30
Ene

Según el dato provisional presentado hoy por el INE, el PIB intensificó su senda contractiva en el 4T12, al caer un 0,7% trimestral, cuatro décimas más que en el trimestre anterior, mientras que en tasa interanual el descenso fue del 1,8% interanual (-1,6% anterior); ambos datos superan en una décima la estimación que hizo el Banco de España la semana pasada.

El deterioro de la economía en el tramo final de 2012 fue consecuencia del empeoramiento adicional de la demanda interna, que sólo pudo ser compensado parcialmente con el mejor tono de la externa. En consecuencia, la caída media del PIB en 2012 fue del 1,37% (+0,42% en 2011).

El INE publicará el próximo 28 de febrero los datos definitivos y desagregados de la CNTR del 4T12, lo que permitirá realizar un análisis mucho más profundo del comportamiento de la economía española.

Cuadro: Evolución del PIB español

Caída del PIB de EEUU

Por ejemplo, hoy también se ha conocido que la economía americana decreció un 0,1% en el cuarto trimestre, comportamiento mucho peor que el anticipado por analistas y mercados. Sin embargo, al analizar los datos se ve que la caída se explica por la fuerte desacumulación de existencias a finales de año -restaron 1,3 p.p. al crecimiento del PIB (+0,7 p.p. en el 3T12), debido al impacto de la sequía en el Medio Oeste y el huracán Sandy explican-, así como por el retroceso extraordinario (-22% trimestral anualizado) del gasto en defensa -también ha restado 1,3 p.p. al crecimiento del PIB del 4T12-. Sin esos efectos “one-off”, la economía hubiese crecido de manera muy apreciable, gracias al buen comportamiento del consumo (+2,2% anualizado) o de la inversión en equipo (+12,4% anualizado).

Por tanto, lo que a primera vista era un dato negativo, luego no lo ha sido tanto.

Diferencias entre el INE y el Banco de España

En el caso de la economía española, parece que la diferencia entre la estimación del Banco de España y la del INE, puede venir por un comportamiento más negativo de lo esperado del consumo. O, por lo menos, eso parece deducirse del dato de ventas minoristas que conocimos esta semana.

El índice general de comercio minorista, deflactado y corregido de efectos de calendario, cerró 2012 con los peores registros de la serie histórica, que arranca en 2003: retrocedió un 10,6% interanual en diciembre y un 9,3% en el 4T12 (-6,2% anterior). En consecuencia, en el conjunto del ejercicio, cayó por quinto año consecutivo (-6,7% vs -5,4% en 2011), de modo que acumula un descenso desde los niveles previos al inicio de la crisis del 22,5%. Teniendo en cuenta la evolución de la renta disponible en nuestro país, a nadie le debe extrañar ese comportamiento del consumo.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar