25
Abr

España: la mejora de la competitividad, clave para salir de la crisis

Escrito el 25 abril 2012 por José Ramón Diez Guijarro en Economía española

La corrección de los elevados desequilibrios acumulados durante la anterior fase expansiva es condición necesaria para salir de la crisis y sentar las bases de un crecimiento sólido y sostenido en el medio plazo.

Estos desequilibrios se reflejan en (i) la excesiva concentración de recursos en el sector inmobiliario, (ii) el elevado endeudamiento del sector privado y (iii) la prolongada pérdida de competitividad, que, fruto de los aumentos de costes y precios superiores a los nuestros socios y del escaso dinamismo de la productividad, se tradujo en un elevado déficit exterior y en un continuado aumento de la deuda externa.

Mejora de la competitividad

Precisamente este último, el deterioro de la competitividad, es uno de los desequilibrios que está mostrando una mayor corrección, lo que se concreta en las claras señales de mejora en la balanza con el exterior o en el creciente proceso de apertura de las empresas españolas. En este sentido, además, ante la debilidad de la demanda procedente de nuestros mercados tradicionales, cada vez son más las empresas, y de más sectores, las que aumentan su presencia en el exterior.

En un contexto de extrema debilidad de la demanda interna, dado el necesario proceso de desapalancamiento público y privado, la demanda externa debe erigirse en el motor de la recuperación. Para ello es fundamental mejorar la dañada competitividad exterior de la economía (en términos del tipo de cambio efectivo real la pérdida acumulada en el periodo 1994-2008 superó el 20%, desde entonces apenas se ha recuperado un 5%) y, con ello, el potencial de crecimiento, lo que contribuirá a una salida más dinámica de la crisis. Diversos indicadores muestran que, desde que arrancó la actual crisis, se está empezando a avanzar en la recuperación de nuestra capacidad competitiva:

1) Al margen del componente energético o factores exógenos como subidas impositivas, las presiones inflacionistas están disminuyendo: la tasa subyacente se sitúa en torno al 1% y el diferencial con la UEM se ha recortado drásticamente hasta niveles negativos (-0,9 pp en términos del índice general y -0,7 pp del subyacente, con datos del pasado mes de marzo).

2) Desde la óptica del déficit por cuenta corriente, se ha producido una significativa corrección, mucho más intensa que en los países de nuestro entorno. Así, desde 2007 este desequilibrio se ha recortado un 64,1% (6,5 puntos de PIB) hasta el 3,5% del PIB, el más bajo en ocho años. Por tanto, hemos disminuido de forma muy apreciable nuestra necesidad de financiación externa y, por tanto, nuestra brecha entre ahorro e inversión interna. Probablemente, a finales de 2013 nuestro déficit de balanza por cuenta corriente se podrá situar por debajo del 1%, aunque el objetivo debe ser alcanzar superávits, al menos hasta que mejore la restricción financiera externa.

Es importante destacar que la balanza comercial también ha reducido sensiblemente su saldo negativo, fundamentalmente el componente no energético, cuya intensa corrección compensó el deterioro del déficit energético:

– En este sentido, el déficit no energético se encuentra en mínimos históricos (apenas 5.000 millones de euros en 2011, en contraste con los 65.000 millones de 2007) y la tasa de cobertura sin energía alcanza máximos de los últimos 25 años, muy cerca del 100%.

– Por su parte, el pasado año España registró el primer superávit comercial con la UE, que absorbe las dos terceras partes de nuestras exportaciones y casi el 53% de nuestras importaciones.

En cuanto a la balanza de servicios, al tradicional superávit del turismo se añade, desde 2010, un superávit creciente en los servicios no turísticos (3.400 millones de euros en 2011).

3) Además, las exportaciones de España han sufrido una menor pérdida en su cuota de mercado que las de otros países como Estados Unidos o Francia, tanto en términos de mercancías como de servicios comerciales.

4) Finalmente, la mejora de la competitividad exige también moderar el avance de los costes internos. En este sentido, desde 2008 los costes laborales unitarios se han reducido un 7%, en contraste con los aumentos registrados en Alemania, Francia, Italia o Irlanda.

Por tanto, no todo son noticias negativas. Poco a poco nuestro país va reduciendo algunos de los más importantes desequilibrios que se acumularon en la anterior etapa expansiva. El coste está siendo muy alto, pero junto a las reformas de oferta es la clave para recuperar el crecimiento potencial perdido.

Comentarios

Abogados gestión patrimonial 24 abril 2012 - 15:15

Muy interesante artículo y muy bien explicado.

Cristian Barquero 24 abril 2012 - 23:45

Pero todo y así no le veo una solución a corto plazo a nuestro problema.
Yo profundamente creo que nunca vamos a estar igual que antes, que era viva la pepa y que queda una década para empezar a ver una recuperación. Creo sinceramente que aun queda mucho por destruir…. Y mucha miseria por ver…

Cristian Barquero
Mi Vida es Dulce

Rafael Pampillón 25 abril 2012 - 09:41

Tomás Mancha me envía este comentario por mail:
Me parecen acertados tus comentarios. Lo peor es que nuestros salarios tienen que caer todavía un poco más. Haciendo unos cálculos a ojo de buen cubero, sin ninguna precisión, nuestra “devaluación imposible” tiene que ser un recorte del orden del 25-30 % de pérdida de poder adquisitivo. Con arrreglo a los datos que calculas vamos en el camino correcto, pero todavía nos queda apretarnos el cinturón una poco más,

Esto es lo que Rajoy no se atreve, ni ninguno de sus ministros económicos, a decir claramente y salen los “bárbaros” del PSOE diciendo que la gente tiene que echarse a la calle….si ellos hubieran hecho las cosas bien la herencia hubiera sido más llevadera para todos y el ajuste más suave, pero Zapatero tardó dos años en caerse del caballo -como San Pablo- y en reconvertirse ” a su manera” por supuesto.

En fin, lamentarse no sirve de nada ahora así que a tratar de soportar la cruz del ajuste, que para eso todavía está la cuaresma cercana.

Rafael Pampillón 25 abril 2012 - 09:43

José Andrés Fernanadez Cornejo me envía por mail este comentario:
Pues sí. Se agradecen estos soplos de optimismo. Vaya semana que lleva la economía española.

María Alfaro 25 abril 2012 - 16:23

Está claro que para incrementar la competitividad en España, tenemos que ponernos todos manos a la obra. No estaría de más empezar por suprimir las autonomías, la seguridad social a cuenta de la empresa (se lo explicas a un inglés o un americano y alucinan), fomentar el trabajo por objetivos y sueldos en proporción a estos en vez de subidas en función del IPC (se verían reducidas las bajas, y los calienta sillas), bajada de sueldos para ajustarlos a la productividad, etc. En resumen, medidas muy poco populares pero que son necesarias para poder salir a flote.

El reto: hacer entender al groso de la población española que esto es “hambre” para hoy y pan para mañana y que seguir viviendo por encima de nuestras posibilidades es el verdadero drama. Ya no vale vivir del cuento…

Una reflexión: con un ajuste real de los sueldos a la productividad y por tanto a la realidad, quizás haya más posibilidades de empleo y por ende, menos parados… así que menos “salir a la calle” y más aplicarse el cuento. Aún así, la prueba de que el Gobierno lo hace bien seguirá siendo que España entera salga a manifestarse a la calle. Eso querrá decir que por fin, se está haciendo algo.

Luis Medrano 26 abril 2012 - 08:39

Comparto totalmente la visión de María, y creo que sería muy importante hacer recortes, sobre todo, en el sector público. La realidad de tanto sector público (Comunidades Autónomas, Diputaciones, Ayuntamientos, etc) es del todo insostenible. En España la administración pública vive en un mundo de alegría en el gasto en el que no prima, en absoluto, la productividad.
Trabajo en contacto directo con funcionarios, y todos los días compruebo lo triste que es para todos los contribuyentes el sostener tal número de “trabajadores” improductivos que en cualquier empresa privada, en la que priman los objetivos y los resultados, gran parte de ellos estarían en la calle. Lo triste es que es un cáncer del todo incurable.
Al menos debemos ser conscientes de la realidad en la que vivimos…

Luis Medrano 26 abril 2012 - 08:39

Comparto totalmente la visión de María, y creo que sería muy importante hacer recortes, sobre todo, en el sector público. La realidad de tanto sector público (Comunidades Autónomas, Diputaciones, Ayuntamientos, etc) es del todo insostenible. En España la administración pública vive en un mundo de alegría en el gasto en el que no prima, en absoluto, la productividad.
Trabajo en contacto directo con funcionarios, y todos los días compruebo lo triste que es para todos los contribuyentes el sostener tal número de “trabajadores” improductivos que en cualquier empresa privada, en la que priman los objetivos y los resultados, gran parte de ellos estarían en la calle. Lo triste es que es un cáncer del todo incurable.
Al menos debemos ser conscientes de la realidad en la que vivimos…

Joaquín Pérez Juan 26 abril 2012 - 11:53

Luis y Maria, estoy de acuerdo con vosotros en que tenemos un problema en nuestro sector público, que hay muchos sueldos que son prescindibles y que se podría optimizar mucho al sistema. De hecho creo que es necesario. Y también veo necesario y no tenemos que olvidar que debemos comenzar a ver a largo plazo y fomentar la innovación, creación de nuevos productos con el objetivo de fomentar la exportación de productos españoles y fomentar i+D, tal y como se está haciendo, por ejemplo, en Israel. Se que en estos tiempos es muy difícil tener en cuenta estos puntos cuando los problemas que se ven a pie de calle son otros. Pero hay que ver más allá y comenzar a sembrar para el futuro. Está claro que la crisis que estamos pasando permite al gobierno poder aplicar medidas no populares, pero necesarias si queremos salir de esta. De acuerdo a que los últimos años pasados no van a volver. Esperemos que así sea porque la factura que nos ha pasado ha sido mucho peor que el crecimiento que hubo en su día.

Álvaro Rico 27 abril 2012 - 14:06

Completamente de acuerdo con Luis en el tema de funcionarios. No puede ser que haya tantos cargos públicos, algunos con sueldos tan altos que estén aumentando el Gasto Público. Cualquier tipo de reforma que se lleve a cabo en estos días va a resultar impopular. Pero para salir adelante va a haber que poner todos de nuestro lado. Quizá bien es cierto como dijo usted en clase el otro día, el haber subido el IVA (a pesar de que este gobierno dijo que no lo haría) hubiera sido una buena solución y una manera rápida de obtener una recaudación. Pero el caso es que de una manera u otra, y empezando por cortar con el gasto público y aumentar los ingresos, el día que todo vuelva a la normalidad debemos reflexionar profundamente e intentar cambiar el modo de vida que tenemos y por el cual nos ven en Europa, para convertirnos en una nación trabajadora.
Me chocó ayer en la charla sobre Japón, que entre las 10 palabras favoritas de los japoneses están “Perseverancia” y “Esfuerzo”. Da un poco a entender la visión que se tiene de ese país. En cambio, a nosotros se nos conoce por ser uno de los miembros de esos países conocidos por PIGS (Portugal, Italia, Grecia, Spain) en el cual nos pasamos el día de siesta y bailando flamenco.
Es el turno de los jóvenes como nosotros, para cambiar ese pensamiento y esa visión que de nosotros se tiene en el exterior. Gente más preparada, más formada, que ha viajado y ha estudiado fuera, y que sino se quedan a vivir en otros países debido a la situación actual, sin duda impulsarán la economía del nuestro. O al menos ese es mi deseo.

[…] Los datos publicados y comentados en este blog por José Ramón, muestran una mejora en la competiti…. A ello se une la mejora de la balanza de royalties, la de bienes de equipo y la de productos de alta tecnología. […]

[…] signos de recuperación: aumento de las exportaciones de bienes y servicios, mantenimiento de la cuota en las exportaciones mundiales (mientras que Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, […]

Brian Sanz Aubert 30 abril 2012 - 16:22

Estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas que comentais. Lo que me parece más importante así como más difícil es realizar ajustes que tengan una repercusión lo más inmediata posible ya que la situación se hace insostenible, sobretodo en el todavía creciente número de desempleados en España.

Las últimas medidas tomadas para facilitar EREs y despidos improcedentes a menor coste, aunque positivos para la productividad y competencia de cara al exterior, contribuyen en el corto plazo al mal estar económico-fiscal del país. Es por ello que considero indispensable tomar medidas combinadas que tengan efectos inmediatos, y si esto pasa por subir el IVA como comentaba el profesor y como bien recogía Álvaro, habrá que aceptarlo.

Por último, sobre el ahorro de gasto público totalmente de acuerdo, con la exepción de que eliminar las autonomías como alguien comentaba me parece del todo imposible y está en contra de la constitución, por lo que querer convertirlo en un sistema centralizado como podría ser Francia me parece del todo inviable. Otro asunto bien distinto es el eliminar duplicidades tales como ayuntamientos y municipos como bien indicaba Luis. En ese sentido hay que recortar todo lo posible.

Salva Medina 2 mayo 2012 - 17:11

Creo que es una postura acertada el intentar corregir los elevados desajustes que ha sufrido nuestra economía durante los últimos años, pero me parece que la senda que estamos llevando no es del todo adecuada o por lo menos esa es la sensación que nuestros representantes políticos nos están haciendo ver. Es fundamental generar confianza, pero no solo externamente como se están empeñando en hacernos ver, si no también internamente. Tenemos que ser conscientes de los grandes logros que hemos conseguido para poder afrontar el futuro. Tenemos grandes empresas reconocidas a nivel mundial, como es el caso de Inditex, tenemos sectores estables como el turismo y sobre todo tenemos porque lo hemos demostrado, la capacidad de salir de situaciones adversas.

Aunque la demanda externa deba erigirse como el motor de la recuperación, considero fundamental que no solamente nos limitemos a realizar recortes y ajustes presupuestarios, porque si no reactivamos la economía interna y el consumo, cada ver será más difícil que nuestro mayor tejido empresarial, las pequeñas y medianas empresas, puedan afrontar la situación actual y ser capaces de sortear una crisis que, tarde o temprano, dará paso a una situación más estable.

Pedro Lasanta 3 mayo 2012 - 16:46

España mejora en competitividad y la demanda externa ha de ser el motor de la recuperación, pero mi pregunta es ¿será sufuciente tan solo con la demanda externa?
La demanda interna ha caído en picado y creo que también es factor muy importante para la recuperación, pero el equilibrio necesario parece que no se consigue, oímos todos los días como hay que apretarse el cinturón y entender los recortes, pero resulta que todo sube, los sueldos se congelan o bajan y no hay forma de que el consumo interno se reactive.
Este mes me ha tocado sufrir una subida del 12% en los billetes del AVE subida que se ha acumulado a la del IBI, impuestos municipales, transporte de metro , seguros, carburante y un largo etc que parece se va a poducir, copago por las medicinas, por las consultas medicas, universidad, peajes en las carreteras, luz ,que poco a poco nos va “casi obligando” a ir del trabajo a casa y del casa al trabajo porque la capacidad de consumo o poder adquisitivo ha bajado o esta bajando muchísimo lo que impide reactivar el consumo interno y por ende la desaparición de muchas pequeñas y medianas empresas que casualmente son el 90% del tejido empresarial de España, cientos de miles de puestos de trabajo perdidos y difícilmente racuperables ya solo falta que empiecen a cobrar por el aire que respiramos.
Estoy completamente de acuerdo con la gran mayoria de los recortes y si hay que apretarse el cinturon,se aprieta, eso sí, nos lo apretamos todos pero esta deplorable clase politica española sigue viviendo como si esta crisis no fuese con ellos manteniendo todos sus privilegios y sin realizar los cambios mas importantes que necesita este pais que son los que ha comentado Maria y con los que estoy totalmente de acuerdo.
Hace falta mano dura y el gobierno actual esta imponiendo mano templada y tarde, como ya dijo el ministro Luis De Guindos “como vengan otros ha hacer los ajustes nos vamos a enterar”, que es precisamente lo que necesitamos,fuera autonomias, diputaciones, duplicidades, fusion de ayuntamientos y despido de funcionarios, pero no creo que en este pais ningun politico tenga lo que hay que tener para llevarlo a cabo.
En mi opinion mientras que en este pais la politica sea un medio de vida en lugar de un medio para mejorar tu pais todo se volverá a repetir tarde o temprano y en el camino siempre pagarán los mismos.

[…] del sector exterior para una posible recuperación de la economía española (ver, por ejemplo aquí). Con la demanda interior estancada y el gasto público en retroceso, la internacionalización de […]

Joaquin Villanueva MBAP 2013 27 mayo 2012 - 21:28

La globalización nos empujó a la competencia mundial y qué difícil es competir contra todos. Sobre todo contra los países emergentes. Yo me pregunto: ¿Cómo se puede competir con países como China con costos laborales mucho más bajos? Pues imposible pero hay que intentarlo.
En ese sentido España está haciendo progresos muy significativos. Como no podemos devaluar nuestra peseta pues devaluamos lo que podemos: los salarios. Nuestras empresas están saliendo al exterior de manera masiva. No solo las grandes multinacionales españolas sino también las medianas y pequeñas. Además, nuestras exportaciones se comportan bien y nuestro déficit comercial se corrige con lo cual nuestras necesidades de financiación exterior disminuyen. El motor de crecimiento tiene que ser el mercado exterior ya que el interior esta bajo mínimos.
Bueno, que estamos haciendo progresos y poniendo las bases para el crecimiento futuro.
El problema es que nos echen una mano en las próximas semanas. De otra manera estas bases no servirán de nada porque estaremos quebrados e intervenidos. De ahí la urgente capitalización de la banca española por parte del Fondo Europeo de Rescate o la compra de bonos españoles por el BCE u otras ayudas por parte de ese banco central.

Billete ave 14 junio 2016 - 23:37

No hay que perder de vista la infrautilizacion de los corredores de ferrocarril sobre todo en lo que respecta al tráfico de mercancías, muy por debajo de la media europea

Billete ave 14 junio 2016 - 23:42

No hay que perder de vista la infrautilizacion de los corredores de ferrocarril sobre todo en lo que respecta al tráfico de mercancías, muy por debajo de la media europea Billete AVE

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar