30
Abr

El jueves se celebra en Bratislava la reunión de política monetaria del BCE de mayo.

Se han generado unas elevadas expectativas en torno a una actitud más activa del BCE (siguiendo los pasos de otros bancos centrales), por lo que, cualquier decepción sobre las medidas que finalmente sean adoptadas, puede conducir a una corrección en los mercados financieros europeos tras el buen comportamiento que han registrado en las dos últimas semanas.

En el cuadro se puede observar como la mayoría de los panelistas esperan que el tipo de interés de intervención se sitúe en el 0,5%.

expectativas

Las medidas que con mayor probabilidad va a anunciar son:

1) Recorte del tipo repo de 25 pb, para situarlo en el 0,50%.

Las razones que lo apoyarían serían:

a) El debilitamiento de la economía de la UEM (lleva año y medio contrayéndose) y la caída de la inflación (se sitúa en el 1,7%, claramente por debajo del objetivo del BCE).
b) Ningún miembro del BCE ha salido al paso, como sí ha ocurrido en otras ocasiones, para “enfriar” las fuertes expectativas del mercado. Incluso, el presidente del Bundesbank, Weidmann, no ha expresado reticencias.
c) No sería deseable producir una decepción habida cuenta del efecto negativo que puede tener sobre los mercados y sobre la confianza de los agentes.

Por lo que respecta al corredor de tipos, se puede estrechar, para quedar situado entre el 0% y el 1% (frente al 0% y el 1,50% actual). No se contempla que el tipo para las facilidades de depósito se sitúe en territorio negativo por las dudas que el propio BCE ha manifestado en relación a sus efectos.

En todo caso, esta medida tendrá un impacto muy limitado en el PIB de la UEM porque los tipos ya están muy cerca del 0% (el Eonia se sitúa en el 0,08%) y por su escaso efecto sobre los costes de financiación de los agentes debido al problema de la fragmentación de los mercados financieros.

2) Relajación de los requisitos exigidos a los colaterales.

Con esta medida tratará de ayudar a poner remedio, sin salirse de su mandato estatutario, al problema del escaso crédito que llega a las pequeñas y medianas empresas. Básicamente, lo que hará será relajar algunos de los requisitos que exige a los préstamos que acepta como colateral en sus operaciones de financiación: i) rebajar los recortes de valoración (haircuts) que aplica, y ii) reducir el volumen mínimo exigido para que sean elegibles.

Con esta medida lo que intentará es aumentar la liquidez que pueden obtener los bancos al descontar su cartera de préstamos en el BCE, lo que les podría animar a conceder nuevos créditos.

3) Otras medidas posibles pero bastante menos probables:

a) Compra de titulizaciones de préstamos a pymes. Se trataría de un nuevo programa de compra de activos, similar al de covered bonds. Nos parece que sería una buena decisión, aunque es poco probable por: i) estos títulos apenas representan el 9,5% del total del mercado europeo de titulizaciones, por lo que la eficacia de esta medida sería limitada en el corto plazo; y ii) el BCE ha insistido en que su camino no es poner en marcha nuevos programas de compra de activos, sin que le importe desmarcarse del resto de bancos centrales.

b) Programa de financiación vinculado a la concesión de nuevos préstamos. Se trataría de un programa similar al implementado por el Banco de Inglaterra. El problema es que en Reino Unido no ha cumplido los objetivos para los que se creó ya que, desde su puesta en marcha, el volumen de créditos ha caído y su coste no se ha reducido significativamente.

c) Abrir líneas de financiación al Banco Europeo de Inversiones u organismo supranacional similar. Su propósito sería conceder financiación directa a las pymes o, indirectamente, a través de la compra de titulizaciones a los bancos. Posiblemente sería una de las medidas más eficaces para hacer llegar recursos a las pymes, pero es muy difícil de llevar a la práctica porque el BEI carece de la “infraestructura” necesaria (precisaría una red de oficinas como la de un banco o utilizar la de éstos).

En síntesis, no creo que el BCE vaya a decepcionar en cuanto a la bajada de tipos, pero pueden no cumplirse las expectativas que se han generado sobre un papel más activo para ayudar a reducir la fragmentación de los mercados y aumentar la financiación a las pymes. En este sentido, debemos dar la razón al BCE cuando dice que se trata de una competencia que excede su mandato y que son los gobiernos europeos quienes pueden tomar las medidas más eficaces. El problema es que ello exige que se pongan de acuerdo, algo aún más difícil teniendo en cuenta que en septiembre Alemania celebra elecciones legislativas.

Comentarios

Alejandro Irazoqui 29 Abril 2013 - 20:39

La rebaja, en caso de confirmarse, favorecería a muchos países de la UEM pero iría en contra de los intereses alemanes (si por ellos fueran incluso los subirían), tal y como dijo explícitamente la canciller alemana hace unos días de cara a la reunión de esta semana del BCE. Lejos de apoyar esta posibilidad, metía presión al BCE para intentar que las expectativas no se confirmen.

Esperemos que los cambios se hagan realidad y se pueda ver en los próximos meses mayor movimiento en favor del crédito, que es uno de los grandes males de las empresas hoy en día. Sin acceso a la financiación, es imposible crecer y generar riqueza.

javier 30 Abril 2013 - 11:17

¿y para que sirve que el BCE baje tipos si el dinero que llega al cliente final esta carísimo? ¿para que ganen más dinero los bancos?

Francisco Sarmento 3 Mayo 2013 - 00:16

El recorte de 25pb (aprobado hoy por el BCE) intenta por un lado estimular la concesión de crédito por parte de las entidades bancarias, al “relajar” sus compromisos crediticios ante el BCE, incrementar su liquidez y e incentivar nuevos contratos, que cada vez son mas escasos y necesarios para estimular el crecimiento de las Pymes.

Si bien es cierto que desincentiva el ahorro, también es verdad que este riesgo disminuye si tenemos en cuenta que las tasas de inflación son históricamente bajas (variación anual en España, mes de Abril: 1.4%); es decir, se equilibra la renta disponible por el lado del consumo (IPC mas bajo, mas acceso al crédito) en contrapartida de la disminución del ahorro (intereses mas bajos), siempre y cuando las expectativas sean favorables.

Mariana 3 Mayo 2013 - 10:44

Se han cumplido las expectativas de la rebaja de tipos de interés, y si bien eso parece que anima a la concesión de crédito,y por tanto a las empresas, también se ha cumplido la expectativa de que el BCE no hará nada de momento para incentivar la las pymes más directamente.
desde mi punto de vista estas segundas medidas son importantes y creo que especialmente en España, donde necesitamos tejer una red empresarial más sólida si queremos crecer, y para ello hay que empezar por las pymes.

Esther Martín 3 Mayo 2013 - 12:15

Según Draghi, la ampliación de la barra de liquidez como mínimo hasta el próximo 8 julio 2014, junto al recorte de tipos de interés en 25 p.b, hasta un nuevo mínimo histórico del 0,50%, deja sin argumentos a las entidades bancarias para no prestar alegando dificultades para acceder a liquidez.

En un intento de poner aún más contra las cuerdas a las entidades bancarias, Draghi ha dejado la puerta abierta a rebajar a terreno negativo la tasa de depósito. También ha mostrado su compromiso para impulsar el crédito a Pymes, y ha hablado de la titulización de los créditos de pequeñas y medianas empresas.

Me han parecido más que razonables las palabras de Draghi, en especial, su comentario “los gobiernos, apremiados por la emergencia, toman el camino más fácil de subir los impuestos”, y es que hasta el BCE tiende la mano a los ciudadanos, dejando bien claro que recortar el gasto debe ser la vía para alcanzar la consolidación fiscal.

Carlos Pacheco 3 Mayo 2013 - 13:38

Lo realmente interesante sería controlar que esa bajada del precio del dinero termine teniendo repercusión en la PYMES y que los bancos no supongan una barrera. Parece que Mario Draghi ha puesto hincapié en este sentido. De hecho, en Alemania, Deutsche Bank y otros bancos ya han trasladado esta bajada a sus clientes.

Esperemos que esta bajada al 0,5%, la más alta de la historia del euro, suponga un incentivo a la economía. Y de la misma manera, que la negociación con los gobiernos por parte de Draghi para apoyar a las empresas sea lo más productiva posible. Parece que al menos “la política expansiva del BCE seguirá siendo expansiva todo el tiempo que sea necesario”, como afirmaba el propio Draghi.

Paco Mora-Figueroa 5 Mayo 2013 - 17:19

Aunque hay que dar la bienvenida a la noticia de la bajada de los tipos de interés por parte del BCE, es un medida que, en el contexto de la actual crisis del euro, llega tarde (los mercados ya lo habían descontado) y parece insuficiente. Como demuestran las experiencias ofrecidas por Estados Unidos y, más recientemente, Japón, hoy la política monetaria puede ser un instrumento fundamental al servicio del crecimiento económico. Pero esto no es posible ya que excede las competencias del BCE. Por eso, sólo una unión bancaria europea, con una autoridad independiente al frente, podría hoy adoptar medidas más agresivas de política monetaria (política monetaria no convencional, medidas de quantitative easing), capaces de canalizar el crédito a las pymes y, en definitiva, activar la economía en la zona euro.

Jaime Bayón 6 Mayo 2013 - 13:36

La bajada histórica de los Tipos de Interés al 0,5% es sin duda una buena noticia para intentar reactivar la economía de la zona euro.
Pero este anuncio de poco servirá si no se consigue que la medida se traslade a la “economía real”, es decir, el crédito debe llegar las empresas, a las PYMES y a las familias, que son el principal motor de la economía. Para ello es necesario que las entidades financieras relajen sus políticas de riesgos y permitan el acceso a la financiación a los actores mencionados.
Si esta medida, estuviera acompañada de una bajada de impuestos, los efectos sobre la economía serían mucho más positivos, ya que se impulsaría el consumo, lo que es fundamental para la recuperación económica y la creación de empleo.

Marta 5 Junio 2013 - 13:40

La compra de titulizaciones de préstamos a pymes sería un gran acierto, una bajada de tipos sin poder redirigirla donde más se necesita sería en cierto modo estéril. Es fundamental hacer llegar el crédito a las PYMES http://economistadeapie.blogspot.com.es/

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar