15
Mar

El IVA ¿es un impuesto “injusto”?

Escrito el 15 marzo 2012 por Valentín Bote en Economía española, Política fiscal

Probablemente nadie en España desconozca a estas alturas que pese al intenso ajuste presupuestario que el nuevo Gobierno se ha visto obligado a realizar, desde la UE se nos ha impuesto un ajuste adicional de cinco décimas del PIB, para reducir el déficit este año desde el 5,8% al 5,3%. Dicho ajuste equivale a unos 5.000 millones de euros.

La pregunta inmediata que surge en la mente de todos es cómo realizar este nuevo ajuste, si subiendo impuestos o recortando el gasto, o ambas cosas (que parece lo más probable). Hoy no quería entrar en dicho debate –ese problema queda en manos de los responsables del Gobierno-, pero sí poner de manifiesto mi sorpresa –y estupefacción- por algunas cosas que he escuchado en estos días sobre los impuestos, en relación con el mencionado ajuste.

La cuestión es que hemos escuchado que hay un “impuesto injusto”, el IVA. Cuando yo estudiaba Hacienda Pública recuerdo que nos definían los impuestos como “exacciones coactivas y sin contraprestación…”, lo que ya de por sí sonaba bastante “injusto” si se me permite el comentario. Pero de lo que ahora se discute es otra cosa: en palabras tanto de miembros del Gobierno como de la oposición, se considera que el IVA es injusto porque no es progresivo, mientras que otras figuras impositivas –como el IRPF- son “justas” porque son progresivas.

 

Este debate me parece perverso por muchas razones, que seguro que no soy capaz de reproducir aquí. Pero las que de manera más inmediata me vienen a la mente son las siguientes: no creo que sea más “justo” coaccionar al que más tiene que al que menos tiene, puesto que la agresión que supone la coacción ya es una injusticia en sí misma.

En segundo lugar, es un error monumental pensar que todas las actuaciones fiscales tienen que ser progresivas. La fiscalidad pretende generar una recaudación para acometer una serie de gastos desde el sector público y dicha fiscalidad tiene como uno de sus objetivos fundamentales intentar ser lo menos distorsionadora posible de la actividad económica. Y no es nada obvio que subir el IRPF distorsione menos que subir el IVA. De hecho, internacionalmente está contrastado el fenómeno contrario.

Y finalmente, detrás de la progresividad subyace un elemento redistribuidor de la renta. Pero la redistribución de la renta se consigue de manera mucho más eficaz a través del gasto, y no a través de los impuestos. Lo coherente es obtener una recaudación por la vía menos distorsionadora posible de la actividad económica -aunque sea recurriendo a impuestos “injustos”- y utilizar dichos recursos para una política de gasto redistribuidora socialmente aceptada.

En definitiva, me temo que asistiremos estos días a un triste debate en el que la oposición preguntará –ya lo ha hecho- al Gobierno si pretende subir el IVA y se responderá que no, que no se elevará un impuesto tan “injusto”. Pobre IVA, ¡le tocó el descrédito cuando todos los impuestos tienen su dosis de injusticia!

Tabla: Tipos IVA  (en algunos países de la Unión Europea)

Alemania  19%

Austria      20 %

Bélgica    21 %

Dinamarca  25%

España     18%

Finlandia   23%

Francia     21,2 %

Grecia      23 %

Irlanda     21%

Italia       21%

Portugal  23%

Reino Unido  20%

Suecia  25 %

Comentarios

Daniel Mendoza N7 IE 15 marzo 2012 - 23:51

Sin entrar en el debate sobre la conveniencia de que los impuestos sean o no progresivos, asumo que el IVA al ser un impuesto ligado al consumo, se comporta de manera proporcional a la magnitud del gasto en que incurre cada consumidor, y por lo tanto, se distribuye proporcionalmente a la capacidad de gasto.
Si el objetivo es recaudar mayores fondos, este impuesto aporta a dicho objetivo. Si se requiere además que sea equitativo, al estar ligado a la magnitud de consumo se comporta también de manera progresiva.

Carlos 16 marzo 2012 - 14:39

Completamente de acuerdo, además, hay que recordar que los bienes de primera necesidad como alimentos, medicinas, etc… cuentan con un tipo reducido, por tanto, la mayor parte de la recaudación viene de otro tipo de bienes de los cuales se puede prescindir si la economía familiar no va bien.

luis ontoria 17 marzo 2012 - 12:28

Los bienes de primera necesidad debieran estar exentos de fiscalidad. Eso incluye la primera vivienda. A partir de ahí, gravámenes progresivos con propósito redistributivo, como marca la Constitución.

(art. 31 “ Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que en ningún caso tengan carácter confiscatorio”.)

Abel 18 marzo 2012 - 16:57

Doy por sentado que el Gobierno subirá el IVA a finales de Marzo, al 21 o 23%, cosa injusta cuando estamos pagando ya muchos impuesto sin tener una calidad de vida como los de Finlandia. Lo que están haciendo es tan injusto!

http://www.formacion-profesional-a-distancia.com/

juan aspas 20 marzo 2012 - 10:28

Cogiendo una idea que ha lanzado Abel…””estamos pagando ya muchos impuestos”. Yo creo que debate de lo “injusto” del IVA no debe estar en su progresividad porque yo también creo que es un debate “peligroso” y no merece la pena. Lo “injusto” del impuesto es un tema ÉTICO. El IVA es un impuesto que tienes que pagar después de haber pagado “religiosamente” tus impuestos, tu IRPF. El estado te graba por consumir, por comprar para comer, el pan y resto de compras….Aparte, penaliza el consumo. Creo que es un impuesto que debería tender a desaparecer. ¡¡¡¡¡¡Los impuesto se deben pagar en el IRPF (si eliminamos el IVA y pagamos en renta ya está resuelto el tema del debate por progresividad)!!!!!

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar