B. Krueger, Chairman, Council of Economic Advisers, en su discurso “The Rise and Consequences of Inequality in the United States ” del 2012, basado en la investigación de Miles Corak, explica que existe una relación negativa entre la desigualdad de renta y la movilidad social, y esta relación es mucho mayor en el caso americano. Paul Krugman, menciona esta curva en su blog del FT, y también Barack Obama desde una de las webs de la Casa Blanca  y en uno de sus últimos discursos.

Esta curva establece una relación positiva entre el coeficiente de Gini (eje horizontal) y la elasticidad de ingresos entre dos generaciones (cuanto del ingreso de una generación se transmite a la siguiente): un cero en este coeficiente significa que hay movilidad total y que la renta de cada uno depende de si mismo, y si es 1, significa que tu renta depende totalmente de la de tus padres.

Como podemos ver en la correlación realizada por Corak, los países del Norte de Europa son los que presentan menores desigualdades y mayor movilidad social, mientras que el caso de Estados Unidos implica prácticamente el fin del “sueño americano”. Esta relación negativa entre desigualdad de renta y movilidad social  implica que los hijos de las familias más pobres tendrán muy pocas opciones de salir de su difícil situación económica y que con el paso del tiempo, si no se toman medidas para remediarlo, la riqueza se concentrará en unos cuantos “apellidos”.  Esto supondría para Estados Unidos haber vuelto a la situación de desigualdad que vivió el país durante la Gran Recesión, época en la que por eso el personaje principal de la novela de Scott Fitzgerald se cambia el nombre de James Gatz por el de Jay Gatsby, para poder ascender en la escala social y  hacerse rico.

 

 

 

 

 

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar