9
Abr

Durante las últimas semanas el ruido de las noticias y de las opiniones interesadas  están complicando la situación de la economía española. En cambio pasan desapercibidas algunas estadísticas que reflejan la importante reducción de algunos de nuestros desequilibrios. Por ejemplo, la semana pasada las cuentas no financieras de la economía española reflejaron que en 2011 se siguió reduciendo la necesidad de financiación de nuestros agentes hasta el 3,4% del PIB (4% del PIB el año anterior).

Es decir, aunque seguimos viviendo por encima de nuestras posibilidades, lo hacemos mucho menos que a mediados de la pasada década, cuando necesitábamos captar financiación en el exterior por casi el 10% del PIB.

 

Además, la posición entre agentes ha cambiado radicalmente frente a lo que ocurría hace pocos años, pues mientras el sector público presenta una importante posición deficitaria, (-8,5% del PIB), como consecuencia del efecto de los estabilizadores automáticos, el resto de agentes invierten menos de lo que ahorran, como pone de manifiesto la posición acreedora del sector privado, tanto en familias (2,3% del PIB) como empresas (1,6% del PIB) y, en menor medida, instituciones financieras (1,3% del PIB). Es decir, los agentes privados, aunque lentamente, se están desapalancando, reduciendo sus deudas.

Esto lleva a algunos economistas (por ejemplo, Richard Koo de Nomura) a poner en duda la idoneidad de un ajuste tan drástico del gasto público, cuando la demanda interna privada también lo está haciendo de manera muy intensa. Es decir, si todos nos apretamos el cinturón a la vez y con la misma intensidad, va ser difícil evitar una intensa y larga recesión.

La reducción agregada de la necesidad de financiación, o lo que es lo mismo, el desfase entre inversión y ahorro internos, fue el resultado de la prolongada senda contractiva de la inversión (-1,2 puntos hasta el 22,1% del PIB en 2011, de modo que desde los máximos de 2006-2007 ha perdido casi nueve puntos de PIB). Es decir, pasamos de invertir casi como un país asiático (cerca del 30% del PIB) a movernos en niveles más propios de la OCDE. Por su parte, la evolución del ahorro compensó la mitad de la caída de la inversión, ya que también perdió peso sobre el PIB: seis décimas el pasado año y 5,2 puntos desde el máximo de 2003 hasta situarse en el 18,2%. Así, en 2011 se redujo un 1,4%.

La caída de la inversión (-3,1%) fue fruto del descenso moderado en el caso de los hogares (-3,5%) y, sobre todo, del desplome en el caso de las AA.PP. (-30,3%), que compensaron el aumento de la inversión empresarial (+3,2%). En cuanto al ahorro, el deterioro del de los hogares contrarrestó la mejoría en el caso de las empresas y las AA.PP. (+12,1% y +11,2%, respectivamente). En el caso concreto de los hogares, el intenso deterioro del empleo y, por tanto, de su renta disponible (RBD), explican la reducción de su tasa de ahorro hasta mínimos de cuatro años (11,6% de la RBD), al objeto de mantener sus niveles de consumo.

Por tanto, la dependencia de la economía española del ahorro externo continúa reduciéndose (un 60% acumulado desde 2007), si bien se modera su ritmo de corrección. Esta evolución es consecuencia del intenso ajuste de la inversión y no de una mejora del ahorro interno, que, por el contrario, mantiene una senda de deterioro. La clave en el medio plazo es como compatibilizar las exigencias de reducción del déficit público que vienen de Bruselas, con el desapalancamiento de los agentes privados, sin provocar una fuerte recesión.

Comentarios

Ramon M 10 Abril 2012 - 18:50

Hace tiempo que comentamos el caso de Japon y el paralelismo con España, la recesión de balance, los bancos zombies, el desapalancamiento, la contraccion del credito a las pymes,,,,pero Japón es un país con fuerte inversión en I+D, universidades con enlaces con empresas, es un pais mas unido…y encima tienen su moneda soberana y su burbuja fue menor que la “española”
Quizas con una devaluacion fiscal, subida de IVA y bajada de costes a empresas…. quizás con incentivos hacia las empresas innovadoras como se hizo en Finlandia en su crisis, quizás….

Carlos de Andrés 11 Abril 2012 - 20:17

Hoy en El Economista ( http://www.eleconomista.es/economia/noticias/3885703/04/12/Stiglitz-advierte-contra-sobredosis-de-ahorro-en-Europa.html) Joseph Stiglitz, Nobel de Economía, menciona algo similar sobre el gasto público, aludiendo que es precisamente en estos momentos cuando desaconseja reducir el Gasto Público.

Carlos

JAVIER COCA 11 Abril 2012 - 20:33

Para los entendidos en economia a ver si me podeis solventar esta duda:

El gráfico compara la inversión con el ahorro y cuadra la diferencia contra un incremento de la deuda. y los gastos es decir el consumo tb se financia entonces con más deuda ya que el ahorro se lo han comido las inversiones??

Creo que con Japon pasa todo lo contrario que su ahorro interno financia las inversiones, el consumo y parte de la inversión en el extranjero??

Entoces ambos modelos con estructuras tan distintas y perspectivas de recesión a L/P o en su caso M/P

Es correcto lo que comento?

Muchas gracias

Pablo Vilá Garrido 12 Abril 2012 - 12:50

Respecto a las necesidades de menor financiación, esto se debe porqué baja la inversión? o porqué el país genera internamente recursos suficientes para financiarse?? Entiendo que la notoria bajada en los niveles de inversión producen menores necesidades de financiación. Deberíamos intentar atraer flujo de capitales extranjeros que inviertan en proyectos y en desarrollo, como menciona Ramón, necesitamos incrementar los flujos en I+D.

Con respecto a los agentes privados, los hogares invierten menos por la crudeza e impacto de la recesión como también por la falta de confianza que genera esta situación, lógicamente que es bueno adaptarse a los nuevos tiempos y que la gente entienda que no se puede vivir por encima de sus posibilidades, pero al mismo tiempo, no deberíamos fomentar la inversión por parte de las empresas e intentar que el crédito vuelva a fluir. No habría que demandar a las instituciones financieras que suelten su stock inmobiliario, que bajen los precios de los mismos, atraer inversión en viviendas vacacionales en la costa del mediterraneo. Hay que intentar fomentar la actividad económica por algún lado, porque si no lo hacemos la situación empeorara antes de mejorar.

María del Mar Val 13 Abril 2012 - 19:11

‘An overdose of pain in Spain’:
http://www.nytimes.com/2012/04/13/opinion/an-overdose-of-pain-for-spain.html?_r=1&hp
Contracción del PIB, objetivos de déficit inalcanzables, desempleo, endeudamiento de los agentes privados, problemas en los mercados de deuda…
Saludos.

[…] por cuenta corriente es idéntico al exceso de inversión doméstica sobre el ahorro nacional.  España incurrió en unas necesidades de financiación externas del 3,4% del PIB durante 2011 (varia… Por eso a 31 de diciembre de 2011, la posición deudora neta frente al resto del mundo aumentó y […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar