5
Feb

Sabíamos que el euro estaba apreciado, pero esta sobrevaloración ha sido avalada y cuantificada (12%) por el índice “Big-Mac”, que apareció esta semana en la revista “The Economist” (página 56). Se trata de un indicador, que se publica periódicamente y que toma como base el precio de una hamburguesa consumida en los establecimientos McDonald’s en diferentes países del mundo (ver cuadro).

El índice Big-Mac sirve para conocer si los tipos de cambio de las monedas están bien valorados o si, por el contrario, están infravalorados o sobrevalorados. Es decir, el índice ofrece una guía para saber si una divisa se encuentra en su paridad “correcta”.  También sirve para comparar niveles de precios: según el índice los precios son más bajos en España que en la Zona Euro (ver cuadro).

Es obvio que en los países ricos una hamburguesa es más cara que en los países pobres (principalmente debido a que la mano de obra es más cara).

Carácterísticas del Big-Mac

El índice “Big-Mac” supone que una hamburguesa Big-Mac de los establecimientos McDonald’s es una cesta de bienes representativos, ya que mantiene unas características similares a nivel internacional. El que se comercialice en más de 100 países usando los mismos ingredientes, hace posible comparar los precios a nivel mundial. El precio base es siempre el de EEUU. En el cuadro adjunto se comparan los niveles de precios en dólares de las hamburguesas de diferentes países el 31 de enero de 2013.

Euro, coronas, franco suizo, rupia, yuan y peso mexicano.

Los últimos datos de “la hamburguesa” (31 de enero de 2013) muestran que la media de los países de la Eurozona tiene un tipo de cambio un 12% más apreciado del que les correspondería con respecto al dólar. Es decir, al tipo de cambio actual, las hamburguesas son más caras en la zona euro que en Estados Unidos. Sin embargo, la sobrevaloración de las coronas noruega y sueca es mucho mayor (ver cuadro). También el franco suizo. Parece que la moneda helvética continúa jugando el papel de moneda refugio en los momentos de incertidumbre. La hamburguesa más barata del mundo se vende en India (1,67 dólares). En India se utiliza como referencia el Maharaja Mac que contiene pollo en vez de carne de vacuno. En China el Big-Mac también es barato (2,57). Lo que implica que la rupia y el yuan están muy infravalorados y les hace ser economías muy competitiva (de ahí el deseo de la Administración de EEUU para que se revalúen). Y en América Latina, el peso mexicano es el más depreciado, con 2,9 dólares el Big-Mac. Sugiere que el peso está un 33% depreciado con respecto al dólar.

Teoría de la paridad del poder adquisitivo

Como se ha indicado más arriba, el enfoque teórico del índice Big-Mac se deriva de la teoría de la paridad del poder adquisitivo (PPA) que establece que productos similares, situados en diferentes países, deben tener igual precio. La hamburguesa Big-Mac de los establecimientos McDonald’s es una cesta de bienes representativos, ya que mantiene unas características similares a nivel internacional. El que se comercialice en 3000 establecimientos de 120 países usando los mismos ingredientes, hace posible comparar los precios de los países a nivel mundial. El precio base es siempre el de EEUU y se obtiene como promedio de cuatro ciudades americanas (Atlanta, Chicago, Nueva York y San Francisco).

El índice no es, ni mucho menos, una medida perfecta, pero sí una guía divertida para indicar si las monedas están en su nivel correcto de paridad con respecto a las demás divisas y nos está dando una pista de cómo van a evolucionar los tipos de cambio Algunos pueden pensar que este índice es una frivolidad pero, además de que se han escrito libros y se han hecho varias tesis doctorales sobre él, ha sabido predecir las tendencias de los tipos de cambio mejor que muchos modelos econométricos.

Así, por ejemplo el 1 de enero de 2004, el índice Big-Mac indicaba que el euro estaba sobrevalorado en un 24% con relación al dólar y el yuan depreciado un 55%, por tanto el euro se depreciaría y el yuan se apreciaría. Después de nueve años se ha cumplido el pronóstico: el euro se ha depreciado; hoy el euro tienen una apreciación del 12% la mitad que en 2004 y el yuan se ha apreciado ahora está un 41% depreciado 14 puntos menos que en 2004.

¿Seguirá depreciándose el euro y apreciándose el yuan? Según el índice Big-Mac sí. 

Cuadro: Precio en dólares de un Big-Mac

Noruega

7,84

Suecia

7,62

Suiza

7,12

Brasil

5,64

Italia

5,22

Dinamarca

5,18

Bélgica

5,16

Finlandia

5,09

Alemania

4,94

Australia

4,9

Francia

4,89

Zona Euro

4,88

Colombia

4,85

Turquía

4,78

España

4,75

Países Bajos

4,68

Austria

4,6

Grecia

4,48

Estados Unidos

4,37

Chile

4,35

Gran Bretaña

4,25

Portugal

4

Perú

3,91

Argentina

3,82

Estonia

3,66

Japón

3,51

Corea del Sur

3,41

Polonia

2,94

Arabia Saudí

2,93

México

2,9

Indonesia

2,86

China

2,57

Rusia

2,43

Egipto

2,39

Hong Kong

2,19

Sudáfrica

2,03

India

1,67

Comentarios

[…] tres semanas The Economist (índice Big-Mac) informó que el peso colombiano estaba apreciado un 11% con respecto del dólar americano (ver […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar