15
Feb

Mejora la competitividad de la economía española.

Escrito el 15 Febrero 2012 por Rafael Pampillón en Economía española

Hoy el Instituto Nacional de Estadística español ha publicado la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC) en el mes de enero. El IPC descendió un 1,1% con respecto al mes anterior (diciembre de 2011), lo que ha permitido que la tasa de los últimos 12 meses se recortara en cuatro décimas situándose en el 2,0. Este buen dato queda engrandecido porque el diferencial de inflación con la Eurozona también se ha reducido en cuatro décimas (ver gráfico). Nuestros precios crecen a ritmos menores que la media de los países con los que competimos. Una buena noticia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Por qué la estabilidad de precios es buena para la economía?

Porque supone una ganancia de poder adquisitivo para los consumidores, a la vez que un aumento de competitividad para nuestras exportaciones dado que nuestros precios crecen menos que los de los países con los que competimos.

España necesita, ante el desplome de la demanda interna, crecer a través del aumento de las exportaciones de bienes y servicios. Una tendencia iniciada en 2008, que se ha fortalecido en 2010 y 2011, y que parece, a raiz del dato publicado hoy y de las previsiones para el resto del año (ver cuadro al final del texto), que se mantendrá a lo largo de 2012. La elevada capacidad de penetración y diversificación geográfica de las exportaciones españolas de bienes y servicios es un factor fundamental que nos permitirá, vía sector exterior, ir saliendo de la grave crisis que padecemos.

No podemos devaluar

Antes de que entrásemos en el euro en 1999, cuando perdíamos competitividad, debido a nuestra mayor inflación, podíamos devaluar la peseta pero desde entonces como ya que no tenemos la peseta para poder competir tenemos que reducir costes, también los laborales, y precios.

Ante la ausencia de política de tipo de cambio, el equilibrio exterior y la estabilidad de precios solo se pueden conseguir con políticas de estímulo a la competencia, reformas estructurales, movilidad de los factores, flexibilidad laboral, etc.

Controlar la inflación es muy importante para el crecimiento económico.

No se debe olvidar que un marco económico estable permite la creación de empresas y la erradicación del grave problema del desempleo que padecemos ya que favorece la inversión (impulsa el espíritu empresarial) y refuerza la competitividad de las empresas y el aumento de las exportaciones.

La estabilidad de precios es condición necesaria para seguir en el euro

Ahora que la Unión Monetaria Europea (UME) tiene trece años, tenemos suficiente experiencia para saber que cumplir con los criterios de estabilidad fijados en Maastricht es condición necesaria pero no suficiente para estar cómodamente en el euro. Hoy sabemos que probablemente fue un error admitir a Grecia y a Portugal en la UME. Algunos políticos italianos y franceses han considerado asimismo la posibilidad de que Italia se salga del euro y poder así devaluar su moneda ya que se trata de una economía que, como la española, tiene elevados niveles salariales y alta rigidez en el mercado laboral y en los precios que le lleva a generar inflación incluso durante las recesiones.

Que España reduzca su inflación, tal como ha informado hoy el INE es una buena noticia. La pertenencia al euro y tener menos inflación que la media de los de países de la Unión Monetaria supone una ganancia de competitividad. Una de las lecciones principales de estos 13 últimos años es que para que un país tenga éxito dentro del euro debe tener una economía estable (equilibrios fiscal y exterior e inflación baja)  y flexibilidad en sus mercados de trabajo, energía, y de bienes y servicios.

Presupuestos para 2012

Para ayudar a controlar la inflación el Congreso de los Diputados debería aprobar para 2012 unos presupuestos más equilibrados a la vez que se obligue a las Comunidades Autónomas y a los Municipios a reducir el gasto público. La otra posibilidad, impensable, es salirse del euro y así poder devaluar. O sumirse, durante años en un estancamiento económico con daños incalculables para nuestro futuro económico.

En resumen, el tirón de la demanda externa, suele ser condición necesaria en todo ciclo de recuperación. En otras expansiones conseguíamos revitalizar esa demanda externa vía devaluaciones y ahora lo estamos consiguiendo aunque mucho más lentamente a través de las reformas estructurales y la estabilidad de los precios.

Previsiones de inflación para 2012 (fuente: FUNCAS)

 

 

Sponsorized by:
Volvo-Economy

Comentarios

Juan Garza 16 Febrero 2012 - 11:40

España necesita, ante el desplome de la demanda interna, crecer a través del aumento de las exportaciones de bienes y servicios. Todo ello para salvaguardar las Divisas

Manuel Molina 16 Febrero 2012 - 14:56

Que aumente nuestra competitividad, mediante un menor crecimiento del IPC, es vital para el fomento de nuestras exportaciones…el problema está en que un aumento de la demanda de nuestros productos tendrá que ir acompañado de un crecimiento sostenido de la economía de nuestros compradores( fundamentalmente nuestros vecinos de la UE)….http://economy.blogs.ie.edu/archives/2012/01/la-economia-mundial-se-enfria-y-la-espanola-entra-en-recesion.php

Resumen del día 16 Febrero 2012 - 17:46

[…] Mejora la competitividad de la economía española […]

[…] con los que competimos. Una buena noticia.” Pues bien, a pesar de que como indicaba Rafael en su post del pasado miércoles nuestros precios vienen creciendo en los últimos meses a ritmos menores que […]

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar