17
jul

El Instituto Nacional de Estadística de España (INE) ha publicado hoy datos referentes a la evolución de la población. Una vez más, los datos arrojan un saldo migratorio negativo: 73.975 personas (suma de nacionales y extranjeros) en el primer semestre de 2012. Esta tendencia que se venía incubando a medida que avanzaba la crisis económica se consolidó en 2011, el primer año en una década que registró más movimiento de emigración que de inmigración en España. El aumento del primer semestre de este año con respecto al primer semestre del año pasado ha sido del 128% (ver cuadro).

Cuadro: saldo migratorio de España (número de personas)

 Año

2010

2011

2012

Enero

2.922

-7.161

-9.388

Febrero

3.403

-7.030

-10.143

Marzo

3.323

-3.120

-11.421

Abril

2.696

-6.558

-15.084

Mayo

2.452

-4.526

-13.933

Junio

3.384

-4.059

-14.006

Total (enero-junio)

18.182

-32.455

-73.975

Fuente: INE. Evolución demográfica actual estimada

Hasta 2011 venían a España más personas que las que se marchaban. Desde 2011 es al revés, salen más que los que entran, algo insólito en los últimos años. Hemos dejado de ser un país predominantemente de inmigración para convertirnos en uno de emigración.

Esta tendencia emigratoria acaba de empezar ya que en los próximos años continuará y aumentará. Miles de españoles, en especial jóvenes, se están yendo y se seguirán yendo al extranjero en busca de las oportunidades de trabajo que no pueden encontrar en España. El paro juvenil en España supera el 50%.

¿Cuáles son los efectos positivos de esta emigración? 

En primer lugar, la experiencia de trabajo en el extranjero contribuirá a mejorar la  formación de los que se van. 

En segundo lugar, los profesionales españoles en el extranjero pueden enviar parte de lo que ganan por su trabajo a sus familias en España en forma de remesas. Ese dinero que nos envían desde el extranjero puede ser un estimulo para el crecimiento de nuestra economía.

Tercero, la emigración hacia el exterior va a ser una válvula de escape que permitirá disminuir las tensiones en el mercado de trabajo español, ahorrar en subsidios y prestaciones por desempleo y evitar que la tasa de desempleo se sitúe en niveles astronómicos.

Cuarto, dada nuestra estructura poblacional, muchos de los que se están yendo volverán pero mejor formados.

En definitiva, como se puede ver en el cuadro, aumenta la diferencia entre el número de personas que abandonaron España y los que entraron en el país en los primeros seis meses de este año y del año pasado.  Este éxodo al extranjero continúa. Y cada vez a más velocidad.

Sponsorized by:
Volvo-Economy

Comentarios

Eduardo Arcos 17 julio 2012 - 19:12

No veo ningún comentario sobre el desarraigo que sufrirán estos emigrantes, o la pérdida de talento que tendremos en la sociedad española.
Me parece que no es lo mismo salir a mejorar tu inglés u obtener un máster en el MIT o trabajar en Eurocopter con un horizonte a 4 años, que irte porque no te quedan más “huevos” (y perdón por la expresión).
Es evidente que los profesionales que salgan mejorarán sus currículos, pero lo que ya no me parece tan evidente es si este país de camareros (y como todos sabéis, la frase no es mía) es capaz de repatriar ese talento….

Perdón por la vehemencia, pero creo que es un tema tremendamente sensible para nuestra sociedad.

Rafael Pampillón 17 julio 2012 - 19:39

Muchas gracias Eduardo pero el paro va desgraciadamente en aumento. En el último trimestre de este año o en el primero del año que viene España alcanzará los 6 millones de desempleados. Y este desequilibrio del mercado laboral tardará en solucionarse, ya que aunque la economía vuelva a crecer, y lo hará antes o después, el empleo no crecerá al mismo ritmo que la economía, ya que España se dirige hacia un modelo productivo más intensivo en capital y tecnología que en mano de obra.

Por eso para facilitar la asignación más eficiente del trabajo es necesario que se avance más en la reforma del mercado de trabajo, simplificando los contratos. Y facilitando también la emigración.

En este sentido el Gobierno deberá orientar a nuestros parados hacia caladeros nacionales y extranjeros donde puedan pescar puestos de trabajo.

Siento que la situación sea así de dura pero desgraciadamente así están las cosas.

¿Se te ocurre algo para parar el paro? Porque si no paramos el paro no pararemos la emigración.

Un Canario emigrado 17 julio 2012 - 20:22

Coincido con Eduardo, la redacción del artículo está enfocada como si se tratase de una buena noticia. Plantear que volverán no es realista, pues la mayoría no lo harán, las condiciones en otros países cercanos son demasiado favorables como para volver solo por echar de menos la familia, la tortilla y la alegría de nuestra gente. Además, hay que tener en cuenta que buena parte de los que se van son licenciados, diría que sobre el 50% serán Ingenieros, que ha costado un dineral formarlos en Universidades públicas y que ahora se van con su experiencia (o recién licenciados) fuera, y que difícilmente volverán.

Respecto a soluciones, desde luego no hay una varita mágica, pero si hay algo que aún no se ha hecho, y es fomentar la emprendeduría. En Dinamarca, un país con tasas impositivas elevadas, con un nivel de bienestar social altísimo, y en general un modelo que se asocia con “demasiado a la izquierda”; con un DNI y una conexión a internet obtienes un CIF en un momento en una web Gubernamental. En Suecia y Noruega los procedimientos son similares. En Reino Unido, las empresas recién creadas están exentas de impuestos hasta alcanzar un determinado volumen de ingresos… y podríamos poner mil ejemplos más. ¿Por qué ningún gobierno ha hecho esto en España? ¿Por qué aquí crear una empresa es una odisea burocrática absurda? Desde luego es un misterio, pero creo que está bastante claro que ayudar a los emprendedores es ayudar al empleo, hay mucho, muchísimo talento desperdiciado que se tiene que ir fuera a crear sus empresas.

Eduardo Arcos 18 julio 2012 - 00:07

En primer lugar vuelvo a pedir disculpas por si he resultado excesivamente vehemente en el comentario anterior. En segundo lugar, Rafael creo que es un profundo error tratar el mercado de trabajo como un mercado más. La teoría que estamos aplicando es que si eliminamos las rigideces del mercado, la ley de la oferta y la demanda hará el resto. Mi opinión sincera es que esto es una profunda injusticia.
En tercer lugar, nadie se atreve en Europa a aplicar políticas contracíclicas y así llevamos cuatro años en los que la crisis continua y en España vamos por la segunda recesión. Creo que la aversión alemana a la inflación la estamos pagando carísima en los PIIGS y el ejemplo de Grecia es reciente y parece que no nos sirve. Ahora mismo, si tengo que elegir entre inflación y trabajo, o por otro lado recesión y estabilización, elijo lo primero (en ambos casos pagan los mismos).
Creo que deberíamos considerar la demanda interna como un agregado global y no jugar a contraer nuestra demanda interna para ahorrar y jugarnos nuestro bienestar en la exportación (de bienes y de personas), porque un desajuste de nuestra demanda interna (Europea) afecta al resto del mundo.
En cualquier caso es mi opinión.

Hugo Tamashiro 18 julio 2012 - 01:19

Será de formación profesional pero siempre que veo un informe con puntos positivos, espero ver a continuación los negativos. Desde mi punto de vista los negativos ganan a los positivos. La mayoría de los emigrantes son jóvenes y aunque baje el número de parados también bajará el número de ocupados, 17,4M en el 1T de 2012 (casi un 15% menos comparado con el 1T de 2008) y eso significa cada vez menos para mantener el sistema de bienestar y una pirámide poblacional invertida.

España no es capaz de retener el talento y muchos jóvenes que se van, no volverán. Hace 10 años vine a Madrid desde Extremadura a trabajar recién terminada la carrera de Ingeniería; Madrid me aporto formación y desarrollo profesional pero me cerró la puerta para volver a mi tierra, mi perfil profesional no es demando allí. Me temo, que muy a mi pesar, ahora para muchos recién licenciados la alternativa a Madrid es el extranjero.

Desgraciadamente el paro va en aumento pero desgraciadamente España vuelve a ser un país de emigrantes.

Ferran Jaén 18 julio 2012 - 10:30

El mercado de trabajo, que es mercado de personas, no es un mercado más, tienes razón Eduardo, es uno de los puntos débiles de muchas teorías económicas que, con pretendida asepsia, en realidad sirven a sus señores. También tiene razón quien vé en esta presentación del asunto una inclinación a no destacar lo negativo, como si no supiéramos, que se van unos con talento y vienen otros sin él, así que en lo que se presenta como una diferencia de cantidades de individuos, en relaidad hay una enorme diferencia cualitativa en contra de España. La realidad que se quiere escamotear es la de poner en cuestión la inmigración que hemos soportado y soportamos para que algunos sectores empresariales tengan mano de obra a precio más bajo.

EyOM 18 julio 2012 - 12:09

No tengo nada claro los efectos positivos, es decir, no creo que sean tan claros como se ponen ahí:

objeción al nº 1: si bien es cierto se va a mejorar la formación, las posibilidades de que vuelvan a España un vez estén formados se reducen a “solo de vacaciones”.

objeción al nº 2: no creo que las remesas que envien sean lo suficientemente importantes para influir de manera tan positiva como se menciona, y sino tenemos el caso de Portugal, cuyo de número de emigrantes es significativo, y eso no redunda en la economía del pais.

Objeción al nº 3: todo lo que se menciona es cierto, sin embargo, cuando mejore la economía y se necesiten a esas personas que vuelvan a ocupar esos puestos de trabajo, no creo que vuelvan, salvo en contadas excepciones, debido a la diferencia salarial, que no compensará.

Objeción al nº 4: como he mencionado con anterioridad, TENGO MIS DUDAS DE QUE VUELVAN, para trabajar en España, creo que sólo volverán aquellos cuyo sueldo de re-entrada en España, se acerque y/o supere el 80% del que reciben en su pais de emigración, o bien a aquellos que su experiencia en el extrajero no haya sido totalmente satisfactoria. Creo que se debe recordar la emigración a Europa de los años 60, 70 y 80, donde en la actualidad empiezan a regresar como jubilados, pero la diferencia es que aquellos tenían menos formación.

No se trata de ser pesimista, sino realista, ya que muchos de los que se van son ingenieros, por poner un ejemplo, que aquí estaban de becarios, o asalariados con sueldos inferiores a 1.000 euros, y que se van paises donde, les ofrecen sueldos iniciales a 2.500 € y con posibilidades de duplicar o triplicar, cosa que muy probablemente no sucedería en España, a tan corto plazo.

Creo que, una vez superada la actual “Depresión” económica en España, puede ser demasiado caro recuperar a todas estas personas formadas en España y que hayan cogido experiencia en el extrangero.

http://economiayotrasmentiras.wordpress.com/

Rafael Pampillón 18 julio 2012 - 16:43

No se debe olvidar que España fue durante muchos años un país de emigrantes. Soy gallego y 4 hermanos de mi padre emigraron a América entre los años 1936 y 1960. Pero mucho antes de esas fechas, a principios de Siglo XX, cientos de miles españoles e italianos emigraron a América Latina.

A partir del año 1.960, muchos españoles también se fueron, al extranjero buscando un puesto de trabajo. Sobre todo a Europa. Una parte volvió pero otra se quedó en el país de destino.
Efectivamente, a raíz del Plan de Estabilización de 1959 y la consecuente apertura de la economía española al exterior, muchos trabajadores españoles perdieron su empleo en España y tuvieron que emigrar a Europa.

Después y a raíz de la crisis del petróleo perdieron su empleo en Europa y algunos tuvieron que volver a
España.

Pero volvieron a España con ideas nuevas. España aprendió mucho de quienes volvieron de Alemania, Francia, Suiza, etc. Además, esos emigrantes enviaron durante muchos años remesas en francos y marcos que se gastaban o invertían en España. Junto a las partidas de turismo, las remesas de los migrantes fueron para España la principal fuente de divisas. Con ese dinero se montaron pequeñas empresas, construyeron casas y ayudaron a dar al país un aire de iniciativa y de crecimiento. E introdujeron divisas en España que nos permitió importar maquinaria.

¿Cuáles son los datos?

Desde 1960 y hasta 1974, las salidas de personas es aproximadamente de 1,9 millones, pero el flujo neto de salidas de emigrantes (emigrantes menos inmigrantes) desde España hacia el exterior fue de 853.431 personas. Nada que ver con los datos publicados ayer.
Es bien conocida la importancia de las cifras de emigración española hacia algunos países europeos como Francia, Alemania o Suiza en el período de 1960 a 1973. La conjunción de un excedente de mano de obra en España y una fuerte demanda de trabajadores no cualificados procedente de estos países, dio como resultado un elevado volumen de emigración con destino en Europa. Además, la oportunidad de encontrar empleo, o de obtenerlo mejor remunerado, en el mismo continente y la relativa facilidad del regreso, fueron determinantes de este proceso.

Los retornados

Desde 1974 y hasta 1980, coincidiendo con la crisis europea el flujo se invierte y se produce una entrada neta de 253.480 personas. Lo que representa el 30% de las salidas netas del periodo anterior. Pero a partir de 1980 y hasta 1990 coincidiendo con el fuerte aumento del paro en España y también con una cierta recuperación de la economía europea de las crisis del petróleo se produce otra vez una salida neta esta vez de 226.771 personas.
Fuerte entrada de inmigrantes

A partir de 1990 el flujo migratorio se volvió a invertir y se produjo una fuerte inmigración neta, sobre todo a partir de 1997.

Y ahora vuelven las tornas: Desde hace 1 año y medio el flujo migratorio cambió. Desde entonces es negativo: se van más personas de las que llegan.

Son datos.

[...] Una vez más, los datos arrojan un saldo migratorio negativo, 73.975 personas (nacionales y extranjeros) en el primer semestre de 2012. Esta tendencia que se.  [...]

Joaquín Alvarez 19 julio 2012 - 18:09

En mi opinión la emigración tiene sus puntos positivos y negativos para el conjunto del país que ya se han indicado en el foro. La gran diferencia de la emigración actual con la que se produjo en los años sesenta en España es la cualificación del emigrante, como indica EyOM, y eso supone una pérdida de talento para el país, además de todos los valores sentimentales que se quieran añadir.
En otras palabras, la emigración tiene su parte positiva, pero desde luego el que se produzca es un mal síntoma para el país.

[...] pot parlar de que baixa l’atur si es comptabilitza que una de les coses que està passant és la gent que marxa; sobretot gent jove que, amb preparació o no, decideix cercar unes oportunitats que aquí no té, a [...]

Patricia Rauch 4 agosto 2012 - 10:58

Como se comenta al inicio del articulo “Hemos dejado de ser un país predominantemente de inmigración para convertirnos en uno de emigración.” como ya sabemos, esa frase ya lo dice todo e incluso se podria resumir en pais de primera categoria o pais de segunda categoria, pais rico o pais pobre , zona euro 1 zona euro 2 … En fin que no creo que sea discutible en que grupo es preferible estar, independientemente de valorar los puntos mas genericos y positivos que indiscutiblemente aportaria cualquiera de los dos grupos .

Carolina 14 agosto 2012 - 01:27

Yo tengo 23 años para 24 y mi novio 25 para 26, y sin planes de poder estudiar, trabajar y por supuesto de futuro, es decir de aquí a poco tendremos que irnos porque no nos queda más remedio, y es una ABERRACIÓN Rafael Pampillón que veas cosas positivas en esto, y que digas que que hacemos para parar el paro mientras nuestros politicos ganan 5 millones de pesetas al mes por “llevar” este país a la ruina y destrozar el futuro de más de la mitad de los jóvenes. Hacen falta cambios y no en la economía, si no en la constitución y en la política, no puede ser que haya un montón de chupasangres y de ricos mientras más de la mitad del país se empobrece y se va a pique o emigra.

[...] El profesor del IE Business School, Rafael Pampillón, ha detallado alguno de ellos en el blog que escribe en el portal de la escuela de negocio. [...]

Marcos Morejudo 22 octubre 2012 - 12:20
Marcos Morejudo Collada 22 octubre 2012 - 12:22
antonio 6 febrero 2013 - 03:57

Buen dia les saludo desde monterrey méxico, es una pena leer todos estos comentarios, es difícil que con un solo deseo se arregle la situcación, ojalá pudieran alcanzar sus metas, las que sean, en su propio país, y si no se puede, quizás sirva de algo decirles que méxico necesita de gente capaz, profesionistas, capacitados, pero sobre todo con ganas, con muchas ganas de hacer las cosas y a veces es bueno olvidarse de países, ‘el planeta es de todos, pero a la vez de nadie’, que importan los límites territoriales, sólo instálate donde de plazca y a trabajar, hacer lo que se sabe hacer, en el sector que sea, sin tanto darle vuelta al asunto, si no encuentro el empleo, vamos a vender lo que tengas la oportunidad de hacerlo, al principio es dificil, pero con el tiempo vas teniendo ojo clínico de donde y con que productos estan las oportunidades para ganarte un dinero y hacer un servicio, parece mentira, pero a veces de la ‘economia informal’ han surgido grandes empresas, yo conozco muchas, que no tenian ni un cinco partido por mitad para empezar, primero déjame generar, luego ya te pagaré los inmpuestos y todo lo que tenga que pagar, pero primero déjame obtenerlos sino como le hago???, bueno asi pienso yo, ojala logren salir adelante, ya sea buscando empleos o ustedes creandolos, en españa o donde sea, pero luchar, de perido morirse de algo y no morir de nada, y con suerte se le pega y se sale adelante, un saludo, ojala, de verdad, ojalá pronto superen esto, mis mejores deseos

Dejar un Comentario

*