3
Jul

El pasado domingo, el Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, anunció que el crecimiento económico de España en el segundo trimestre del año ha sido ligeramente negativo. Sin embargo, hoy hemos conocido los datos de paro registrado correspondientes al mes de junio y el resultado ha sido un descenso de 98.853 desempleados –el mayor descenso en un mes de junio de la última década- y el mantenimiento, durante tres meses consecutivos, de disminuciones del paro.

Foto: brote verde.

¿Cómo se puede explicar que el paro haya descendido en el trimestre en 135.000 personas si el crecimiento de la economía ha sido negativo?

La explicación, como ya en otros posts anteriores se ha indicado, tiene que ver con la estacionalidad. Los meses de la primavera son muy positivos para el paro registrado puesto que crece mucho el empleo temporal vinculado a las campañas turísticas de verano y a ciertas tareas agrícolas muy intensivas en mano de obra. Este efecto provoca que las cifras mejoren no porque la economía vaya mejor, sino porque es el momento en el que “toca” realizar dichas contrataciones.

Desestacionalizar

Cuando se corrigen dichos efectos propios de los meses primaverales, es decir, cuando se desestacionalizan los datos, la situación es francamente diferente, y mucho más acorde a la sensación que todos tenemos sobre la marcha de la economía. Así, de acuerdo a las cifras oficiales desestacionalizadas, en el trimestre abril-junio, el paro habría crecido en 174.764 personas, un importante aumento.

¿Qué quiere decir esto?

Pues que pese a los descensos del paro observados en el trimestre, los resultados han sido malos para lo que cabría esperar. Y, por supuesto, que nadie tenga la tentación de ver “brotes verdes”, “cambios de tendencia” ni “luces al final del túnel”, la situación sigue siendo muy mala para el empleo –en breve, hacia final de año, alcanzaremos los 6 millones de parados EPA- y en otoño las cifras de paro registrado ofrecerán su lado negativo en términos estacionales.

Comentarios

[…]  En este sentido los datos conocidos esta semana de paro registrado en España del mes de junio han sido buenos: un descenso de 98.853 desempleados; el mayor descenso en un mes de junio de la última década. Si sumamos a este dato los de abril y mayo obtenemos una reducción de desempleo registrado para el segundo trimestre de 135.000 personas.  Sin embargo, cuando se quita el efecto estacional la situación es bastante peor y mucho más acorde con el crecimiento negativo que sufre la economía española. Así y de acuerdo a las cifras oficiales desestacionalizadas, en el trimestre abril-junio, el paro habría crecido en 174.764 personas, un importante aumento. (Ver el post de 4 de julio de Valentín Bote) […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar