26
Mar

¿Por qué nuestros hijos leen menos libros?

Escrito el 26 Marzo 2013 por Rafael Pampillón en Economía española, Miscelánea

El Instituto Nacional de Estadística de España  publicó esta semana que en 2012 se editaron en España 69.668 títulos, un 6,2% menos que el año 2011. Ante la debacle que debió suponer la producción total de libros en 2012, el INE ha decidido, por primera vez, romper la serie histórica y no publicar el número de ejemplares producidos. Sin embargo, una estimación conservadora a partir de la serie histórica, del número de títulos publicados y de las tiradas que cada vez son más reducidas aproximaría una producción total de libros en 2012 cercana a los 90 millones de ejemplares (ver cuadro).

En el cuadro se puede contemplar los millones de ejemplares editados a lo largo de los últimos 11 años. Se observa que desde 2008 (en el que se vendieron 256 millones) a 2012 la cifra de producción se ha reducido en 165,5 millones de ejemplares lo que supone una caída del 65% en cinco años.

Cuadro: Número de libros producidos en España (en millones).

Año Total
2002 229
2003 239
2004 214
2005 281
2006 256
2007 227
2008 256
2009 184
2010 132
2011 100
2012   90

Fuente: INE y estimación propia para 2012.

Hay varios factores que explican esta caída:

1) la mayor difusión de los e-books y otro tipo de libros digitales y que está en consonancia con el abandono del papel (lo que se ha venido denominando Paperless Era),

2) la reducción de la renta disponible en España que afecta más al consumo de libros de papel por tratarse de bienes que no son de primera necesidad y

3) los cambios en los hábitos intelectuales, sobre todo entre los jóvenes, con la creciente dedicación de tiempo a las nuevas tecnologías.

La preocupación que muchos tienen de estar continuamente conectados a la red, no les deja muchas veces disfrutar de otras actividades como la lectura. Parece que el uso continuado de Internet y herramientas asociadas, entraña la casi desaparición del libro de papel pero puede también amenazar la afición a leer.

Cada vez pasamos muchas más horas, pegados al móvil, a la televisión, al ordenador… etc.; algunos jóvenes, pocos, siguen leyendo otros en cambio que antes eran lectores empedernidos invierten ahora su tiempo en la pantalla de los diferentes artilugios digitales. La consecuencia es que la sociedad actual va hacia un empobrecimiento cultural y humano progresivo: muchas veces el trato humano directo se sustituye por mensajes a través de la red.

¿Cómo leer sosegadamente las páginas de un libro si una parte muy importante de la vida, de  las relaciones sociales y del trabajo profesional consiste en comprobar permanentemente el correo, leer los mensajes, consultar los titulares y saltar de un enlace a otro?

La experiencia reciente de muchos profesores de Universidad va en esta misma dirección: desde hace un año, algunos alumnos durante las clases se sienten incapaces de desconectar su smart-phone: se han creado la necesidad de leer el último mensaje (casi siempre WhatsApps). De ahí que una de las principales preocupaciones que tienen los profesores de Enseñanza Media y de Grado Universitario es que sus alumnos están abandonando la concentración en el estudio y la atención en clase.

El resultado de esta nueva forma de entender la vida, informarse y comunicarse es que genera hábitos relacionados con la dispersión, es decir, con rápidos cambios de atención, pensamiento lateral y lectura de información rápida, abundante y heterogénea y que lógicamente apartan de la concentración en el estudio y del pensamiento riguroso.

Fuente: Rafael Pampillón Olmedo. “Cambios económicos y sociológicos”. Expansión 23 de marzo de 2013. Página 47.

Comentarios

Jose 26 Marzo 2013 - 23:05

Creo que es preocupante que los niños y jóvenes se preocupan cada vez menos pos la lectura de libros tradicionales y es preocupante que solo quieran estar conectados en los video juegos y no se ocupen de desarrollar su mente.

Pienso que los padres son tambien responsables ya que le proporcionan los medios para vivir ese tipo de vida.

Pero aun estamos a tiempo y aun podemos recuperar y aumentar el gusto por la lectura en nuestros jovenes. http://youtu.be/hg8DD6TNuI8

Ferran Jaén 27 Marzo 2013 - 09:17

Gracias, profesor Pampillón, porp oner a primera vista los datos de producción de libros y por ese comentario con el que estoy de acuerdo, incluso en lo tocante a los alumnos universitarios que vemos en clase que a hurtadillas miran su aparato transmisor-receptor de mensajes mientras se desarrolla la explicación por el profesor. Educados en el pensar televisivo basado en la sucesión de imágenes sin posibilidad de asimilación por el entendimiento, que reduce a escasos elementos lo analizado visualmente, va a haber que esperar a que la escasez intelectiva sea valorada por el mercado, la suba de precio y pague por ella. Claro que eso conforma una sociedad vacua.”Unl mundo Feliz”, de Huxley, debidamente combinado con “La sociedad del espectáculo”, de Guy Debord ofrecieron con adelanto lo que estamos viviendo. Si al iletrismo añadimos la idiocia, nos espera un futuro de sufrimiento ante tanta estulticia.

Javier Sota 27 Marzo 2013 - 09:45

Totalmente de acuerdo con este post.
Cualquiera que tenga hijos puede confirmar esta tendencia.
De hecho, hay que reconocer que nos afecta también mucho a los adultos.
Aparentemente, parece que estamos muy bien comunicados, pero lo cierto es que las relaciones personales se resienten y nos cuesta ir más allá de los comentarios de tipo superficial.

GOYO DE FRUTOS 27 Marzo 2013 - 11:57

Querido Profesor
gracias por el articulo, desde luego totalmente de acuerdo contigo, un aparato que se creo para comunicar, se esta convirtiendo en un arma perfecta para aislarse. En cuanto a los libros y viendo tus estadisticas creo que el papel poco a poco desaparera. Pero lo que esta claro es que hay que fomentar la lectura, desde pequeños.
Un abrazo fuerte desde Segovia ( España)

[…] a 31 de diciembre de 2012 y la balanza comercial de España del mes de enero de 2013 y la Producción de Libros de 2012. Toda esta información muestra cambios radicales en la economía pero también en los hábitos de […]

Iliana 1 Abril 2013 - 07:51

Creo que no es nada posmo que las personas elijan tomar la mayor parte de su tiempo legitimando-se a través de la cantidad de relaciones, mensajes, encabezados y contactos banales en general, que verse confrontadas ante la multiplicidad de opciones que te ofrece la lectura. Sin duda esto es una conducta totalmente aprendida, los hijos no nacen con un chip de aversión al aprendizaje.

Javier Tomás 5 Abril 2013 - 10:15

Tampoco hay que ser tan negativos. Ha habido al igual que una burbuja inmobiliaria, periodística o de medios de comunicación, una burbuja editorial. Se han publicado más libros que nunca, hasta el punto de llegar a lo inabarcable y en perjuicio a menudo de la calidad. No veo mal un cierto ajuste en este sentido.

Un abrazo

Thomas Donatien 6 Junio 2013 - 15:27

Para completar este tema, encontré un articulo (escrito por Béatrice Roman-Amat) muy interesante sobre una encuesta (para saber si la gente ha leído 20 libros o mas durante los 12 últimos días) que muestra que :

– los jóvenes (hasta los 24 años) : 20% en 1997 contra 15% en 2008
– los 25 / 34 años : entre 1997 y 2008, pasaron de 20% a 15%
– los 35 / 44 años : pasaron de 22% a 14% durante el mismo periodo

Por eso, tenemos que relativizar los datos y creo no hacer conclusiones rápidas porque esa encuesta muestra que la generación 35 / 44 años disminuyo mas que los jóvenes y podríamos sacar conclusiones diferentes.

Lo que es cierto es que la relación con la lectura cambio por, y como lo dice el articulo de R. Pampillón :
– los libros digitales
– la renta disponible
– los hábitos intelectuales

y creo que podríamos añadir un cuarto punto : las actividades personales (deporte, música …) cuya practica aumento durante los últimos años y deja menos tiempo / dinero para comprar y leer libros.

Se me hace que cada generación dice “nuestros hijos leen menos” :
– anteayer era culpa de los comics
– ayer era culpa de la televisión
– hoy es a causa de internet

a ver que diremos mañana !

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar