26
Ene

Según publica The Economist los precios de la vivienda en España siguen estando por encima de su valor (un 20%), y señala que, dada la situación por la que atraviesa actualmente la economía española, seguirán cayendo.

En este sentido, señala que los precios están regresando en muchos mercados a su valor justo. El valor justo se define como el cociente del precio de la vivienda respecto a la renta disponible y/o el precio de los alquileres (ver cuadro). De hecho, señala que en ocho países ya está por debajo o alrededor de ese valor justo, aunque añade que esto no significa que vayan a dejar de caer.

Aunque los precios de los inmuebles en España han caído un 24,3% desde desde sus máximos en 2007 seguirán bajando (ver cuadro). Y eso a pesar de que esta caída es la segunda más alta de las registradas entre los 18 países analizados por The Economist (ver cuadro), tras Irlanda (-49,4%), donde los precios siguen en “caída libre” pese a haberse reducido a la mitad.

La situación de los precios de la vivienda en España refleja la enorme oferta generada durante el boom inmobiliario, la caída espectacular en el número de hogares que se constituyen, la fuerte destrucción de empleo, la reducción de la población activa y la elevada tasa de paro (26%) en el cuarto trimestre la mas alta de Europa.

Comentarios

[…] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos   Los precios de la vivienda en España siguen estando por encima de su valor economy.blogs.ie.edu/archives/2013/01/los-precios-de-la-v…  por Locurabursatil hace […]

Ana Teresa Romero Maldonado 29 enero 2013 - 12:07

Para poder dar una opinión sobre el artículo creo que debemos mirar atrás y reflexionar sobre decisiones pasadas. Considero necesaria hacer una reflexión sobre dos decisiones críticas del Presidente de la época, para que el boom inmobiliario se haya desatado como lo hizo para el año 1998. La primera decisión fue la nueva ley del suelo; esta ley proponía privatizar el mercado del suelo en un negocio rentable para los empresarios, en donde aumentaría la inversión y la oferta y los precios bajarían para que más españoles puedan acceder a una casa propia. La segunda decisión fue la reforma laboral, en donde se reducirían los derechos laborales, los empresarios invertirían más en personal disminuyendo el paro, así muchos españoles dejaron el estudio y subió la demanda laboral en el sector de Construcción, fue así que muchos jóvenes españoles se dedicaron a trabajar en el sector Vivienda.

Sobre la intención de la ley del suelo para fomentar que más españoles pudieran acceder a una casa propia, no funcionó del todo bien, ya que la demanda de la vivienda se disparó, así como los precios de los pisos subió y eso hizo que el suelo suba también, aumentando el precio final de la vivienda. Igualmente, gracias al motor de la construcción, El PIB español creció el 3,4% en 2005, según el Banco de España, el precio de la vivienda estaba súper alto y la tasa del paro según el INE había bajado a una cifra del 9.2.% en el año 2005. Efectivamente, la vivienda estaba más cara pero los sueldos seguían siendo los mismos, es ahí donde los bancos entran a jugar al mercado bajando las “exigencias” que normalmente te pide un Banco para conceder créditos y así lo hicieron, dando hipotecas a largo plazo a personas con mucho riesgo crediticio “enganchándolos” con la idea de que si en algún momento no podían pagar la hipoteca, que no se preocuparan, porque los “precios siempre suben, la vivienda nunca baja” y podrían fácilmente optar por vender la casa un poco más caro del coste de adquisición, recuperando la inversión y encima podrían tener un beneficio de ello. Para el año 2007, la deuda de las empresas, administraciones públicas, hogares con los bancos locales y éstos con los bancos internacionales había crecido enormemente ya que el “crecimiento” que habría estado experimentando España habría sido un “falso crecimiento” ya que su origen era la deuda. Todos estos acontecimientos dieron muchas consecuencias negativas, una de ellas (la que considero muy importante y peligrosa si no se atiende a tiempo) es el capital humano que sufre España hoy en día. Recordemos que el boom inmobiliario hizo que muchos jóvenes españoles dejaran los estudios para poder trabajar en la construcción, de esa manera ganaban dinero fácil en ese sector. Como vemos, hoy en día, hay un excedente en la cantidad ofrecida de casas en el sector Vivienda, lo que genera desempleo, reducción de la población activa y el incremento de la tasa de paro. Para confrontar este problema, los desempleados tienen dos opciones; ya sea buscar un nuevo trabajo, cambiando de sector (desplazamiento sectorial) provocando un desempleo temporal, o bien podrían “seguir esperando a que haya algún puesto de trabajo disponible para seguir trabajando en el sector que conocen (Vivienda) en este caso, generando también desempleo por estructura (la cantidad ofrecida de trabajo es mayor que la demandada). Desde la crisis americana en el 2007, la tasa de paro española ha ido creciendo desde 1, 7 millones de parados hasta los 6 millones hoy en día, según Eurostat.

Actualmente, en mi país, Perú, esta pasando exactamente lo mismo, considero que hay que aprender de los propios errores, así como de los ajenos, espero que los gobernantes de mi país tomen en cuenta todos los factores micro y macroeconómicos que no tuvieron en cuenta en su momento, los líderes españoles, logrando mejores decisiones y resultados obteniendo el bienestar social y económico esperado por todos y para todos.

Juan Manuel Restrepo 30 enero 2013 - 09:52

En mi país, Colombia, y en particular en mi ciudad Medellín, también sucedió algo parecido, un boom de construcciones de edificios y viviendas en el barrio el Poblado. Está claro que una mala planificación y una precaria vigilancia del gobierno crean burbujas inmobiliarias. Los precios de las viviendas en el sector de oro de la ciudad bajaron, y el valor y la calidad de vida del barrio se deterioraron ostensiblemente.

Aunque España ha sido un país desarrollado, con todo el respeto que merece una nación tan grande con gente tan capaz y tan inteligente, cada día se parece más a un país en vías de desarrollo con una tasa de paro elevada y una gran parte de la población joven con poca educación suponen un reto a futuro que recae sobre los dirigentes del país para promover e incentivar la educación y el desarrollo y mantenimiento de empresas exportadoras de bienes y servicios para mejorar la balanza comercial.

Las burbujas y las crisis económicas son cíclicas, ¿estará España preparada para afrontar la siguiente crisis?

Premier 8 febrero 2013 - 13:09

Muy interesante, Gracias!

Daniel-casa rural en ibiza 9 febrero 2013 - 12:10

Luego nos quejamos de que la economía esta parada, de que no hay inversión…creo que la vivienda no es lo único que está sobrevalorado en este país de ahí que estemos en la crisis actual. Debe haber una reflexión profunda y un factor corrector al respecto que permita un impulso a la economía en lugar de ser un lastre.

inversion en vivienda 15 febrero 2013 - 12:01

Los que están pagando hipoteca a parte de comprar caro durante el boom lo están pagando mas caro ahora ya que el dinero es mas difícil de ganar actualmente.
http://reformasbarna.wordpress.com/category/inversiones-en-viviendas/

Mario 6 marzo 2013 - 20:14

esto habria que pensarlo antes de sobrevalorar los pisos.
en 2003 el banco de españa lo dijo que iba pasar esto pero nadie hizo ni puñetero cas

manteles madrid

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar