6
May

Mejora la confianza

Escrito el 6 mayo 2013 por Rafael Pampillón en Economía española

El INE informó de que el Producto Interno Bruto (PIB) español redujo su ritmo de caída en el primer trimestre de 2013. La contracción del PIB fue de un 0,5% trimestral, es la séptima consecutiva pero mejora en tres décimas a la del cuarto trimestre del año pasado, que fue del 0,8%. El INE publicará el próximo día 30 de este mes los datos definitivos y desagregados del comportamiento del PIB del primer trimestre, lo que permitirá realizar un análisis mucho más profundo del comportamiento de la economía española. Sin embargo, con los indicadores adelantados de que disponemos, aunque parece que mejoró la situación de la economía española, la tónica general siguió siendo la misma que la del trimestre anterior: se expanden las ventas en el exterior (exportaciones de bienes y servicios) y, en cambio, se contrae la demanda interna (tanto la inversión como el consumo).
Dibujo
Comercio minorista
Así, el Índice de Comercio Minorista del mes de marzo, publicado esta semana, apunta en esa dirección. Las ventas de bienes de consumo en grandes superficies, cadenas comerciales, tiendas y gasolineras, deflactadas y corregidas de efectos de calendario, cayeron en el primer trimestre (un 8,6% interanual). Sin embargo, se registró una ralentización del ritmo de caída con respecto al del trimestre anterior (que fue del 10,3%). Se puede deducir que el consumo privado se sigue contrayendo, pero con menos intensidad que en el cuarto trimestre del año pasado.Las causas de la menor demanda de consumo son bien conocidas:
a) la reducción de los salarios,b) las dificultades de conseguir crédito para la compra de bienes de consumo duradero,c) la incertidumbre de las familias ante su futuro económico y

d) la destrucción de empleo (en el primer trimestre de 2013 se produjo una reducción neta de 322.300 puestos de trabajo).

Aumentan las exportaciones

La contracción de la demanda interna fue compensada parcialmente por la aportación positiva de la demanda externa. Efectivamente, por fortuna, siguen aumentando las exportaciones españolas de bienes y servicios. El Banco de España publicó el martes los datos de la balanza de pagos del primer bimestre del año. Durante los dos primeros meses de 2013, las exportaciones de bienes crecieron un 7,2% en tasa interanual, mientras que las importaciones se redujeron un 0,9%. Por su parte, las exportaciones de servicios no turísticos experimentaron, también en los dos primeros meses del año, un incremento del 9,3% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Por tanto, el conjunto de las exportaciones de bienes y servicios no turísticos sigue aumentando rápidamente. Este impresionante aumento de las exportaciones es consecuencia de cuatro factores:

1) aumento del número de empresas que exportan,

2) diversificación geográfica de las ventas en el exterior, que ha permitido reducir significativamente nuestra tradicional dependencia de la UE,

3) la contracción de la demanda interna y que obliga a nuestras empresas a vender más en el exterior y

4) la reducción de los costes empresariales que está mejorando la competitividad de los bienes y servicios españoles en el exterior.

Bajan los precios y los tipos de interés

Una prueba más de esa mejora de la competitividad es que los precios de las exportaciones de bienes industriales disminuyeron en marzo nueve décimas con respecto a febrero y se situaron en el -0,3% en tasa interanual, según publicó ayer el INE. Es la tasa más baja desde noviembre de 2009. También el INE informó esta semana de que la inflación interanual de la economía española, medida por la evolución del IPC, cayó un punto, pasando del 2,4% en marzo al 1,4% en abril. La caída de los precios de los bienes exportados y la reducción de la inflación de los bienes de consumo están indicando una mejora de la competitividad.

La inflación también se redujo en la zona euro, pasando del 1,7% en marzo al 1,2% en abril, lo que marca un mínimo de los últimos tres años. Precisamente esta caída de la inflación, hasta situarse muy por debajo del objetivo del 2%, junto con el debilitamiento de la economía de la eurozona (lleva año y medio contrayéndose), los malos datos de empleo y la opinión bastante generalizada de que el euro está más apreciado de lo que debería, animó al Banco Central Europeo (BCE) a reducir este jueves los tipos de interés.

En un contexto de ajustes fiscales que generan recesión a corto plazo, esta bajada de tipos de interés era imprescindible, ya que puede facilitar el fortalecimiento de las dañadas economías periféricas de la eurozona, que se encuentran muy perjudicadas por la contracción del crédito y la austeridad fiscal. Por eso, sería conveniente que la rebaja de tipos fuera acompañada por un programa de créditos del BCE que comprometiera al sistema bancario a conceder nuevos préstamos al sector privado. Esto permitiría abaratar los costes financieros de las empresas y de las familias, lo que podría aumentar el crecimiento y el empleo.

Pero para seguir abaratando la financiación del sector privado es necesario seguir recortando una parte del gasto público innecesario. Se conseguirá así reducir el déficit público. Y si reducimos más el déficit, la deuda aumentará entonces a menos velocidad y, por tanto, bajarán los tipos de interés y nos costará menos financiarnos y, al final, y también por este camino, el crédito llegará más al sector privado.

Conclusión

En resumen, las importantes ganancias de competitividad (reducción de costes, también de los costes laborales) que se están produciendo en las empresas españolas están siendo un factor clave para que el sector exterior siga siendo, por ahora, el motor de la salida de la crisis. Un reflejo de esas ganancias es la caída de los precios de las exportaciones y los aumentos de la productividad.

Con los datos adelantados de Contabilidad Nacional publicados el martes, podemos concluir que, desde el comienzo de la crisis, el PIB español acumuló un retroceso aproximado del 7%, mientras que la destrucción de empleo en ese periodo fue mucho mayor: un 19%. Esto significa que en los últimos cinco años se ha producido un incremento de la productividad aparente del trabajo del 12%.

España saldrá de esta crisis con un sector público más reducido y con un sector privado más fuerte (impulsado por las exportaciones). Y para que las exportaciones sigan creciendo será preciso aumentar el nivel de inversión. Por eso, la buena noticia es que entre los inversores, en particular los extranjeros, recuperan la confianza en España. Y este aumento del capital productivo es un claro indicador de la recuperación y un factor que será decisivo para el crecimiento económico y la creación de empleo.

Fuente: Rafael Pampillón Olmedo. “Mejora la confianza”. Expansión; 4 de mayo de 2013. Pagina 43

Comentarios

Mauricio Sanchez 5 mayo 2013 - 01:21

Y a estaba bueno de que hubiera un alza en la eocnomia española yo trabajo con muchos españoles y la verdada la situacion estaba critica en mi trabajao http://www.comercializadoraelgaucho.cl pueden ver mis clientes son buenos y la verdad no la estaban pasando muy bien saludos.

Carlos Vargaz 5 mayo 2013 - 01:30

Al fin España esta retomando la senda que debe tener en cuanto a proyecto y situación económica desata pronto nos uniremos a ustedes con http://www.swmueble.cl para llevar nuestros productos aya saludos.

Cabarceno 5 mayo 2013 - 13:10

Con los lideres actuales.. su forma dubitativa de expresarse.. no habrá confianza en España en años!!!
Cabarceno

Javier Tomas 6 mayo 2013 - 09:00

Todo ésto está muy bien y sin duda son muy buenas noticias. Sin embargo me parece preocupante que se considere un éxito que el paro pueda bajar del 26% al 25%, o del 25% al 22%…. Me parece conformista.

Por otro lado creo que la mejora de la competitividad ha venido por el lado privado (la mayor parte de los que están en paro, o de los que no lo están pero que trabajan con salarios del 2001…). Mi impresión es que en el sector público no se ha acometido el ajuste en la misma dimensión.

gilca 6 mayo 2013 - 17:33

Buenas tardes Profesor!
Admiro su trabajo desde hace tiempo pero permitame una pregunta,
¿Sigue usted pensando que el cambio de tendencia será en 2014?
Me explico:

De acuerdo que los datos adelantados de la balanza comercial y la contención de los precios son buenos pero no bastan por si solos para pensar en una recuperación. Además los bajos tipos de interés no van a ser sostenibles en el medio plazo y empezarán a subir antes de que se consolide la misma.

Necesitamos que la Demanda Interna se recupere un poco para salir de la espiral depresiva y si tenemos que depender solo de la expansión de las exportaciones tenemos crisis para una década.
Sin un crecimiento del PIB por encima del 3% no cabe esperar una bajada del desempleo que sea significativa y tiene pinta de que las políticas de austeridad están agrabando la situación.

¿De verdad mejora la confianza?

pablo 7 mayo 2013 - 09:55

BRASIL = BOMBA A PUNTO DE EXPLOTAR. Que conste que algunos hemos avisado. Su déficit por cuenta corriente se ha DUPLICADO en el primer trimestre del 2013. No se puede vivir con el dinero de los demás. En cuanto, alguien dé la señal, los inversores saldrán en estampida.

Francisco Sarmento 7 mayo 2013 - 10:04

Son sin duda buenas noticias, aunque con reducido efecto a corto plazo. No dejan de ser una señal positiva para la economia española que parece empezar a contrariar los efectos de la crisis.

En una economía cuya demanda interna es cada vez más débil, las exportaciones asumen un papel clave para impulsar la demanda.

Un claro ejemplo son las ventas de coches, un clásico indicador económico, han subido por primera vez desde Agosto de 2012 (+10.8% lo que bajó el acumulado de 2013 a +6.7%), mes en que crecieran un escaso 3.4% por efectos de la subida del IVA en Septiembre.

La principales marcas de automoción, sobretodo las que mantienen una producción significativa en fábricas de España, como es el caso de Seat, se están buscando el equilibrio de sus ventas en mercados exteriores, pues es donde tienen claramente la oportunidad de mantener los niveles de producción y consecuentemente mantener la eficiencia productiva que les permite negociar la captación de producción de nuevos modelos.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar