31
Mar

La partida sigue su curso en Europa y, aunque todos vamos en el mismo barco, es importante no situarse en el centro de la diana. Es decir, importa tanto la valoración absoluta del riesgo, como la posición relativa que ocupamos en cada momento.

En este sentido, no son buenas noticias que la prima de riesgo de España haya vuelto a situarse por encima de la italiana por primera vez en muchos meses (365 frente a 340 puntos básicos), pese a que estamos muy lejos de los máximos del año pasado (470 puntos básicos). Además, mientras nuestro spread ha aumentado desde principios de año en 39 puntos básicos, el italiano se ha visto rebajado en 188 puntos básicos (200 p.b. en el caso de la portuguesa).

A primera vista, el que nuestro coste de financiación supere al de Italia en 0,25 p.p. no parece algo demasiado importante, pero ya hemos visto lo que supone estar los primeros de la lista de cara a la acorazada mediática anglosajona, alimentada por analistas “independientes” y por alguna declaración “casual” de políticos italianos.

Teniendo en cuenta que en las reformas italiana hay mucho ruido y no tantas nueces y que, comparativamente nuestro esfuerzo de ajuste fiscal (a la espera de las noticias de hoy a mediodía) y la amplitud y alcance de las reformas estructurales (sólo hay que comparar las del mercado laboral) son muy superiores a las realizadas en el país transalpino, una vez más parece que nuestros vecinos del sur de Europa “venden” mejor sus productos.

Sólo algún dato más para adornar lo anterior: nuestro déficit de la balanza por cuenta corriente a finales de este año se habrá reducido hasta niveles cercanos en torno al 2% del PIB (10% en 2007), cuando el italiano aumentó en el mismo período de tiempo del 3% al 4% y nuestros costes laborales unitarios se han reducido un 6% desde 2008, frente a un aumento del 1% en Italia. Sin hablar del diferencial de crecimiento de los últimos 15 años.

Por tanto, en los próximos días va a ser muy importante el “marketing” que realicen las autoridades económicas españolas del programa de ajuste que implicará la publicación de los Presupuestos Generales del Estado. Con una estrategia adecuada de comunicación, si la señal de austeridad fiscal es contundente, se van a poner en valor todas las reformas realizadas hasta la fecha.

Todos somos conscientes de que alcanzar el 5,3% o, incluso, el 5,8% de déficit público este año va a ser muy difícil, pero la solvencia es una carrera de fondo (no un “sprint). La clave además de fijar objetivos ambiciosos y creíbles es alcanzar una combinación óptima de austeridad y crecimiento, algo que tienen claros los mercados. Y, sobre todo, hay que procurar vender bien el producto.

Comentarios

juan aspas 2 Abril 2012 - 09:26

José Ramón. ¡Es un post brillante,una reflexión brillante!. Estoy de acuerdo y completo con una reflexión personal. Creo que paises europeos como Francia e Italia nos levan ventaja de marketing no solo en el campo de la política sino también en el campo de los negocios. Que tomemos nota en el IE para afinar en esta formación…

Eva 4 Abril 2012 - 14:51

En mi opinión, y de acuerdo con el comentario y el post, España, además de por la situación economica que atraviesa tiene la asignatura de Marketing pendiente.
Esto es solo una muestra más de que no solo vale hacer las cosas bien, sino que hay que saber venderlas… es necesario dar soluciones económicas, pero tambien dar importancia al “Made in Spain” y ser conscientes de cual es la imagen tiene España…
Desde mi punto de vista, e invito a la reflexión, la asignatura pendiente de España es estar en el sitio que nos corresponde y vender lo que hacemos bien en lugar de quedarnos y conformarnos con la imagen que tenemos y que por desgracia aun mantenemos en las portadas de muchas guias de viajes….

Valentín Canales 22 Abril 2012 - 22:14

Buenas noches,

A la vista de la diferencia en cuanto a la dureza de los ajustes llevados a cabo por España e Italia, no debería estar en estos momentos España “en el centro de la diana” de los mercados. En mi opinión, es un grave problema de comunicación de las reformas y ajustes, sin la claridad y contundencia suficientes o demorada excesivamente en el tiempo, como con la publicación de los Presupuestos Generales del Estado.

Para cambiar esta situación, creo que desde el gobierno deberían ser conscientes de la necesidad de mandar un mensaje único y claro, que no deje lugar a interpretaciones, y también responder con datos,hechos y dureza a los ataques o declaraciones “sin intención” lanzados desde el exterior, tanto de políticos italianos o de medios anglosajones a los que no les importaría acabar con el proyecto del euro.

Así mismo, relacionado con el tema del “marketing” en política económica y las elecciones francesas, quería plantear la siguiente pregunta:
¿Es previsible que cambie el discurso del gobierno español, en cuanto a la necesidad de promover más el crecimiento y menos la austeridad, con la posible llegada del socialista Hollande a la presidencia de Francia de forma que puedan presionar más a Alemania?

Luis Medrano 25 Abril 2012 - 20:34

Comparto las opiniones descritas anteriormente, si bien es cierto no tengo tan claro que, aunque todos vamos en el mismo barco, estemos remando en la misma dirección, esto es en la dirección del sacrificio y la austeridad.
El hecho de que tengamos 17 comunidades autónomas de las cuales algunas de ellas va por libre y no terminar de aceptar el control del déficit que exige el gobierno y la situación de crisis actual y cuyas reivindicaciones van más allá de lo estrictamente económico. Está claro que para vender bien esto de cara al exterior hay que tener una estrategia de marketing muy bien definida.
Tampoco creo que ayude la labor de la oposición que busca más rendimientos políticos propios que la unidad como nación despreciando las reformas impulsadas por el gobierno. Es evidente que esto no ayuda para nada a la imagen que se proyecta al exterior.
En definitiva la labor de venta y marketing de las actuaciones impulsadas de cara al exterior son imprescindibles pero también hay que ser realistas con la realidad de nuestro país.

Jose 18 Julio 2015 - 16:31

Me gusta mucho el artículo la verdad. La política económica a priori no tiene porque tener un pilar en el marketing, pero leyendo tu artículo me ha hecho abrir un poco más los ojos.
Google

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar