30
Mar

Teniendo las vacaciones de Semana Santa un origen religioso en España, es importante además señalar que son consideradas temporada alta en uno de los sectores más importantes del país: El Turismo.

Bulgaria

Llevo observando la salud (o la falta de ella) de uno de los deportes favoritos de las familias en esta época del año: El esquí.    Los lectores de estas líneas se darán cuenta que no acostumbro a desarrollar vivencias personales pero la cuestión es que acabo de regresar de pasar unos días en una estación española de esquí.  Es verdad que el tiempo lluvioso ha podido retraer a muchos potenciales turistas pero en pleno Jueves Santo el hecho es que estaba vacía.   Es como ir a un hotel de Sur en verano y encontrarlo al 10% de ocupación.  Insisto que hay varios motivos que pueden ser responsables pero uno claro debe ser el precio del servicio ofrecido.

Se ha pasado de una época en la que esquiar en los Alpes era considerada una actividad prohibitiva a otra en la que los gastos diarios allí son más baratos que en las estaciones nacionales. No encuentro ninguna explicación a que los gerentes económicos de las mismas, conociendo la incierta climatología que se preveía, no animen a ofrecer paquetes tipo “última hora” para animar la demanda.  ¿Quién ha tenido la brillante idea de casi eliminar el forfait de medio día? ¿Algún consumidor pagaría lo mismo por ver una película entera que sólo el peor 30% de la misma? Se ha logrado que el pase de día sea casi el doble de caro en España que en Francia; que las familias prefieran pasar una semana en digamos Bulgaria  que ir a las estaciones que conocieron de pequeños.

España debe cuidar de su cuenta corriente, no sólo el sector exterior sino el turismo.  Y en un país de 44 millones de habitantes los primeros potenciales clientes deberían ser los propios ciudadanos.  El esquí se ha convertido en una actividad totalmente inelástica a la demanda.  No importa que no la haya los precios no se adaptan sino que suben año tras año.  Es como poner a la venta un producto en uno de los famosos portales de internet de compraventa y tras un mes sin ninguna oferta de compra decidir que la solución es subir el precio.  Si la Oferta no se adapta a la demanda la cantidad global consumida no hará sino bajar o se desplazará fuera del país buscando una oferta que satisfaga el precio que la demanda estima razonable pagar.

Comentarios

Iberia 1 Abril 2013 - 14:01

Muy de acuerdo.

Los precios para semana santa ( viaje, hotel etc etc ) no tienen sentido y la gente decide viajar fuera de España, ya que encuentra lejos de aquí precios con más sentido común.

lone 2 Abril 2013 - 16:59

Sin duda han de [ http://goo.gl/0Dbku ] revisar la política de precios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar