7
mar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arriba aparece el cuadro macroeconómico de España que servirá de base para  la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (actualmente prorrogados) de 2012 y que previsiblemente aprobará el Gobierno el 30 de marzo.

Recesión y paro

Las nuevas estimaciones presentadas por el Gobierno español, cuadro macreconómico, contemplan una contracción económica este año del 1,7 por ciento y una tasa de desempleo del 24,3 por ciento, es decir, más de 5.600.000 desempleados en 2012. Si observas el cuadro de arriba verás que se contraen el consumo público y privado y la inversión, tanto en construcción como en bienes de equipo. Sólo la demanda externa (aumento de las exportaciones y caída de la importaciones) dan un pequeño respiro a nuestra economía.

La demanda externa contribuye al crecimiento del PIB en un 2,9%, mientras que la demanda interna se contrae un 4,6%.

Déficit público

La meta de déficit presupuestrio que propone el Gobierno para este año es del 5,8% del PIB, superior al 4,4% pactado con Bruselas. El gobierno de España espera que la Comisión Europea flexibilice su postura y acepte ese 5,8%. Países como Suecia y Finlandia, así como varias instituciones comunitarias, se han opuesto a flexibilizar estas metas.

 

¿Puede España caer en una depresión?

Desde mi punto de vista la Comisión Europea debe reconsiderar sus exigencias y extender el proceso de reducción del déficit hasta 2015.

España no puede soportar un proceso de ajuste fiscal que deprima aún más la economía. Alcanzar el objetivo de déficit del 4,4% del PIB para este año, tal como mantiene la Comisión, supondría que se producirán nuevos recortes en la demanda interna (consumo privado y consumo público; inversión pública y privada) que sólo pueden tener como resultado acelerar el proceso depresivo que ya está viviendo la economía española.

¿Debería la Comisión Europea relajar el objetivo del déficit público para España?

Sponsorized by:
Volvo-Economy

Comentarios

Javier Lusquiños 2 marzo 2012 - 23:04

La única esperanza es que como dicen los que analizan series bursatiles de precios, la formación de un doble suelo, anticipa un crecimiento rápido y un cambio de tendencia, aunque por el gráfico hasta 2013 – 2014 no cabe esperar nada en este mercado.

Javier Lusquiños 4 marzo 2012 - 00:45

Yo creo que el gobierno para hacer este importante desmarque de lo que le marcaban desde Europa, ha tenido que comunicar dos elementos a sus socios:

Uno convencer a los socios europeos de que lo realmente importante es la trayectoria, en crear una dinámica adecuada de reducción del déficit. Pasar del 8,51% al 5,8% supone reducirlo en un 35%, lo cual dentro de un entorno de fuerte recesión, es una propuesta acertada en si misma. Mas reducción pondría en peligro, si es que no lo pone en si mismo, la reducción de tejido productivo que va a ser necesaria cuando el entorno internacional empieza a tirar, y podamos acoplarnos a una senda de crecimiento.

Otro aspecto que han tenido que trasladar y que realmente preocupa en pasa por los términos cualitativos de esa reducción, es decir lo que llaman el déficit estructural, y desde luego ahí el gobierno, al que parece que esta primera medida ha tenido cierta benevolencia de Europa, si va a tener que hacer bien los deberes y acometer medidas para adelgazar la estructura a medio plazo de las administraciones públicas ( empresas públicas, comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos) . Estas medidas en el fondo serán más importantes y quizás importen mas en Europa que la lucha por decimas arriba o abajo que en un entorno de recesión son difíciles realmente de calibrar. Aquí la experiencia griega con promesas ( incumplidas) de reducciones espectaculares ( e imposibles) también deberían ser una enseñanza.

Las reformas estructurales que se están empezando a desplegar deben ir acompañadas de medidas de incentivo a la demanda, porque después de tantos años demandándolas, se corre el peligro de que por empezar a aplicarlas dentro de una coyuntura tan nefasta, se vean abocadas al fracaso, suponiendo esto un incremento en el pesimismo y la desazón.

Finalmente y a la vista de la nefasta gestión que se ha hecho dentro de la Unión Europea de la de la crisis en Grecia, y ante la manifiesta incapacidad de mecanismos ( por no decir talento) para resolver situaciones límites y sorpresivas como las de que menos de un 5% del PIB europeo ha llegado a poner el sistema monetario, quizás debería sondearse medidas preventivas para no tener que llegar a situaciones límites, y desde luego la asfixia no parece la mejor política preventiva.

Por último y quizás sea tema de otro apunte en el blog, dentro de Europa al mismo tiempo se debería demandar que aquellos países que tienen una situación más saneada en sus cuentas, desarrollen políticas de demanda que compensen y ayuden al conjunto de la unión a mejorar sus cifras de crecimiento. Alemania, Holanda e incluso Francia en año electoral podrían hacer más en este sentido.

F Javier Lusquiños 4 marzo 2012 - 00:47

Yo creo que el gobierno para hacer este importante desmarque de lo que le marcaban desde Europa, ha tenido que comunicar dos elementos a sus socios:

Uno convencer a los socios europeos de que lo realmente importante es la trayectoria, en crear una dinámica adecuada de reducción del déficit. Pasar del 8,51% al 5,8% supone reducirlo en un 35%, lo cual dentro de un entorno de fuerte recesión, es una propuesta acertada en si misma. Mas reducción pondría en peligro, si es que no lo pone en si mismo, la reducción de tejido productivo que va a ser necesaria cuando el entorno internacional empieza a tirar, y podamos acoplarnos a una senda de crecimiento.

Otro aspecto que han tenido que trasladar y que realmente preocupa en pasa por los términos cualitativos de esa reducción, es decir lo que llaman el déficit estructural, y desde luego ahí el gobierno, al que parece que esta primera medida ha tenido cierta benevolencia de Europa, si va a tener que hacer bien los deberes y acometer medidas para adelgazar la estructura a medio plazo de las administraciones públicas ( empresas públicas, comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos) . Estas medidas en el fondo serán más importantes y quizás importen mas en Europa que la lucha por decimas arriba o abajo que en un entorno de recesión son difíciles realmente de calibrar. Aquí la experiencia griega con promesas ( incumplidas) de reducciones espectaculares ( e imposibles) también deberían ser una enseñanza.

Las reformas estructurales que se están empezando a desplegar deben ir acompañadas de medidas de incentivo a la demanda, porque después de tantos años demandándolas, se corre el peligro de que por empezar a aplicarlas dentro de una coyuntura tan nefasta, se vean abocadas al fracaso, suponiendo esto un incremento en el pesimismo y la desazón.

Finalmente y a la vista de la nefasta gestión que se ha hecho dentro de la Unión Europea de la de la crisis en Grecia, y ante la manifiesta incapacidad de mecanismos ( por no decir talento) para resolver situaciones límites y sorpresivas como las de que menos de un 5% del PIB europeo ha llegado a poner el sistema monetario, quizás debería sondearse medidas preventivas para no tener que llegar a situaciones límites, y desde luego la asfixia no parece la mejor política preventiva.

Por último y quizás sea tema de otro apunte en el blog, dentro de Europa al mismo tiempo se debería demandar que aquellos países que tienen una situación más saneada en sus cuentas, desarrollen políticas de demanda que compensen y ayuden al conjunto de la unión a mejorar sus cifras de crecimiento. Alemania, Holanda e incluso Francia en año electoral podrían hacer más en este sentido.

Jorge 4 marzo 2012 - 01:20

¿Por qué no se aplica una política de demanda reduciendo la presión fiscal que tiene contraído el consumo? Lógicamente esto afectaría al Estado de Bienestar o como digo yo BienSeEstá. España es un país moderno pero culturalmente no es un país maduro que esté a la altura de un uso razonable de los servicios públicos. El inconsciente colectivo de las personas, consideran que las prestaciones por desempleo es un derecho y no se producen los incentivos para evitar que gran parte de esas personas no busquen un puesto de trabajo porque el diferencial no les compensa. ¿Por qué no explicar al contribuyente que pasaría de ganar 1.000e a 1.500e si las cargas son menores y ciertos servicios tiene un nivel menor? Por otro lado, es insostenible el estado autonómico y la duplicidad de las administraciones.

professional speechwriting 4 marzo 2012 - 08:37

Nice article and great knowledge. I love this story and enjoy with your words!
Thanks for sharing an amazing story.
Professional Speechwriting>/a>

Wei Huang 4 marzo 2012 - 19:52

Una reducción del 4,4% supondría más recortes, más desempleo y menos consumo, que llevaría a una contracción del mayor PIB y consecuentemente un crecimiento menor de la economía nacional, lo a su vez conlleva a más recortes y esperar a salir de la crisis mediante exportaciones o turismo exterior.

Como bien dice el profesor Pampillón se debería hacer una reducción del déficit escalonado para no estrangular y llevar a una mayor depresión al país, de la que tardaría aun más en recuperarse.

[...] que nuestro Gobierno tiene previsto un déficit global de las administraciones públicas al 5,8%. El profesor Pampillón ya plantea abiertamente que esta relajación en los límites del déficit es directa para España. No obstante, para [...]

[...] que nuestro Gobierno tiene previsto un déficit global de las administraciones públicas al 5,8%. El profesor Pampillón ya plantea abiertamente que esta relajación en los límites del déficit es directa para España. No obstante, para [...]

| Economy Weblog 13 marzo 2012 - 16:48

[...] extra de 5.000 millones de euros lo que significa que hay que seguir recortando el gasto público. Ya hemos señalado en este blog que España debe tener cuidado con los ajustes fiscales porque pued…. Alcanzar el objetivo de déficit del 5,3% del PIB para este año, tal como mantiene la Comisión, [...]

[...] que nuestro Gobierno tiene previsto un déficit global de las administraciones públicas al 5,8%. El profesor Pampillón ya plantea abiertamente que esta relajación en los límites del déficit es directa para [...]

mba admissions 29 marzo 2012 - 13:20

mba admissions…

Cuadro macroeconómico para elaborar los presupuestos de 2012. ¿Debería la Comisión Europea relajar el objetivo del déficit público? | Economy Weblog…

[...] el 20 septiembre 2012 por Rafael Pampillón en Economía española Ya hemos señalado en este blog que España debe tener cuidado con los ajustes fiscales porque pued…. Alcanzar el objetivo de déficit va a suponer, a corto plazo, caídas en la demanda interna [...]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar