24
May

La cumbre europea de ayer fue decepcionante y el euro se deprecia.

Escrito el 24 Mayo 2012 por José Ramón Diez Guijarro en Unión Europea

A pesar de la creciente inestabilidad en Grecia y del contagio y las tensiones en los mercados financieros de la UEM, los líderes europeos pospusieron las decisiones para la cumbre de junio y volvieron a mostrarse muy divididos sobre cómo dar una respuesta para frenar el agravamiento de la crisis. Parece que se han formado claramente dos frentes muy alejados, que hacen muy difícil alcanzar un acuerdo, que no debe demorarse. Por un lado, el eje franco-italiano, muy proactivo y ambicioso con las medidas propuestas. Por el otro, Alemania sigue enrocada en su estrategia de mínimos, resistiéndose a cualquier cambio en su posición actual.

Mientras tanto, el tipo de cambio de cambio del euro se deprecia. Después de romper su soporte en 1,30 dólar/euro, se ha precipitado al objetivo que le veníamos dando, entre 1,26-1,25 $/eur (ver gráfico). Si no se produce una respuesta de las autoridades de la Eurozona que alejen los temores que ahora atenazan a los mercados, el riesgo es que la caída del euro se prolongue hasta la zona de 1,22-1,21.

Gráfico: evolución del tipo de cambio del dólar/euro (si haces click en el gráfico se amplia)

 

Sobre Grecia. Se reafirmó el interés común de que Grecia permanezca en la UEM y se discutió la flexibilización de los objetivos fiscales y un mejor uso de los fondos estructurales y de cohesión como fórmulas de apoyo al país. Sin embargo, como prevención, también se propuso que cada país preparase un plan de contingencia para gestionar el impacto de la posible salida de Grecia del euro.

– Sobre crecimiento. No se ha filtrado nada relevante. Parece que sólo se discutió sobre cómo mejorar la eficiencia de los fondos estructurales e incrementar el capital del Banco Europeo de Inversión para financiar proyectos de infraestructuras.

– Sobre los eurobonos. Sorprendió la agresiva apuesta del presidente francés con el apoyo de Italia por su creación, que volvió a contar con la fuerte oposición de Alemania.

– Sobre el mecanismo de rescate. Según las declaraciones del primer ministro irlandés, parece que hay cierto consenso para que el ESM, que entra en vigor en julio, pueda apoyar financieramente inyecciones de capital en las entidades bancarias.

– Sobre el sistema financiero. A propuesta de los presidentes de Francia e Italia, podría estudiarse la posibilidad de construir un fondo europeo de garantía de depósitos, que parece totalmente necesario para frenar la fuga de depósitos desde los países más débiles hacia los más fuertes. Sobre todo, si se produjese una salida de Grecia del euro.

– Sobre el papel del BCE. No se ha producido ninguna declaración pública de apoyo a la solicitud del presidente español para que el BCE intervenga en los mercados con el objetivo de reducir las primas de riesgo.

La reacción de los mercados a la nueva decepción que supuso la cumbre de ayer ha sido muy volátil. Tras un inicio tibio, las bolsas europeas se recuperaban a media mañana, destacando las ganancias de las plazas de España, Francia y Reino Unido (en torno al +1,45%). Por lo que respecta a las primas de riesgo a 10 años, la española se mantiene en las primeras horas en torno a los 480 pb, con la rentabilidad en el 6,18% y la alemana en el 1,37%, nuevo mínimo histórico (la rentabilidad del bono a 30 años está por debajo del 2%).

Por tanto, cumpliendo con la tónica de la mayoría de las últimas cumbres europeas, la reunión de ayer a última hora defraudó las expectativas. Sin embargo, la complejidad de muchos de los temas tratados (eurobonos, compra de deuda por parte del BCE, etc) hacía muy difícil llegar a algún acuerdo sustancial. Sin embargo, el “timing” de los mercados financieros sigue siendo muy diferente al de las autoridades económicas, lo que obligará a respuestas contundentes antes de finales de junio, sobre todo, teniendo en cuenta que la probabilidad que asignan los mercados a una salida de Grecia del euro, aumenta cada día.

Comentarios

Alfonso Martin 24 Mayo 2012 - 17:30

En la era post estallido de la crisis soberana, hablo de eras porque parece que nuestras vidas y la de muchos europeos ha cambiado por completo de la pre a la post, no dejo de escuchar hablar de cumbres europeas para darle una solución a este desentendimiento en políticas que tenemos.
¿Sirven de algo? No sé muy bien qué es lo que hacen porque siempre hablan de lo mismo, eurobonos, el papel del BCE, salida de Grecia de la eurozona etc… pero al final siempre pasa lo mismo… no hay eurobonos, el BCE sigue sin darle a la maquinita de hacer dinero y Grecia sigue en Europa, eso sí, “esta vez preparar un plan de contingencias por si las flys” (ojo que hablo desde el total desconocimiento y no sé qué es lo mejor en cada caso).
Por otro lado José Ramón, nos muestra que la paridad del euro/dólar cada vez más baja, entiendo que esto puede ser un arma de doble filo. Por un lado nuestras exportaciones (hablando como europeo) han de incrementar aumentando el PIB, espero que en España nos toque algo, aunque nos sigamos reafirmando como el Punta Cana en Europa, pero por otro lado Alemania va a incrementar sus exportaciones fuera de Europa y va a seguir haciendo caja, por lo tanto seguirá estrujándonos hasta que realmente vea peligrar el Euro…
En la era post estallo de la crisis soberana, poque a mi parecer

Brian Sanz Aubert 25 Mayo 2012 - 12:57

Efectivamente Carlos, muchos son los instrumentos que están sobre la mesa pero pocos los que se aplican, y es que a diferencia de Estados Unidos, la rapidez y flexibilidad en la toma de decisiones es nula y eso va en contra de nuestra recuperación así como potencia económica.

Pienso que de esto debemos aprender y que si queremos tomar un papel relevante en el mundo deberemos homogeneizar todavía más ciertos instrumentos como la política fiscal y, porqué no, un gobierno europeo. Realmente este punto es un gran reto para la UE ya que está formada por un conjunto de países con diferentes culturas y lenguas haciendo que sea una tarea ardua.

Finalmente me gustaría resaltar que desde mi punto de vista sería una buena opción crear algún tipo de banco público europeo que facilitara la canalización de préstamos al sector privado puesto que los préstamos blandos interbancarios está visto que se queda en este círculo sin llegar a la red de empresas y familias de cada país europeo,.

Joaquin Villanueva MBAP 2013 27 Mayo 2012 - 21:16

Ante la gravedad de los acontecimientos en los países llamados periféricos no hay respuestas por parte de los líderes europeos. Perdón por lo de líderes. Es eso lo que no son. Los líderes a parte de congregar personas tienen visión. Eso falta en Europa, visión. ¿Seria tan difícil que empezaran a dar pasos firmes hacia la unión fiscal ?. Una unión fiscal con mecanismos de control serios desde la comisión europea haría posible los eurobonos. Los eurobonos suponen un alivio económico gigantesco a países como el nuestro con primas de riesgo de casi 5 puntos básicos. Comprendo los recelos de los alemanes contra los eurobonos porque temen que entonces se relajen las políticas fiscales…de ahí la necesidad de la Union fiscal que ya no permita los desmanes del pasado.
Dentro del liderazgo que cabe esperar de los políticos en estos difíciles momentos está también la discusión del papel del BCE. Es ridículo que en estos momentos su única función al menos “teóricamente” sea la estabilidad de precios. Debe involucrarse también en el crecimiento y generación de empleo en la eurozona.
Si no se abordan estas dos temas de manera urgente países como España e Italia pueden poner en peligro la existencia del euro.
Como todo esto es bastante obvio se supone que en pocos días vamos a ver algún parche para que no reviente todo ( capitalización bancaria española por parte del fondo de rescate europeo… )
Veremos…

Joaquín Pérez Juan 28 Mayo 2012 - 13:03

Brian, estoy totalmente de acuerdo con tu reflexión sobre la necesidad de crear un gobierno europeo, pero, como bien dices, creo que Europa no está todavía preparada. Y es que, aunque poco a poco la población se mueve de un país a otro dentro de la Unión, todavía no hay la mezcla suficiente para que todos los ciudadanos apoyen esa idea. Muchos la verían como una amenaza a su cultura y tradiciones.
Por otra parte, tras los acontecimientos que están sucediendo en España con la banca, el hecho de preparar un plan de contingencia en caso de que Grecia saliera del euro sería tremendamente difícil, y España se vería forzada a un rescate, lo que aumentaría los efectos colaterales de la salida de Grecia y haría peligrar el objetivo común de la Unión Europea. Ahora mismo la prima de riesgo está disparada por todos los acontecimientos de la banca y, según las noticias, esto todavía no ha terminado.
Sigo confiando en que desde Alemania reconsideren las medidas impuestas (incluso Obama comentó que no era el momento de aplicarlas, y que antes se debía fomentar el crecimiento), ya que, si seguimos así, España tiene mucho más difícil salir de la recesión en la que nos encontramos ahora.

Paula Artal 31 Mayo 2012 - 18:50

Estoy de acuerdo con todas las medidas que proponéis, aunque quizá el problema no sea tanto el contenido o la existencia de las mismas, sino el ámbito en el que se han de aplicar. Lo que quiero decir (y es muy probable que esté equivocada) es que puede que el problema sea la idea misma de unión. Hablamos de eurobonos, de crear un banco público europeo y una política fiscal fuerte, pero damos por hecho que la unión económica y monetaria tiene que mantenerse a toda costa. ¿No cabría plantearse que quizá los países europeos no estamos preparados para ir todos a una? La idea de unión es buena, y en los Estados Unidos funciona. No obstante, no podemos olvidar que estos países ya nacieron como eso (como una unión de estados) y que, a pesar de la gran extensión geográfica que ocupan y el elevado número de habitantes, no dejan de ser países “relativamente nuevos” que carecen de la historia y la identidad individual de los países de la UE. Además, para los ciudadanos americanos, los conceptos de nación y presidente prima por encima de todo. No ocurre lo mismo en Europa, donde se ha intentado implantar un modelo similar, sin tener en cuenta que cada país es “de su padre y de su madre”, tanto a nivel ideológico como económico y geográfico. No estoy defendiendo la situación anterior a la creación de la UE, pero quizá el papel cada vez más fuerte de las instituciones, la creación del euro, y el papel excesivamente protagonista de algunos países, está resultando contraproducente. Ahora bien, lo complicado es reconocer que la unión no ha funcionado, y es mejor intentar mantener a toda costa una estructura que parece que falla, buscar chivos expiatorios que sufran las primas de riesgo, buscar “líderes” que pongan orden y aplicar medidas “iguales” en todos los países aun sabiendo que no en todos van a provocar los mismos efectos (y que paradójicamente generan más desigualdad entre los estados miembros). Si un mismo sistema de gestión no funciona igual de bien en diferentes grupos (sin ir más lejos, tenemos el ejemplo de los grupos de trabajo de clase), ¿cómo no va a suceder lo mismo con los países europeos? Quizá, en lugar de compararnos constantemente con nuestros vecinos “yankees”, habría que cambiar el chip y partir del hecho de que la unión en Europa no ha funcionado al cien por cien, para así poder encontrar medidas realistas, adaptadas a cada país, y encaminadas a encontrar un nuevo equilibrio.

Salva Medina 1 Junio 2012 - 11:59

Las noticias que nos van llegando cada día son menos alentadoras sobre el proyecto semilla del que nace la UEM, el gran proyecto de integración europeo desde la perspectiva monetaria. Lo que se está clarificando por los últimos movimientos que nos están llegando sobre los mercados y los diferentes Gobiernos es que ese proyecto común cada vez tiene más tintes de individualismo que de colectivismo. Así lo demuestra Alemania, que buena parte de las medidas que no salen adelante y que podrían generar de nuevo crecimiento económico en los países miembro más necesitados, las veta por sus politicas de austeridad, austeridad que les combiene desde el punto de vista económico (con su PdR en mínimos históricos). Está bien que otros países del G8 les empiecen a cuestionar ciertas medidas que están llevando a cabo. Italia ha sabido desmarcarse de la gran lupa que Europa y buena parte del mundo tenía sobre ella, aunque todavía no haya demostrado que puede volver a ser el país que fue. Sin embargo, el BCE pone todas sus atenciones con respecto a España y nos “obligan” a implantar más y más medidas de austeridad, subiendo nuevamente impuestos y criticando nuestro modelo de gestión económico financiera. Hay que decirles a los Sres del BCE que quizás ellos hayan tenido algo de culpa de que la situación llegue a ser la que es. Hay muchos organismos oficiales dentro de la UE que tienen un papel de meros espectadores, sin responsabilidades y sin lo que es más importante, sin tomar decisiones. Los organismos que regulan, están precisamente para eso, para velar por la seguridad y el buen desarrollo de las politicas y actuaciones que cada país/mercado lleven a cabo. Para eso tiene que haber alguién que marque las directrices del camino que se debe seguir, sin que prime el individualismo y lo haga el colectivismo, sin unión no habrá proyecto ni a medio ni a largo plazo.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar