26
Jun

Expectativas previas a la cumbre europea

Escrito el 26 Junio 2012 por José Ramón Diez Guijarro en Política fiscal, Unión Europea

Dentro de dos días se inicia en Roma la que debería ser una cumbre decisiva para el futuro del euro. Es decir, una de las ya tradicionales cumbres decisivas que se vienen celebrando desde hace dos años en Europa. Tras la última reunión del G20 se generaron ciertas expectativas optimistas, sin embargo, la división entre Francia –reacia a ceder poder político a Bruselas- y Alemania –inflexible a aportar nuevos recursos sin una mayor capacidad de control- las está rebajando.

Sí parece seguro que se dé el visto bueno al plan para el estímulo del crecimiento dotado con 130.000 millones (1,0% del PIB de la UE), pero hay un mayor escepticismo en cuanto a que se logren aprobar reformas de verdadero calado.

El documento de trabajo para este Consejo Europeo parece que va a incluir propuestas muy ambiciosas para su discusión, pero en ninguna de ellas se ha creado aún el suficiente consenso. Las más relevantes serían:

Primeros pasos para un Tesoro común.

– Se contempla la posibilidad de dotar a Bruselas de la capacidad de reformular los presupuestos nacionales para los países de la UEM que incumplan los objetivos de déficit y deuda, actuando como una especie de ministerio de finanzas europeo. En la reforma del pasado año ya se obligaba a los países a mandar a Bruselas sus presupuestos para su supervisión antes de que fueran debatidos en sus respectivos parlamentos nacionales, pero ahora se le quiere dotar, además, de poder para imponer cambios. En definitiva, se trataría de delegar la última palabra en materia fiscal a la Comisión.
– Los nuevos poderes fiscales de Bruselas también podrían incluir la fijación de topes máximos anuales de deuda y de déficit. Si un país necesitase incrementar su endeudamiento por encima de esos límites necesitaría la aprobación del resto de los gobiernos de la UEM.

Pasos limitados y temporales hacia la mutualización de deuda. Para reducir los costes de financiación de los países más endeudados podrían discutirse, además de alguna medida de corto plazo -compras de bonos por el mecanismo de rescate europeo-, otras dos iniciativas complementarias más ambiciosas:

– La emisión limitada de deuda a corto plazo (euroletras). Actualmente, el mercado de letras tiene un tamaño en la UEM de unos 600.000 millones (el 6% del PIB), pero su importancia relativa difiere mucho entre países. Por ejemplo, en Alemania y algunos estados pequeños no alcanza el 2% del PIB, mientras que en España supera el 6% y en Italia el 10%.

-La creación de un fondo de eliminación de deuda (propuesto por economistas alemanes), que permitiría mutualizar la deuda de los países de la UEM que exceda el 60% de su PIB para su cancelación en un plazo de 20-25 años. Este fondo podría situarse entre 2,3 y 3 billones de euros dependiendo si se incluye sólo la deuda del gobierno central o de todas las administraciones públicas. En este segundo caso, la deuda italiana supondría algo más del 33% del total de dicho fondo, la alemana un 19% y la española un 7%.

Pasos hacia la unión bancaria. Las propuestas podrían incluir ideas bien conocidas:

-Permitir que el mecanismo de rescate recapitalice directamente las entidades financieras.
-Crear un regulador y un supervisor común.
-Crear un Fondo de Garantía de Depósitos común.

Parecen objetivos demasiado ambiciosos para lograr consensos, cuando sólo quedan un par de días para el Consejo Europeo; pero después llega el verano, con la tradicional volatilidad en los mercados financieros, por lo que sería una temeridad no dar señales contundentes de avance en el proceso de construcción europea.

Comentarios

Alberto Pérez 26 Junio 2012 - 19:31

Con que se cumplan la mitad de las expectativas nos podríamos dar con un canto en los dientes. Aunque la verdad el tiempo de reacción que se atisba es mínimo, nuestro gobernantes (locales, estatales y supraestatales ¡qué más da!) siempre nos pueden decepcionar una vez más. O integración, o ruptura. En fin, confiemos que la próximas elecciones en EEUU, Obama mediante puedan forzar movimientos. Si no, siempre nos quedará la Eurocopa como símbolo de lo que pudo ser y no fue.
Parafraseando a Juan del Encina, e introduciendo el cambio pertinente: “Triste Europa sin ventura, todos te deben llorar”.
Saludos

Pablo Vilá 26 Junio 2012 - 23:28

Los objetivos planteados son sin lugar a duda a donde se tiene que dirigir la UE si quiere salir airosa de esta situación crítica en la cual se encuentra. Como bien dice Alberto, dudo que se puede llegar a un acuerdo tan favorable, alguna mínima medida se tomará, se hará una declaración de intensiones de dirigir las nuevas y futuras medidas y leyes hacia una mayor integración europea y hasta la próxima. La confrontación política actual hace que el consenso y la lógica sean muy difíciles de alcanzar. La creación de una unión bancaria, una autoridad fiscal central, y hasta un super ministro de economía europeo son medidas que Europa necesita para crecer y fortalecer los cimientos de este proyecto.
Dudo que Mis Merkel tenga la flexibilidad y visión que se requiere hoy en día, estamos faltos de líderes en este mundo, pero esperemos que la unión de los demás representantes europeos haga cambiar la balanza y veamos decisiones concretas para revertir esta situación.

Salva Medina 27 Junio 2012 - 00:14

Sinceramente no se cuando fue la primera vez que escuché la palabra reforma, pero hace ya algún tiempo de aquello, y de lo que estoy seguro es que es una palabra con la que ya nos hemos acostumbrado a vivir durante estos últimos meses. El problema es que cada vez se hablan de reformas y se genera un optimismo sobre las mismas que nunca llega y que no hace si no acentuar los problemas de un sistema que bajo mi punto de vista, no se sostiene, por lo menos a largo plazo. Esto no se debe solamente a que cada uno de los países miembro tiene unos intereses y unas necesidades diferentes, si no que además las decisiones que se toman a nivel global, están llenas de incongruencias que antes o después, nos llevarán a una realidad que a día de hoy nadie se planteaba hace unos meses, que el proyecto europeo se viera realmente comprometido. ¿Será Bruselas quién reformule los presupuestos nacionales de los países de la UEM? y si estos no los cumplen? ¿Y si hay algún país que a sabiendas de las necesidades de sus habitantes priorizan su sistema, valores y cultura en contra del proyecto europeo para poder salir adelante? ¿Quién les va a penalizar cuando ya han tocado fondo? ¿Que pasa si un país miembro llega al su máximo de endeudamiento y déficit y los demás países miembro no aceptan una aprobación para incrementar su endeudamiento? ¿Realmente no se la van a dar y poner así en serio riesgo el proyecto europeo? ¿O nuevamente perderán el tiempo reuniéndose y saliendo en fotos para volvernos a hablar de nuevas REFORMAS??

Crear un órgano regulador y supervisor común, un fondo de garantía común, un tesoro común, etc está muy bien, pero ¿que pasa si realmente el proyecto no tiene unos mismos intereses comunes para todos por igual?

SERGIO MARTINEZ ECHARTE 27 Junio 2012 - 14:26

Dentro de 2 días se celebra la Cumbre Europea en Roma y ya la empezamos mal, con divisiones entre Alemania y Francia. Y digo que la empezamos mal ya que, como bien indican mis compañeros, la empezamos remando cada uno en la dirección que más nos interesa, es decir, haciendo círculos. Siempre y cuando no se pongan un objetivo común estaremos hablando de parches mal pegados y no de reformas ni de mejoras, la rueda volverá a pinchar.

El primer paso de dotar a Bruselas de autoritas y por tanto de poder de decisión debe ser innegociable y debe ser asumido por todos y cada uno de los países, por las buenas o por las malas. Si no trabajamos en equipo, para que estamos donde estamos??? si cada país hace lo que quiere, volvamos a los 60, 70 u 80.

Es necesario que la clase política actual, al menos la española, pero entiendo que no diferirán mucho los valores del resto de políticos europeos, asuman que tiene un “jefe” ante el que deben hacer bien los deberes y sepan que en caso contrario se la juegan, y debe ser este regulador quien marque las pautas para que luego podamos saltar a la arena y torear de la mejor manera posible con nuestro capote y cuadrilla.

En este caso se habla de establecer un regulador que imponga límites a deuda y déficit, y se habla de unas medidas a aplicar encaminadas a la mutualizacion de la deuda, aspecto en el que la situación española no parece tan mala, ya que si nos comparamos con Italia o inlcuso con Alemania, nos encontramos simepre en mejor situación que Italia y mejor que Alemania cuya deuda en % respecto al PIB es superior a al española. Bien. si el regulador impone un techo de deuda y gasto, hay que cumplirlo y quien no lo haga que asuma las consecuencias, para lo cual hay que actura con determinación y firmeza.

Esta misma determinación y firmeza que es necesario mostrar en el camino de la unidad bancaria para que en verano los especuladores no se permitan el lujo de jugar con los países.

Por tanto, en mi opinión hay que dotar a Bruselas de autoridad y poder para marcar el camino a seguir, y el que quiera que se suba al carro y el que no, puerta, pero no podemos poner parches continuamente.

Maialen Astarbe 27 Junio 2012 - 14:40

Otra Cumbre Europea crucial, llevamos ya muchas y la credibilidad sobre éstas cada vez es menor y es precisamente lo que se necesita para calmar los mercados financieros, la prima de riesgo y el futuro de Europa. Como apuntáis, todas las medidas destinadas a estimular el crecimiento, armonía fiscal, unión monetaria, política y bancaria son necesarias para el futuro de Europa, pero la falta de consenso ya existente, previa a la cumbre nos lleva a ser escépticos sobre el cumplimiento de las medidas y a adelantar que el proceso una vez más será largo.

Como ejemplo las declaraciones de Angela Merkel en contra de la emisión de eurobonos. Entiendo que Alemania quiera defender su posición, pero lo está claro es que los países como España e Italia no pueden seguir financiándose a tipos de interés muy superiores a Alemania, por lo que ésta última tendrá que ceder a financiarse en condiciones menos favorables, o avalar deuda de otros países, por el proyecto europeo común. ¿No queremos unión? Como contrapartida, tendrá que existir un compromiso de los países periféricos hacia la competitividad. Crucemos los dedos para que se adopten medidas por el beneficio Europeo y no interno de cada país, pero en definitiva, más unión y sobre todo acción.

Joaquín Pérez Juan 27 Junio 2012 - 16:01

Ya estamos en el euro. Ya hay españoles viviendo en Francia, Alemania… al igual que alemanes y franceses viviendo en España ¿No es lo lógico que el siguiente paso sea dotar a Bruselas de mayor capacidad? Ese era el objetivo a la hora de instaurar el euro. Ahora toca el juego de quién puede sacar más tajada, pero viendo los tiempos que corren, deberían tomarse medidas serias.
Estoy de acuerdo con Pablo en que todo va a quedar en una declaración de intenciones, y hasta la próxima. Todavía quedan muchos intereses individuales que obstaculizan el alcanzar un objetivo común.
La emisión de eurobonos es un paso para la unión, pero sin el apoyo y adopción de todos los países miembros tampoco le da mucha solidez.
Os dejo e link del diccionario para entender la cumbre que ha publicado El Mundo:
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/27/economia/1340782895.html

Paula Artal 27 Junio 2012 - 22:05

Chicos, ya sé que soy una pesada pero sigo pensando que esto de la unión ya ha tocado techo…no estamos preparados para continuar unifocando criterios, leyes, órganos de gobierno y demás….Europa nunca ha sido y nunca podrá ser una unión en la que todos los países vayan a la par. Para empezar (y a la historia me remito), Alemania va a querer dominar sobre el resto, y mucho me temo que (directa o indirectamente) va a anteponer sus intereses sobre los de la Unión Europea. Además, para poder crear órganos “comunes” realmente eficientes y eficaces, sería necesario que hubiese políticos profesionales (lo de trabajar en las Instituciones Europeas es un chollo, entre otras cosas porque el nivel de exigencia es mínimo y los salarios bastante generosos, pero tengo serias dudas de la capacidad de tales políticos para gestionar adecuadamente esta situación). Podemos pensar que se llevarán a cabo reformas (y pasarnos así meses y meses), pero siempre van a ser un “quiero y no puedo” porque están encaminadas a forzar una situación que no da más de sí….no se puede continuar unificando Europa porque a largo plazo no es viable.

Rodrigo Blanco 28 Junio 2012 - 07:53

Una de las principales preguntas que nos podemos plantear es si esta cumbre pasará de largo como las anteriores, sin tener mayores repercusiones, o será realmente capaz de fortalecer la deteriorada imagen del euro.
Lo que diferencia a esta cumbre de las anteriores es que los países que están atravesando por dificultades en esta ocasión, España e Italia, poseen un tamaño importante en la región. Si no se toman medidas contundentes para paliar los problemas de financiación en los mercados y sin soluciones concretas, estos países podrían tener que pedir ayuda, generando una especulación muy fuerte sobre la continuidad del euro y reacciones muy adversas al proyecto en su conjunto. Está claro, que estos dos países no pueden seguir financiándose a estos precios durante mucho tiempo más.
En el caso de España, ha quedado de manifiesto que sólo con el plan de rescate a la banca anunciado recientemente no basta para dar confianza a los mercados. La solución radica, por un lado, en que Alemania comparta las pérdidas y asuma una parte del coste que representa mantener el euro. Tarde o temprano, Alemania tendrá que aceptar que no recuperará todo lo que sus bancos han invertido o tendrá que avalar la deuda de los países de la Eurozona que atraviesan por problemas de financiación si realmente apuesta por el euro.
Por otro lado, esta cumbre genera expectativas por la aplicación de políticas fiscales que impulsen el crecimiento, ya que según hemos podido ver durante los últimos años sólo con medidas de austeridad no podremos salir de la crisis. Estas medidas pueden ir encaminadas hacia las inversiones en determinadas áreas (cerca del 1% del PIB europeo), el aumento de la capacidad del Banco Europeo de Inversiones y los bonos proyecto. Sin embargo, es fundamental que esas inversiones se hagan con criterios de eficiencia y no con criterios políticos.

Pedro Lasanta 28 Junio 2012 - 12:39

De nuevo a las puertas de otra cumbre Europea, que en mi opinión, va a acabar como una serie de muy buenas iniciativas e intenciones para solucionar la situación actual, pero que de nuevo se va a quedar en eso, en sólo intenciones.
Se propone una unión fiscal, que Bruselas tenga la capacidad de reformular los presupuestos nacionales, nuevos poderes fiscales de Bruselas para fijar topes máximos anuales de deuda, emisión limitada de deuda a corto plazo, creación de un fondo de eliminación de deuda…no se a vosotros pero a mi me suena a utopía, ¿alguien cree realmente que todos los países van a aceptar estas medidas? .Verdaderamente pienso que seria un paso crucial para conseguir lo que se persigue, una unión real, pero al mismo tiempo hemos visto lo que ha pasado dentro de la unión con Grecia, donde estaba muy vigilada y resulta que ocultaba un déficit que ningún “vigilante” vio y sucedió lo que ya sabemos y como consecuencia de ello, la unión europea ha quedado en entredicho y está luchando para seguir siendo una unión.
¿Quien me asegura o mediante que mecanismos se asegura que esto no volverá a suceder? Se puede dar todo el poder que quieras a Bruselas pero para que esto funcione está muy claro que muchos países tendrán que renunciar a gran parte de su soberanía, cosa que dudo mucho que estén dispuestos ha hacer y seguiremos de cumbre en cumbre buscando consenso mientras Europa se desmorona.
Como ya se dice en algunos comentarios de este blog, la cumbre ya empieza mal porque de entrada ya hay grandes discrepancias en aspectos fundamentales entre algunos países como Francia y Alemania y llegar a un consenso creo llevará mucho tiempo, tiempo que precisamente Europa no tiene. En mi opinión, estas son medidas que se deberían haber realizado cuando las cosas funcionaban bien, por que seguro se hubiesen hecho con mas rapidez y consenso, pero cuando las cosas van mal, cada uno mira mas por sí mismo que por el conjunto.
Por último, de verdad pensáis que llegaremos a esta unión cuando confluyen tantos países con diferentes intereses, culturas, políticas, etc…o por poner un ejemplo cercano, España, su presidente Mariano Rajoy apoya firmemente esta unión fiscal y dentro de su país tiene comunidades autónomas como Cataluña que hace caso omiso de sentencias judiciales del Tribunal Supremo de Justicia o Andalucía que se niegan a cumplir con las órdenes del estado en política económica con el copago de medicamentos, con que cara vas a esa cumbre apoyando esa unión cuando tú no eres capaz ni de cumplirla en tu propio país¡¡¡
Siento ser pesimista y también espero equivocarme, pero creo que la unión tarde o temprano acabará rompiéndose…sálvese el que pueda.

Brian Sanz 28 Junio 2012 - 12:42

Merkel ya ha anunciado que nos olvidemos definitivamente de los eurobonos. Está claro que se están creando 2 bandos en esta “unión” europea. Alemania, seguido de otros países del norte (Finlandia, Noruega, etc) y por otro lado Francia, seguido de los llamados despectivamente PIGS (Portugal, Italia, Gracia y España). Los intereses son contradictorios pero los países interdependientes (las ventas de unos son los gastos de otros y a la inversa). Personalmente estoy a favor de la centralización de poder en la Unión Europea pero no a cualquier coste y no todo de golpe. Las cosas llevan su tiempo de maduración, mejor hacer 2 cosas bien que muchas mal…

El principal problema que veo es que Alemania tiene mucho peso, como es natural, en la decisiones europeas, y quiere hacer una Europa a imagen y semejanza de Alemania, creando prácticamente un sistema federal. La Sra Merkel tiene que comprender que no puede imponer su modelo, y el hecho de que tenga éxito en Alemania no quiere decir que lo tenga en el resto de países. Con esto no quiero decir que su sistema sea malo sino que debería incorporar medidas propuestas por otros países que se traducirán en un sistema mucho más adaptable y flexible para cada país y cultura.

Sergio Otero 28 Junio 2012 - 16:53

Europa es vieja. En todos los sentidos. Por historia, pero también por su ceguera, por su incapacidad de reacción y su falta de ímpetu.

Las primas de riesgo suben, las calificaciones bajan. Aún así, las decisiones en Europa se toman con cuentagotas, sobre todo si suponen salirse de la línea maestra alemana. Merkel, Hollande y todos los demás, tienen que mirar más por mantener el apoyo de sus votantes, que por la recuperación de sus países vecinos.

Europa también padece algo de sordera. Desde fuera (el FMI, Estados Unidos…) llevan meses aconsejándonos acometer medidads de estímulo de la economía, soportar un mínimo crecimiento de la inflación, etc. Parece que poco a poco, nos damos por enterados. Las medidas planteadas en esta cumbre toman ese camino. ¿Cuántas se aprobarán?

A pesar de todo, sigue quedando un rumor de fondo, alimentado por muchos expertos internacionales: Europa está avocada a desaparecer salvo que se tranforme en una federación de estados, unidos en sus políticas económicas, sociales, fiscales, etc. ¿Está por la labor la vieja Europa? Ningún jefe de gobierno de ningún país europeo ha demostrado verdadero interés en el tema. No creo que reporte votos. El euroescepticismo está instalado entre los propios europeos.

Os dejo una canción muy apropiada para el caso: El Blues del Rescate. Si le echáis un ojo a la letra, veréis que recuerda inquietantemente a la relación de España con sus socios europeos 🙂

http://www.youtube.com/watch?v=HGBH7_ziPDc

Saludos!
S

Amador Casado 29 Junio 2012 - 08:39

Los resultado de la cumbre de la eurozona han sido muy buenos para España, los líderes europeos han cedido ante España e Italia. Por fin, a finales de año el rescate bancario no computará como deuda.
Reespecto a la unión política, fiscal y bancaria, ¿qué pasará finalmente? ¿será posible que los líderes europeos se pongan de acuerdo? ¿será bueno para Europa a largo plazo?

Jorge Peláez 29 Junio 2012 - 12:33

A las puertas de la Cumbre Europea, y quizas en el momento más crítico que le ha tocado vivir a la Union Europea en su corta vida, se plantean una serie de medidas y de objetivos necesarias para dar ese paso adelante que algunos Países como es el caso de España, necesitamos para salir del hoyo.

Desde aqui lo vemos como un punto de inflexion necesario, aunque seguramente nos volvemos a equivocar, ya que esas medidas seguro que no se tomaran pensando o mirando por España, sintiendolo mucho hace tiempo que ya no jugamos en primera division.

Especialmente interesante de seguir va a ser las relaciones entre Hollande y Merkel. ¿Hasta donde va a ser capaz Hollande de mantener esa postura de no servilismo y complacencia hacia todo lo que dice la “Super” Canciller Merkel? y ¿Hasta cuando va a mantener Merkel esa actitud despota y de superioridad? Esa postura que le hace cerrarse en banda en el tema de los Eurobonos que tanta falta nos hacen.

En cuanto a las propuestas que se pueden incluir:

-Permitir que el mecanismo de rescate recapitalice directamente las entidades financieras.
-Crear un regulador y un supervisor común.
-Crear un Fondo de Garantía de Depósitos común

Parecen medidas totalmente necesarias para el futuro de Europa, pero probablemente por los frenos y las guerras entre unos y otros no se tomen ahora, pero demosle unos meses…

Con la pregunta de ¿que nos traera el verano?, nos quedamos todos temblando…

Esther Melchor 4 Julio 2012 - 18:19

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea ha superado las expectativas, aunque no hay que olvidar que estas eran bajas. Esto supone un paso positivo que alivia la presión a corto plazo sobre los ratings de la Eurozona.

Es un paso importante para garantizar la viabilidad a largo plazo del euro el crear un único mecanismo de supervisión bancaria y que si es necesario recapitalice entidades. Esto mejoraría el funcionamiento de la unión monetaria. Una unión bancaria que deberá completarse con integración política y fiscal que aumente la confianza en el futuro.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar